Web de Metal KAT – Without Looking Back (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

KAT – Without Looking Back (2019)

by Dr X

Polonia
Heavy Metal

01. Black Night in My Chair
02. Poker
03. Medieval Fire
04. The Race for Life
05. Flying Fire
06. Wild
07. Walls of Whispers
08. Let There Be Fire
09. More
10. The Promised Land

Piotr Luczyk – Guitarra
Mariusz Prętkiewicz – Batería
Adam “Harris” Jasiński – Bajo
Jakub “Qbek” Weigel – Cantante

Kat es una banda polaca creada en 1979 procedente de la ciudad de Katowice, unos históricos en su país, junto a Turbo la banda más famosa del país. En 1986 editaron el álbum “666” que es su trabajo más famoso, en estos primeros tiempos hacían una mezcla de Black/Speed/Thrash muy influenciados por bandas como Venom, Motörhead y Sodom.

En los ochenta vivieron sus mejores años y en los noventa su popularidad fue bajando paulatinamente a medida que iban cambiando de estilo, cada vez más comercial y menos oscuro, perdieron su dosis de Black Metal. 

En el 99 se separaban y les sucedió lo mismo que a bandas como Queensrÿche, Tank o Entombed se separaron en dos. Su cantante Roman abandonó la banda y creó Kat & Roman Kostrzewski y los Kat con cantante nuevo siguieron su camino, ambas bandas tocan el mismo repertorio clásico y publican nuevos álbumes.

Realmente de los viejos Kat el único que sigue es su guitarrista Piotr Luczyk, muchos consideran que el espíritu de la banda se lo llevó Roman. Los últimos pasos de la banda fue publicar en el 2005 “Mind Canibals” y en el 2014 un álbum sinfónico con una orquesta.

Cantan en inglés y fichan por Pure Steel Records para intentar de nuevo como ya habían hecho en los noventa, un salto internacional, lo tienen complicado. Black Night in My Chair destaca por momentos sobre todo por su aporte melódico en las guitarras aunque en otros peca de lineal. Poker es un tema más veloz que el anterior y se agradece, metal de la Europa del Este siguiendo los pasos de los húngaros Pokolgép y de los rusos Aria.

Ellos se venden hoy en día como una banda de Thrash pero en realidad son una banda de Heavy Metal con cierta pegada. El mejor de esta banda es Luczyk y los momentos que protagoniza en los solos de guitarra como en Medieval Fire aunque falta siempre gancho.

The Race for Life es un medio tiempo con cierta atmósfera, muy comercial en la línea de Accept, Saxon y Judas Priest (por ejemplo siguiendo el ejemplo del tema Never Surrender de los Priest o el Strangers in the Night de los Saxon). Flying Fire tira de unos coros que no funcionan con un cambio de ritmo que en vez de dinamismo paraliza el tema y no lo lleva a ninguna dirección.

Wild tira de un medio tiempo con melodía rozando el rock setentero de los Purple y los Black Sabbath, un tema muy retocado en el estudio de grabación que no sé como sonará en el directo pero es lo que más les funciona en este trabajo. 

¿El viejo estilo de Kat? No aparece en ningún momento como mucho una ligera sombra en el tema Walls of Whispers donde tiran de Groove machacón que recuerda al de los daneses Artillery. Del tema Let There Be Fire hay que destacar una vez más a Luczyk y su gran trabajo en la guitarra, con pasaje acústico incluido e introduciendo un medio tiempo con aroma de balada en mitad del tema. More son ocho minutos de duración que si no llega a ser por su guitarrista se harían algo pesados finaliza con mejor nota The Promised Land. 

Un gran esfuerzo por parte de Kat pero falta de gancho y falta de potencia por momentos que lo convierten en un trabajo un tanto irregular, con más pretensiones que aciertos.

Feeling: 2/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6,5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *