Web de Metal INFERNÄL MÄJESTY – No God (2017) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

INFERNÄL MÄJESTY – No God (2017)

by Vpower

Canadá
Thrash Metal

infernal majesty1. Enter the World of the Undead
2. In God You Trust
3. Signs of Evil
4. Another Day in Hell
5. Kingdom of Heaven
6. No God
7. False Flag
8. Nation of Assassins
9. House of War
10. Systematical Extermination
11. Extinction Level Event

Daniel Nargang – Bass
Kiel Wilson – Drums, Bass
Steve Terror – Guitars
Kenny Hallman – Guitars
Chris Bailey – Vocals

Gran noticia la vuelta al estudio de esta banda canadiense de thrash metal, un clásico del género y, como veremos, lo mejor es que se encuentran en un momento excelente. Han habido cambios en su formación desde que se constituyera en 1986, pero el núcleo duro de la banda sigue intacto con sus dos hachas, que están pletóricos, y su peculiar cantante, Chris Bailey. Su último disco de estudio lo sacaron en 2004, así que han pasado nada menos que trece añitos para que se pusiesen otra vez las pilas. La espera ha valido la pena, este cuarto disco de la banda nos va a ofrecer sensaciones muy fuertes. Abróchense los cinturones porque vienen curvas…

infernal majesty2Enter the World of the Undead se encarga de levantar el telón y nos va a dejar un thrash oscuro y agresivo, casi se podría hablar de un blackened thrash o un thrash death. La voz del señor Bailey tiene carisma, tiene potencia y es una cobertura contra cualquier tipo de riesgo comercial, nada de florituras, voz rasposa y endemoniada, un valor seguro. Como también son un valor seguro los despliegues guitarreros de Terror y Hallman, menudos dos guitarristas que tiene esta banda, se encargan de dejarnos en cada tema un solo cristalino y bien elaborado, con técnica y melodía por momentos. Ojo también al excelente trabajo en la batería, que nos deja unos ritmos descomunales. El buen trabajo técnico que despliega la banda a lo largo de todo el disco hace que la comparación con los Coroner en ese apartado sea inevitable, pero ellos le dan un aire más oscuro y también más moderno a su apuesta.

In God You Trust tiene un inicio más cadencioso y atmosférico que el tema anterior, la voz siempre truculenta y grave, el tema destila oscuridad por todos sus poros. Atención al cambio de ritmo para meter unos riffs potentes y afilados. Signs of Evil comienza al ralentí, de forma muy ambiental, con unas guitarras que por momentos recuerdan a los Mercyful Fate, pero solo hasta que se produce el cambio de ritmo y se ponen en modo thrash, con unos riffs como martillos a lo Testament, Exodus aunque con un grado más de suciedad. Solo veloz a lo Schuldiner sin aflojar para nada el ritmo. El final vuelve al tiempo cadencioso y atmosférico para cerrar otro buen tema.

Another Day in Hell empieza con acústicas y luego dan paso a un riff demoledor tejiendo una melodía típica de un western americano. Van evolucionando en los riffs, con cierta épica, están inmensos e inspiradísimos. Su virtuosidad y potencia te recordarán nuevamente a unos Coroner o unos Heathen, pero con ese poso death metal que le dan a su thrash, con la agresividad propia de unos Destruction. Inician el punteo con melodía, luego una parada y continuación de solo. El final apoteósico volviendo a la brutalidad de las voces y los ritmos que saben imprimir a su música, jugando a los contrastes entre los tiempos lanzados y las ralentizaciones. Temazo.

Kingdom of Heaven arranca con acordes lúgubres y acompañamiento rítmico lento, a medida que van introduciendo riffs thrash de la vieja escuela. Es un medio tiempo con un primer solo muy atmosférico que entra a las primeras de cambio. Un corte con un thrash muy técnico a lo Atheist pero con mucha más agresividad y adictividad sobre todo. Segunda parada del corte doblando guitarras y ambientación doom, para salir con un solo a lo Bathory que te pone los pelos de punta. Otro gran tema de thrash metal donde hacen gala de una habilidad innata para combinar velocidad y ambientación.

No God es el tema que da título al disco y es otro puñetazo en la cara, otro medio tiempo donde combinan aceleraciones brutales con ritmos lentos. Desenvuelven un thrash old school a la europea, incorporando riffs de thrash death a su repertorio. Suenan clásicos pero también actuales, tan alejados de la corriente revival que buscan muchas bandas de hoy en día que te parecerá que hacen estilos diferentes. De nuevo la parada y el solo melódico con una ambientación propia de King Diamond que te deja vibrando de emoción.

False Flag es un breve interludio de dos minutos a base de acústicas y una parrafada de voces que da paso a Nation of Assassins, un tema que se inicia de manera pausada, lo típico del thrash ochentero, pero sabes que en cualquier momento te van a pisar el acelerador, y vaya si lo hacen. La arrancada es de las que hacen historia, metiendo un ritmo desenfrenado a lo Exumer, Razor, crudo y loco. Van alternando ese ritmo con otros más lentos y es que sus temas son de todo menos lineales. Lo cual me lleva una vez más a destacar el enorme trabajo que hace el batería Kiel Wilson, gran fichaje el de este tipo, es el complemento perfecto para la agresividad de guitarras y voces. El solo es melódico, limpio y con cierto aire oriental, ganando en velocidad, parada posterior y final con riffs a lo Megadeth. Otro andanada de las que hacen época.

Y lo tremendo del disco que se han sacado de la chistera estos canadienses es que no baja el pistón en ningún momento, son una auténtica apisonadora. House of War arranca con riffs muy técnicos a lo Coroner y mucha agresividad en las voces. Combinan ese sonido Coroner con otro thrash más limpio y melódico a lo Mandator, explayándose en un solo espectacular, para acabar de nuevo a ritmo de galera romana.

Systematical Extermination es uno de los cortes más oscuros del disco, de esos en los que se puede hablar de un blackened thrash, y lo hacen de maravilla. Punteo típico del death con voces superpuestas y constantes alternancias en el ritmo. Ojo a las partes ambientales que introducen siempre en sus cortes, muy al estilo Mandator que os comentaba antes, repletas de oscuridad, eso siempre, y el final de traca con un despliegue de riffs propio de una guerra de trincheras.

Es una pena que esto se acabe porque el despliegue ha sido fenomenal y devastador, pero todo llega a su fin. En este caso lo hacen con un inicio bizarro en Extinction Level Event, con sonidos sicodélicos que dejan paso a un death pesado y posteriormente una aceleración demoledora entre thrash y death. La parada es de las que se te quedan a fuego en la memoria, con una guitarras cruzadas de riffs apocalípticos y el final es majestuoso, solo con las guitarras sonando con mucho efecto y limpieza, un final que es la guinda al pastel, dejando claro que tanto Hallman como Terror son capaces de extraer a sus seis cuerdas sonidos tan limpios como oscuros y poderosos.

Estamos ante uno de los lanzamientos del año, por potencia, calidad técnica y habilidad para fusionar el sonido old school con un sonido moderno y poderoso. Estos Infernäl Mäjesty han dado un puñetazo en la mesa y presentan su candidatura a disco del año, haciendo honor, además, a un legado que aunque no muy extenso sí que está jalonado de grandes discos. Sin duda alguna, uno de los mejores discos de thrash metal de los últimos años.

Puntuación: 9,5/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *