Web de Metal MEKONG DELTA – Tales of a Future Past (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

MEKONG DELTA – Tales of a Future Past (2020)

by Pescaíto Thrasher

Alemania
Thrash Técnico

01. Landscape 1 – Into the Void
02. Mental Entropy
03. A Colony of Liar Men
04. Landscape 2 – Waste Land
05. Mindeater
06. The Hollow Men
07. Landscape 3 – Inharent
08. When All Hope Is Gone
09. A Farewell to Eternity
10. Landscape 4 – Pleasant Ground

Ralph Hubert – Bajo
Peter Lake – Guitarra
Alex Landenburg – Batería
Martin LeMar – Cantante

Banda de leyenda estos Mekong Delta. En la ciudad alemana de Velbert nacía esta banda en 1985. Debutaron en 1987 con el álbum “Mekong Delta”, un Thrash aguerrido de la vieja escuela. Su segundo trabajo “The Music of Erich Zahn” de 1988 es su trabajo más recordado, con elementos de música clásica y de Thrash técnico. En 1988 lanzaban el ep “The Gnom” y en el 89 su tercer álbum “The Principle of Doubt” donde daban un paso definitivo hacia el progresivo. Su último gran clásico fue lanzado en 1990 “Dances of Death” y luego, el resto de álbumes de los noventa ya no tuvieron tan buena acogida, donde se dedicaban a experimentar al máximo e incorporar elementos incluso de Jazz Fussion o Krautrock. Su último álbum de los noventa fue lanzado en el 1997 y tuvimos que esperar diez años hasta el lanzamiento de “Lurking Fear” que les devolvía a la popularidad. Desde el 2014 que no sacaban disco y sigue Ralph Hubert al bajo como único miembro original que queda de la banda. “Tales of a Future Past” es su nueva obra que sale a través del sello Butler Records y los Mekong Delta son una banda de los ochenta de Thrash técnico alemán con un sonido similar a Vendetta, Deathrow, Paradox, Pyracanda, Realm o Coroner.

Este es un álbum compuesto por diez temas nuevos, cuatro de ellos instrumentales, empezando por Landscape 1 – Into the Void, introducción cinemática marca de la casa, algo que ya han hecho en muchas ocasiones apoyándose en sintetizadores y samples para recrear una atmósfera. Mental Entropy es el primer corte, la producción era bastante mejorable, todo sea dicho. Siempre muy presentes en sus composiciones el sonido de bajo y batería, sobre todo el bajo y con ritmos complejos a los que quizás les falta algo de fuerza por momentos. En cuanto al solo de guitarra pues no me sabe a nada, pues introducen una atmósfera y unos coros enseguida cortando el solo que confunden más que aportan.

Titubeante el inicio y así llegamos a A Colony of Liar Men. Pasaje acústico inicial con una voz más teatral por parte del cantante y cambio de ritmo enérgico aunque las partes de Thrash demasiado diluidas. Eso sí, buen estribillo que entra a la primera y tiene un aire de Thrash americano técnico interesante. De hecho es un estribillo dividido en varias secciones complejas con pasajes acústicos muy teatral y sobre todo fresco, sin duda es el tema del álbum.

Landscape 2 – Waste Land es un tema instrumental que roza los siete minutos de duración. Inicio sinfónico y de música clásica con ambiente cinemático que propone épica, muy lentamente se va incorporando la guitarra con ligera distorsión pero no destaca demasiado la guitarra eléctrica sino la acústica y el trabajo de la batería en esta ocasión. El solo de guitarra limpio, técnico y atmosférico muy en la línea de Vektor que es la banda más popular hoy en día de Thrash técnico pero en su conjunto este tema no me dice nada y me corta bastante el rollo.

Mindeater es el primer tema que suena realmente a Thrash Metal, poderosa galopada de la batería y acompañado por un riff incisivo típico del Thrash alemán. Muy influenciados por Coroner siempre, ejecutan un Thrash veloz con su parte técnica pero menos vistosa y un tema más directo al grano. The Hollow Men es el segundo tema de puro Thrash, de nuevo un estribillo muy elaborado con cambios rítmicos constantes, riffs de puro Death Metal tributando a Chuck Schuldiner, suman en positivo, de nuevo, menos técnico que anteriores temas.

Landscape 3 – Inharent, dentro de lo que son los temas instrumentales, este en concreto, es el más vistoso de todos ellos. Se dejan de metal sinfónico y atmosférico y van directos al grano, procreando un ritmo de Groove con alternancias en la distorsión de la guitarra para crear el cambio de ritmo y buscar después el pasaje atmosférico que es bastante creativo, no es un álbum de solos de guitarra, sino de múltiples riffs y cambios de ritmo donde brilla esa capa atmosférica y la parte acústica de la banda.

Siempre fanáticos de la música clásica no podían dejar la oportunidad de hacer un tema del calado de When All Hope Is Gone, que por cierto, por momentos se hace muy pesado. Lo mismo podría decir de la balada A Farewell to Eternity, balada acústica, con cierto toque medieval y setentero que por momentos, por el trabajo de la percusión, más parece un villancico que otra cosa. Landscape 4 – Pleasant Ground, es el cuarto tema instrumental del álbum que sirve para cerrar el trabajo, el más creativo con elementos de Djent incluso y Shred cómo no y siempre influenciados por la música clásica. La guitarra solista por fin aparece en este tema, aunque es demasiado tarde.

La calidad compositiva de siempre pero es un trabajo con poco gancho y muy irregular. Hay pocos temas de Thrash puro y los que hay, pues están bastante lejos de las prestaciones habituales de esta banda, los últimos cuatro temas del álbum bajan el listón, poca participación de la guitarra como solista y las partes sinfónicas que te cortan el rollo, no hay fluidez y parece más un álbum de ideas sueltas que otra cosa.

Feeling: 1/5
Originalidad: 4/5
Técnica: 4/5
Producción: 2/5

Puntuación: 6/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *