Web de Metal MICHAEL ROMEO – War Of The Worlds Pt.1 (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

MICHAEL ROMEO – War Of The Worlds Pt.1 (2018)

by Vpower

USA
Progesivo, Power Sinfónico

romeo21. Introduction
2. Fear the Unknown
3. Black
4. F*cking Robots
5. Djinn
6. Believe
7. Differences
8. War Machine
9. Oblivion
10. Constellations

.

Michael Romeo – guitars, bass, keyboards
John DeServio – bass
John Macaluso – drums
Rick Castellano – vocals

Este es el proyecto en solitario del creador de los exitosos Symphony X. Nació en 1994 cuando Romeo preparó una demo de cuatro temas a la que ni dios le hizo caso dentro de la industria discográfica, pero que sí le llevó a formar una banda completa con el consabido nombre de Symphony X. Después de muchos años desde su primer disco en 1995, Romeo vuelve a retomar su proyecto en solitario. Aunque para esta ocasión se ha rodeado de un buen equipo, solo echo en falta a Allen, porque el tipo es insustituible.

romeo1El primer tema es una intro orquestada, metiéndonos en un ambiente cinematográfico, después de un minuto entra la guitarra pero se mantiene el complemento sinfónico en un estilo muy a lo SX, como no podía ser de otra forma. Por cierto, el disco va sobre la consabida y tan manida guerra de los mundos, guerra entre especies o llámele usted como quiera.

El segundo tema ya nos mete en harina, Fear the Unknown nos deja un ritmo de batería vivo y riffs poderosos, la verdad es que la similitud de sonido con lo que hace en SX es clara y cristalina, para qué cambiar lo que funciona, si es que puedes cambiar después de tantos años con un estilo propio… Tenemos los cambios de ritmo, el groove que suele meter, el rollo progresivo… Si es verdad que la voz de Castellano tiene un lado más rockero y melódico, aunque el tema suena metalero y el solo es, como cabía esperar, brillante. Gran tema para comenzar el disco, con un ritmo que despierta a los muertos y con unos arreglos sinfónicos muy acertados.

Black comienza con unos riffs poderosos a lo Metallica, Winters Bane, Judas Priest y ritmo de power thrash. La base rítmica marca perfectamente el paso de un tema que se mueve entre las guitarras potentes y las melódicas de Romeo. El lado comercial lo ponen en el estribillo, pero sin duda la parte destacada la ofrece el ver a un Romeo con un guitarreo muy agresivo. Por si echabas algo de menos los teclados también tienen su protagonismo en el tema, dando el punto de vista progresivo al mismo, personalmente prefería que el tema siguiese dando tralla de principio a fin, más directo y con menos vueltas, pero este músico lleva haciendo esto muchos años y es ya como su sello propio, lo demuestra en el elaborado punteo, cuando realmente hubiese preferido algo más salvaje y directo. De todas formas, un tema que empieza como un cañonazo y acaba derivando hacia el progresivo, calidad la tiene de sobra.

F*cking Robots tiene el típico comienzo sinfónico de los SX, aderazado con muchos efectos electrónicos, se toman su tiempo para introducir el tema. Un medio tiempo melódico bastante atrancado por los sonidos y toda la algarabía de efectos electrónicos que me acaba resultando bastante espeso y cansino. El estribillo excesivamente melódico y popero parece sacado de un album de los TNT y no me pega demasiado para la trayectoria que llevaba el disco hasta ahora, primer tropiezo del disco, tema totalmente prescindible.

Djinn arranca con unas melodías orientales en los primeros compases del tema y cuando entra la guitarra nos hace olvidar el tema anterior y nos reconcilia con el metal progresivo que Romeo lleva en las venas. Se acabaron los experimentos y se impone una marcheta de guitarras poderosas. La voz de Castellano es más suave y melódica que la de Russell Alen, no tiene ni su potencia ni su carisma, ¿quién lo tiene?, pero le da un enfoque más de power melódico al álbum. Acompañamiento de coros y Romeo metiendo sus arreglos aquí y allá. Un tema más peliculero, al estilo Rhapsody. Solo de estilo neoclásico para redondear el tema, gustándose y demostrando su clase.

Believe comienza con teclados de sonido clásico y luego las melodías de fantasía típicas de la casa. Es el típico temas de los SX que combina los tiempos lentos en modo balada con los arranques de power progresivo, predominio de las melodías, aunque el groove sigue presente puntualmente como es la costumbre de este guitarrista para potenciar el tema y que no caiga en la modorra.

Más groove y ritmos lanzados en Differences, con la parte más melódica y suave que le pone Castellano, que es un buen cantante pero para mi gusto le resta potencia al álbum. El solo es la parte estelar del tema, todos los focos apuntan al gran guitarrista una vez más. War Machine es una larga intro sinfónica progresiva para Oblivion un tema de metal melódico con groove, suena bien pero los temas menos adornados y con más potencia me convencen más, este suena más comercial y con más parafernalia. Eso sí, las guitarras son realmente brillantes y le dan el plus al tema, con buenos cambios de ritmo, especialmente cuando el vocalista hace mutis por el foro.

Constellations cierra el disco con predominio instrumental y sinfónico, como si se tratase casi de la banda sonora de una peli y con una breve interpretación vocal que recuerda a melodías ya escuchadas a lo largo del disco. Calidad, técnica y buen gusto. ¿Suena a Symphony X? Sin duda. ¿Por qué el señor Romeo no ha sacado este disco con Allen? No tengo la más remota idea, pero lo que sí tengo claro es que suena más inspirado que lo último que han hecho los consagrados americanos y que el álbum ganaría bastantes enteros con la presencia de Mr. Allen. De todas formas, tiene tanta calidad que es completamente disfrutable, sobre todo si te gusta la parte más sinfónica de la música de Michael Romeo.

Puntuación: 8/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *