Web de Metal HOLOCAUST – Elder Gods (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

HOLOCAUST – Elder Gods (2019)

by Vpower

Escocia
Nwobhm

01. Elder Gods
02. Children of the Great Central Sun
03. Ishtar
04. Observer Two
05. Eon of Hours
06. Astaroth
07. Solaris
08. Benedictus
09. Natural State

.

John Mortimer – Guitars, Vocals
Mark McGrath – Bass
Scott Wallace – Drums

Una de las bandas más míticas de la Nwobhm aunque nunca se lo han admitido. Mortimer creó su banda en 1977 en Edimburgo (Escocia). Los primeros tiempos de Holocaust están encuadrados dentro de la Nwobhm más típica, el álbum “The Nightcomers” de 1981 es lo más reconocido de su carrera, con un sonido muy similar al de Diamond Head.

Pero con el paso de los años se desligaron y mientras a mediados de los ochenta desaparecía la Nwobhm cediendo terreno al Glam y al Rock más melódico y luego llegarían los noventa, los Holocaust siguieron otro camino bien diferente. En 1983 se cambiaron de nombre a Hologram y se pasaron al rock melódico, después retomaron el nombre de Holocaust y se pasaron al metal progresivo con toque oscuro.

Este es el noveno álbum de su carrera, su anterior obra salió en el 2015, este trabajo tendría que haber salido unos años antes pero se postergó hasta este momento.

Mortimer es el único que repitió en todas las épocas de Holocaust. Elder Gods es el tema que le da título al álbum, un tema oscuro, agresivo pero un tanto lineal, eso sí, el solo de guitarra está logrado aunque se me hace demasiado corto.

Producción sucia y casera a más no poder para darle un aire tosco y primitivo. Al contrario que anteriores trabajos, dejan un poco de lado el aspecto más progresivo de sus composiciones para buscar un metal oscuro con tintes de rock progresivo. El primer gran tema lo encontramos en Children of the Great Central Sun, donde encuentran un ritmo latino en la batería que me recordó a Dream Theater y donde Mortimer hace magia negra con el poderoso riff rítmico que lleva en volandas al tema.

Primer alto en el camino con el corte Ishtar con la búsqueda de un pasaje atmosférico a base de guitarra acústica que no suena melódico pero sí intenso. Buscan un cambio de ritmo muy sucio. Un tema de nueve minutos de duración con momentos estelares, la calidad que ofrece Holocaust no está al alcance de cualquiera. Los etiquetamos como banda de Nwobhm pero ellos han seguido su propio camino y eso hay que reconocérselo, este tema tiene esencia de Us Power Metal y por momentos me recordó a Malice.

Observer Two es un corte donde la banda nos ofrece una plaga de ritmos progresivos con trabajo en samples y distorsión para darle un aire futurista y progresivo al corte, más experimental, se trata de un tema instrumental que sirve para introducir el tema Eon of Hours. Un tema donde quiero destacar el trabajo rítmico de su batería y la sencillez del riff que te traslada a los primeros tiempos de Mercyful Fate. Todo el trabajo en sí con la producción tan sucia que tiene y el enfoque que le da Mortimer al trabajo de la guitarra está orientado a recrear un metal oscuro y primitivo que retoma la senda que tomaron en su álbum Primal del 2003.

Curioso los ritmos que recrean en Astaroth. El riff pasa a segundo plano y con un bajo amplificado recrean un ritmo de Epic Metal que te recuerda desde a Scald pasando por Bathory solo que los Holocaust le dan un aire progresivo. Hay momentos en este plástico que son realmente estelares pero es que Holocaust es una banda veterana con creatividad y aunque no son reconocidos a nivel mundial, es una de las bandas de más calidad del metal, auténtico temazo con tintes étnicos y épicos.

Solaris es un tema muy completo. Empieza en el formato de medio tiempo con ese aire conceptual que tiene todo el trabajo y con un ritmo pausado, de nuevo el bajo vuelve a cobrar protagonismo y se saca de la chistera un ritmo oriental que cambia la dinámica de forma radical en el tema, recordando a las atmósferas de las bandas de Black ortodoxo griegas como los Rotting Christ, esta clase de mezclas están al alcance de muy pocos.

Si pensabas que ya lo tenías todo visto espera a la aparición de Benedictus. De nuevo ese ritmo pausado, épico y pagano en el estribillo acompañado de un trabajo en la base rítmica de rock progresivo y un riff hipnótico que se mueve entre lo épico y el metal clásico con tintes a los Judas Priest en el Screaming For Vengeance / Turbo, solo que con la fórmula de los Holocaust.

Finalizamos este viaje con Natural State. Este trabajo es un álbum para sacarle el jugo poco a poco, es “delicatessen”, etiqueta negra y producto reservado a los más elitistas dentro del metal, los Holocaust se merecen mucho más reconocimiento del que tienen, de momento, en este 2019, nos descubren el que seguramente será el mejor álbum de metal clásico de este año.

Feeling: 4/5
Originalidad: 5/5
Técnica: 5/5
Producción: 4/5

Puntuación: 9,25/10

2 Comentarios

  1. Esteban Rey

    Pedazo de disco, no me parece tan redondo como el Primal, para mi el mejor disco de la banda, pero va ganando con cada escucha y además es un disco más sutil, con más matices e incluso diría que momentos intimistas. Mortimer vuelve a demostrar que es un crack, aunque no tenga el reconocimiento que se merece. Por cierto, para mi es una banda de metal progresivo sin paliativos, lejos quedan sus orígenes en el heavy.

    Responder
  2. pol

    Llevo varias semanas escuchando el disco y no me canso de hacerlo
    ¡Que gran disco!.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *