Web de Metal LOWRIDER – Reflectations (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

LOWRIDER – Reflectations (2020)

by Alba

Suecia
Stoner

1. Red River
2. Ode To Ganymede
3. Sernanders Krog
4. Ol’ Mule Pepe
5. Sun Devil / M87
6. Pipe Rider

.

.

Peder Bergstrand – Bajo, Guitarra, Cantante
Ola Hellquist – Guitarra
Niclas Stalfors – Guitarra
Andreas Eriksson – Batería

Lowrider es una banda con mucha historia. Hagamos un breve repaso de su trayectoria. Esta banda se creó en Suecia por el bajista Peder Bergstrand en 1990 y por el guitarrista y cantante Ole Hellquist. Pero tardaron en debutar, no sería hasta 1999 con el Ep Nebula. En el 2000 tenían su primera gira europea tocando en ocho países y tocando junto a Spiritual Beggars. Su primer larga duración se tituló “Ode”. Desde el 2003 en adelante vivieron un período de inactividad de años hasta que participaron en el Deserfest de Berlín en el 2013, al año siguiente en el Hellfest.

Vuelven a la carga con nuevo álbum. Red River es un corte directo al grano sin demasiada historia, un Stoner de manual que es como un cruce entre Kyuss y Fu Manchu, lo basan todo en la distorsión para provocar esa suciedad típica en el sonido de los setenta y se muestran enérgicos en el cambio de ritmo, hay un pasaje psicodélico al que no le dan demasiada cobertura. Ode To Ganymede es un corte que arranca con un ritmo tribal en la batería para luego ejecutar un riff que se acerca al Southern Rock, es el sonido de siempre de los Lowrider siempre se mostraron abiertos a la mezcla de estilos, un poco de Funk, algo de Southern y mucho Stoner.

Sernanders Krog sigue la estela experimental del primer corte. No es un álbum que contagie emociones o que tenga excesivo feeling, nunca fue el punto fuerte de la banda pero sí que es una banda con algún que otro elemento creativo. Incluso por momentos se dejan contagiar por el rock inglés progresivo de los setenta y el Krautrock alemán pero siempre en muy pequeñas dosis. Ol’ Mule Pepe es un tema que se dejan de experimentos y viajan a la raíz del Stoner, es uno de los temas que sustenta este trabajo y le da una mayor vistosidad de cara al público, que siendo sinceros, el público siempre quiere lo mismo una y otra vez, y si les emulas a los Kyuss te lo va a comprar. Es lo que hacen precisamente en este tema y bastante bien por cierto, con un poco más de agresividad que le hacía falta y con todo el sabor clásico de los dos primeros álbumes de los Black Sabbath.

Sun Devil / M87 se eternizan en un medio tiempo para tirar de whistle en el solo de guitarra y el fuzz clásico en el riff de toda la vida. Ganan en el directo, siempre fue una banda que gana en los directos y precisamente es lo que va a buscar con este tema, la improvisación, marcarse la Jam Session que siempre dominaron, se nota la veteranía. Pipe Rider finaliza el trabajo de nuevo con un ritmo tribal en la batería de inicio pero esta vez con un desarrollo totalmente diferente, buscando la esencia de finales de los sesenta e inicios de los setenta, un sonido psicodélico y creativo en el trabajo del bajo. Cierto que este álbum no tiene feeling pero aún así, la calidad musical habla por sí sola.

Feeling: 2/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6,25/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *