Web de Metal KING HEAVY – Guardian Demons (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

KING HEAVY – Guardian Demons (2018)

by Jordi Thunder

Chile
Doom, Heavy Metal

King_Heavy-Cover1. Guardian Demons  (7:12)
2. (Death is but an extreme form of) Narcosis  (6:58)
3. Doom Shall Rise  (6:59)
4. Cult Of The Cloven Hoof  (5:19)
5. Come My Disciples  (10:15)
6. As in a Nightmare  (6:39)

.

.

Luce Vee – Vocals
Matias Aguirre – Guitar
Daniel Pérez Saa – Bass
Miguel Canessa – Drums

Llega el segundo larga duración de esta buena banda de Santiago de Chile. Un disco que mantiene las buenas formas que mostraron en su ep Horror Absoluto y en el primer disco homónimo. Diría que en este caso le dan un giro más hacia el heavy metal y con algunos retazos de epic incluso.

KING_HEAVY_COLLAGE-01También avalan la calidad de esta banda los nombres que presenta su formación, con Luce Vee de los Hooded Priest y Daniel Saa que fue bajista y fundador de los ya consagrados Procession.

El disco empieza con Guardian Demons, es un corte con el tapiz del doom pero sobre el que van ejecutando acordes heavys y una voz que se muestra bastante agresiva. Los riffs más cadenciosos y las voces agónicas en algunas fases le dan el halo de oscuridad que tienen sus composiciones.

Narcosis es un título o una palabra de esas que te pone los pelos de punta, me trae a la memoria un clásico del cine de terror titulado Obsesión y basado en una historia de Allan Poe. Pues en esas tesituras se mueve esta canción, la tensión la transmite perfectamente la base rítmica, bien acompañada por unas guitarras pesadas y con mucho buzz en el sonido, es decir su doom truculento. Cambian el paso con un ritmo a lo Procession potente y con gancho, variando los riffs y por último un solo heavy solemne.

Doom Shall Rise muestra otro inicio en clave doom mastodóntica, con coros que le dan más potencia al tema y luego un ritmo de heavy doom a lo Candlemass. Es una banda totalmente dual, cuando se ponen heavys lo hacen con mucho carisma, y cuando se ponen en modo doom parece que se te congela la sangre en las venas, una banda totalmente bipolar, nunca sabes la cara que te vas a encontrar, solo que lo bueno del caso es que las dos caras son excelentes.

Cult Of The Cloven Hoof es el tema más heavy y ligero de ritmo en lo que va de disco, aunque las voces siempre le dan ese matiz más lúgubre. Un corte dominado por las guitarras y con momentos realmente emotivos, de esos de puño en alto, ojo a los cambios de ritmo constantes en la parte final de la canción.

Come My Disciples se arranca a base de timbales y rugidos de guitarra como si estuviesen haciendo un warm up en toda regla, pero contrariamente a lo que te podrías esperar, sobre todo después del tema anterior, este es un corte lento, oscuro, rehuye por completo de las melodías y se adentra en las tinieblas más opresivas, un sonido muy Trouble. El solo apocalíptico pone el colofón a un tema sobrio donde sientan cátedra en modo doom. As in a Nightmare pone el broche de oro con un mix entre doom y heavy a lo Atlantean Kodex o con arreones típicos de los Battleroar, el corte más épico del disco, una excelente forma de terminar y que sinceramente me deja con hambre, pero bienvenida sea la calidad músical aunque sea en pequeñas dosis. Los King Heavy siguen dando pasos firmes y consolidándose como una banda de calidad y consistencia dentro del terreno del heavy doom.

Puntuación: 8/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *