Web de Metal LUZBEL – El Tiempo De Odio (2016) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

LUZBEL – El Tiempo De Odio (2016)

by Vpower

México
Heavy Metal

luzbel 11. Destino Final
2. Aúlla
3. Donde ya te olvidé
4. Mienten
5. Del Infierno
6. Sagrado Grial
7. El Errante
8. Entre el humo y el adiós
9. El tiempo de odio
10. Psicosis
11. Gitana
12. Satanás
13. Vas a gritar
14. Todo fue un engaño

.

Raúl Fernández Greñas – Guitar
Víctor Nava – Bass
Jorge Curiel – Drums
Mike de la Rosa – Vocals

Leyenda mexicana busca volver a empezar de nuevo, éste sería el titular. ¿Necesitan presentación los Luzbel? La mejor banda de Heavy metal de todos los países de habla hispana, no tengo ninguna duda. Mil veces más leyenda que Gillman, V8, Hermética, Barón Rojo o Ángeles del Infierno. Es una banda de true metal con momentos de Speed metal en su carrera. Una banda que emuló a los Judas Priest, su gran inspiración.

luzbel 2Banda formada en 1982 y que vivió sus años de gloria en los primeros ochenta gracias a enormes trabajos como Pasaporte al infierno, todo un clásico. Banda con constantes salidas de sus miembros, la última en 1997 cuando Arturo Huízar decidía dejar la banda y se produjo una guerra por el nombre de Luzbel que ganó el Greñas. Huízar se hizo llamar Lvzbel y desde el 97 se hacen la competencia y las dos bandas tiran del legado eterno de Luzbel.

Raúl Fernández Greñas se quedó con el nombre y desde aquella fichó a tres músicos. Decidió sustituir a una leyenda como Huizar por otra leyenda como es Mike de la Rosa, cantante de otra banda pionera del heavy metal en México, los Cristal y Acero.

Nueva banda, nueva orientación musical y volver a empezar desde cero para los Luzbel. Destino Final es un tema que arranca en la tradición de Luzbel, Speed metal a lo Judas Priest, pero cuando llega la hora del solo nos sorprenden con un solo de neoclásico, parecen los Rata Blanca…. y no creo que sea esto lo que buscan los fans de Luzbel.

Aúlla es un medio tiempo machacón donde Mike de la Rosa demuestra que es un cantante Top, para mí superior a Huizar aunque no tenga su carisma. La producción era mejorable, le falta potencia y la producción de la base rítmica es flojísima. Imaginaos un cruce entre Chastain y Judas Priest del Defenders of the Faith, de esto va este tema.

Donde ya te olvidé arranca con una intro de pesadilla. Es un tema que me sorprende para mal. Arranca con un medio tiempo que pretende sonar oscuro y lento a lo Mercyful Fate y arrancan con una melodía alegre que no pega ni con cola.

Mienten.... le falta potencia en la base rítmica…. que importante es la producción en los tiempos que corren. Imagínate Hellrider o Demonizer de Judas Priest, pues de eso va este tema. Del Infierno tiene un riff a Blackmore antes de una arrancada criminal solo apto para headbangers, esos son los Luzbel que queremos escuchar, uno de los trallazos del álbum.

Sagrado Grial trata de tener un toque actual con voces guturales, trata de sonar oscuro, es un quiero y no puedo. Aparte de la flojísima producción, otro de los errores de este álbum es que contiene demasiados temas y me sobran un mínimo de seis.

Llegamos al ecuador del álbum con El Errante, Hard Heavy a lo Barón Rojo, tiene ritmo el corte y se hace agradable y me gusta la aceleración para arrancar con un enorme solo del Greñas. Entre el humo y el adiós es un relleno bluesero.

El tiempo de odio tiran de nuevo de atmósfera occult metal, unas acústicas a lo Blackmore… no queda muy católico que se diga. Se instalan en el medio tiempo y ofrecen ramalazos de Rata Blanca, Blackmore y con toque oscuro, buenos momentos pero no funciona en su conjunto global.

Psicosis es el rock acelerado de toda la vida pero le echan garra en las guitarras y sube la nota del álbum. Gitana es la balada… roza el pop y es muy sosa, aunque tiene elegancia. Satanás me levanta el ánimo, son los Luzbel de toda la vida, con sus riffs doblados, sus arreglos acústicos, pero también tengo que decir que suenan a mil años luz de sus buenos tiempos.

Vas a gritar no tiene feeling pero al menos contiene uno de los mejores solos del álbum. Todo fue un engaño es el tema que cierra este trabajo con casi ocho minutos de gran trabajo en las guitarras, con pasaje acústico a mitad de camino que añade un plus.

Los Luzbel tratan de recuperar su cetro con el tiempo del odio, no lo consiguen pero al menos les sirve para dar un puñetazo en la mesa y decir que están ahí. Álbum irregular con bastantes rellenos y también un puñado de buenos temas. Les honra tratar de conservar su estilo ofrecer elementos nuevos, a mí siempre me emociona escuchar a estos tipos, lo llevan en la sangre y valoro el esfuerzo de luchar contra viento y marea.

Puntuación: 6,5/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

3 Comentarios

  1. leo

    realmente muy pesimista tu critica, yo le otorgaria un 8 pues estoy seguro que la calificacion que le diste fue en base a trabajos pasados del mismo grupo, no es facil regresar despues de tantos años y sacar nuevo material con nuevos integrantes, bueno yo lejos de compararlo con discos anteriores que es lo primero que hace la gente que lo escucha fue disfrutarlo y darle una oportunidad y mencionas que en algunos episodios suena a rata blanca creeme que para nada me molesta como seguidor del grupo o mas bien de ambos.

    Responder
  2. vpower

    no veo la negatividad en la reseña Leo. Evidentemente no van a editar nunca un álbum como los que hacian en los ochenta, ni Priest editará nunca otro Painkiller, es normal.
    Quizás me esperaba algo más arriesgado, pero considero que han ido a asegurar, de todas formas el álbum se disfruta, son Luzbel, una banda top que como digo al final de la reseña, llevan el metal en la sangre y bandas como esta o Anvil que nunca se rinden, pues siempre es de agradecer. Gracias por comentar y saludos.

    Responder
  3. Flesh

    Imposible no comparar este trabajo con el viejo luzbel y sale mal parado. Mi opinión es que el vocalista aunque tiene alcance en sus agudos, no tiene buena potencia, su voz es delgada y empalaga a la larga. Pero sobre todo, el problema es que su creatividad para idear el fraseo y las melodías no está jamás a la altura de los viejos discos de Luzbel…Greñas tenía que haber llamado a Bolaños…hubiera hecho un mejor papel sin duda. El mal sonido y la mala producción es una maldición que sigue afectando a Luzbel, el sonido la guitarra carece de presencia y potencia aun cuando la ejecución es excelente, parece esas intros que empiezan mono y uno espera que ya va entrar la potencia estéreo y eso jamas llega. Los solos suenan delgadísimo, sin cuerpo… malísima nota para quien lo mezcló y lo produjo, no es justo que esta banda tenga una producción tan precaria.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *