Web de Metal INCANTATION – Profane Nexus (2017) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

INCANTATION – Profane Nexus (2017)

by Mr Old School

USA
Death Metal

incantation 11. Muse
2. Rites of the Locust
3. Visceral Hexahedron
4. The Horns of Gefrin
5. Incorporeal Despair
6. Xipe Totec
7. Lus Sepulcri
8. Stormgate Convulsions from the Thunderous Shores of Infernal Realms Beyond the Grace of God
9. Messiah Nostrum
10. Omens to the Altar of Onyx
11. Ancient Arise

John McEntee – Guitarra, Cantante
Kyle Severn – Batería
Chuck Sherwood – Bajo
Sonny Lombardozi – Guitarra

Incantation son esa clase de leyendas que no envejece nunca. Su legado se empezó a forjar en acero en 1989 en la ciudad de Johnstown, perteneciente al estado de Pennsylvania. Después de dos demos debutaron con el ep “Entrantment of Evil” que no hacía presagiar un gran futuro para ellos. Era verano de 1990 y la escena del Death Metal de Florida liderada por Chuck Schuldinner se llevaban todas las flores.

incantation 2Pero los Incantation se subieron al carro de Death, Autopsy, Grave, Vital Remains, Deicide con el álbum “Mortal Throne of Nazarene” una de las obras maestras de este género editado en 1994.

Nunca se separaron aunque sí hubo algún que otro período de inactividad pero lo grande de esta banda es que han sobrevivido a los cambios de la industria, a los cambios de formación y a ellos mismos hasta el punto de haber editado con este su undécimo álbum y ninguno baja del notable o del bien.

De la formación original tan solo sobrevive John McEntee, el creador de esta banda que tiene 47 años de edad. Siempre comparados con Autopsy y los Immolation. Distorsión atroz, pasajes de Death/Doom… los Incantation de siempre.

Muse es el primer tema que como carta de presentación tira del Death/Doom agresivo y siempre distorsionado de esta banda americana con un solo que no puedo calificar de original. Rites of the Locust es de esa clase de temas que escuchas, te dejan buen sabor de boca pero ya no logras recordar pasados cinco minutos y es que llevan mucho tiempo instalados en zona de confort, lo están, porque su idea de Death Metal está muy asentada y sus fans quieren siempre más de lo mismo.

Visceral Hexahedron me convence a medias. Tema de Death/Doom que podría ser extrapolable a cualquier estilo musical pesado. La aceleración es bastante previsible pero el problema es que alargan sin ninguna necesidad un tema que se hace interminable.

The Horns of Gefrin tiene un ritmo de D-Beats, un trémolo que se escucha muy bajo y que en las partes acelerados suena casi psicodélico pero no termina de cuajar…. en las partes aceleradas, en cuanto a las partes más lentas suena realmente crudo y juguetean con el Crust de los Doom y el Sludge de los Neurosis en su etapa más oscura.

Incorporeal Despair es la voz grave y desnuda de John McEntee acompañado de un bajo y un ritmo lentísimo en la batería… sin más. Esperarás una arrancada que nunca termina de llegar y se te queda cara de tonto, incompresible tema, tratan de sonar originales pero no tiene gancho ninguno.

Quién lo iba a decir pero el mejor tema del álbum es el alocado Xipe Totec, solo dura un minuto y es el Death más agresivo que tocaron en muchos años, muy similar al que practican los daneses Undergang hoy en día pero sin su claridad de ideas.

Lus Sepulchri se aprovecha de los ritmos veloces del anterior tema pero es que el álbum siempre falla en lo mismo. Es cierto que los riffs suenan aguerridos pero carecen de atmósfera, de feeling y suenan muy similares, en cuanto a los solos de guitarra siempre acelerados suenan psicodélicos y por meter en ocasiones, no aportan nada al tema.

Stormgate Convulsions from the Thunderous Shores of Infernal Realms Beyond the Grace of God…. menudo título más largo para un tema sin historia en el que hay poco que contar, tema instrumental atmosférico que acabarás pasando sin escuchar.

Después de tanto error por fin un acierto con Messiah Nostrum y su Death/Doom oscuro que sí que logra por primera y única vez trasladarnos a 1994, el mejor año de esta banda. Omens to the Altar of Onyx acierta por el ritmo de bajo que introduce una nota tétrica, por el riff épico del inicio y por el brutal cambio de ritmo que presenta, lo mejor se lo guardaban para el final. Cierran el círculo de fuego con Ancients Arise. Generan muchas expectativas en el inicio que se van diluyendo poco a poco aún así el riff con esencia de los Saint Vitus mezclado con los Autopsy es bastante potable sin llegar a ser maravilloso.

Once temas, dos muy buenos, tres pasables y el resto simplemente pues son otro día más en la oficina para los Incantation, demasiado poco para esta leyenda. Aún así es un álbum que gana con las escuchas pero es lo más flojo que han compuesto en los últimos 20 años. No es que sea flojo, quizás me expliqué mal. Los Incantation desconocen ese adjetivo. Tienen un estilo tan pulido que me recuerdan en eso a los Bolt Thrower, estas dos bandas cada vez que editan un álbum sabes lo que te vas a encontrar. Los Incantation de siempre, crudos, oscuros, pesados, lentos… pero sin la inspiración de otros álbumes. No sucede nada, lo han dado todo por la escena del Death Metal y estaremos eternamente agradecidos.

Puntuación: 6,25/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *