Web de Metal JORDAN RUDESS – Wired for Madness (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

JORDAN RUDESS – Wired for Madness (2019)

by Pescaíto Jr

USA
Progresivo

1. Wired For Madness – Part 1
2. Wired For Madness – Part 2
3. Off The Ground
4. Drop Twist
5. Perpetual Shine
6. Just Can’t Win
7. Just For Today
8. Why I Dream

.

.

Jordan Rudess – Teclado

Rudess siempre es asociado a Dream Theater, pero lo cierto es que fichó por esta banda progresiva en 1999 y su carrera arrancó diez años antes. En 1988 era el teclista de Vinnie Moore y en 1988 se montó su propia historia en solitario.

Este es su decimotercer álbum en estudio en el que han participado una lista extensa de colaboradores, siempre lo hacen en todos sus discos. Rod Morgestein a la batería en los temas 1, 3 y 7, Marco Minemann a la batería en el segundo tema, Elijah Wood a la batería, Marjana Semkina canta en el segundo tema al igual que James LaBrie. John Petrucci se marca un solo en el segundo tema, Vinnie Moore en el tema ocho hace un solo, Joe Bonamassa hace un solo en el tema ocho entre otros muchos colaboradores, hay trompetas, saxofones y trombones.

Ni que decir tiene que todo el protagonismo recae sobre el teclado de Jordan Rudess que se erige un monumento hacia su propia figura y quizás ahí está el problema. Nadie duda de la técnica, creatividad y categoría de uno de los mejores teclistas de todos los tiempos como es Jordan Rudess ahora bien, lo que se cuestiona es si sus álbumes saben llegar al público, eso ya es otra cosa.

Los primeros tres temas son una oda a sí mismo, egomanía a la que son adictos muchos virtuosos. Wired For Madness es un tema seccionado en dos partes, ya os imagináis la cantidad de influencias musicales que presenta este trabajo. Hay desde ritmos latinos en la batería pasando por otros de Post Metal, hay guiños al Krautrock alemán pero sobre todo hay rock progresivo y sinfónico, muy influenciado por Inglaterra en los años setenta incluso hay algún acercamiento, pocos la verdad, al rock de los Deep Purple y a la figura de los grandes teclistas que tuvo esa banda.

Quizás las partes que más sobresalgan son las de Jazz Fussion y las sinfónicas aunque tenemos híbridos cuya creatividad están fuera de toda duda como Just Can’t Win pero que provocan acidez de estómago. Desde luego si buscas algo similar a Dream Theater ya te digo que no tiene nada que ver.

Algún solo de guitarra que nos saca del aburrimiento y dota a los temas de algo de electricidad, las partes cantadas, muy pocas, no tienen ningún peso en la composición de los temas. Momentos de virtuosismo a punta pala pero como os decía no transmite y se queda tan solo en un conjunto de buenas ideas, mucho lujo, mucha ambición pero poco o nulo gancho.

Feeling: 0/5
Originalidad: 4/5
Técnica: 4/5
Producción: 3/5

Puntuación: 3,75/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *