Web de Metal MICHAEL SCHENKER FEST – Resurrection (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

MICHAEL SCHENKER FEST – Resurrection (2018)

by Luna

Alemania
Hard Rock

MICHAEL SCHENKER FEST 101. Heart and Soul
02. Warrior
03. Take Me to the Church
04. Night Moods
05. The Girl with the Stars in Her Eyes
06. Everest
07. Messin’ Around
08. Time Knows When It’s Time
09. Anchors Away
10. Salvation
11. Livin’ a Life Worth Livin’
12. The Last Supper

.

.

Michael Schenker – Guitarra
Gary Barden – Cantante
Graham Bonnet – Cantante
Robin McAuley – Cantante
Doogie White – Cantante
Steve Mann – Guitarra, Teclado
Ted McKenna – Batería
Chris Glen – Bajo

Buen regalo el que le hizo Michael Schenker a sus seguidores. En los últimos años ha rebautizado su proyecto (Michael Schenker Group) con más o menos éxito en los últimos tiempos. Su carrera es muy extensa pero si le preguntan a los fans por la mejor época de Schenker como guitarrista seguramente te dirá el Lights Out de Ufo o sus álbumes como MSG de 1980 a 1983 por los que pasaron grandes cantantes.

A Michael se le ocurrió reunir a los cantantes más significativos que pasaron por MSG y rebautiza de nuevo su proyecto como Michael Schenker Fest. Heart and Soul es el tema que abre el álbum con Robin McAuley al micro, el cantante que estuvo en MSG en su etapa más Aor, tema acelerado con múltiples solos de guitarra y con la colaboración de Kirk Hammett de Metallica. Warrior es sin duda el himno de este trabajo, tema que todos conocéis pues fue el adelanto del álbum, se unen todas las voces. Sufre Gary Barden que lleva muchos años lejos de su mejor forma, en cambio el estribillo recae sobre Graham Bonnet que parece que conoce la fórmula de la eterna juventud pese a sus más de 70 años, simplemente indomable, es un gran tema y resulta emotivo escuchar todas esas grandes voces.

Take me to the Church es un tema cantado por Doogie White en el que arrancan con teclados para luego buscar un ritmo al galope muy rockero y de lo más clásico, lo mejor es el solo con alma bluesera. Night Moods sube el listón que bajó el anterior corte, Graham Bonnet al micro en un tema con claro sabor a Rainbow que nos recuerda al Down to the Earth de 1979, sin lugar a dudas, es uno de los temas estelares del álbum.

Los temas más cañeros siempre recaen sobre Doogie White, The Girl with the Stars in Her Eyes, es mejor que el anterior tema cantado por este cantante, aún así los temas de Doogie White bajan bastante el listón y no porque no sea un gran cantante y esté en forma, que lo está, pero son temas que no pegan demasiado con su estilo y les falta feeling.

Everest es un tema cantado por Graham Bonnet con cierta frescura compositiva. Muy buenos los fragmentos a teclado y como entra el solo de guitarra con rapidez y agresividad en medio de un tema bastante melódico.

Messin’ Around es un corte cantado por Gary Barden, simplemente rockero y suena ciertamente ochentero, aires americanos, mezclando Aor con rock sureño y apoyando la voz de Barden, bastante floja con coros, divertido pero sin más. Time Knows When It’s Time recupera velocidad y agresividad de la mano de Robin McAuley, el cantante australiano. Los guitarristas viven de su estado de ánimo y Michael Schenker es un claro ejemplo de ello, enorme genio pero con una carrera un tanto irregular que vivió mejores tiempos, en cuanto a solos de guitarra, está claro que este álbum está lejísimos de sus mejores obras, incluso bastante lejos de sus dos últimos álbumes de estudio y eso es lo preocupante.

Anchors Away es una especie de balada cantada por Doogie White, pretende sonar épico y a la vez en el trabajo de teclados nos encontramos con influencias clásicas de los Deep Purple, seguramente en directo sonará mucho mejor.

Quién lo iba a decir, pero sin duda después del tema Warrior, el mejor corte del álbum es el instrumental Salvation, lo cual nos da una idea de la falta de feeling de los temas. Livin’ a Life Worth Livin’ es un gran tema, una balada con muy buena atmósfera y un estribillo adictivo, cantado por Barden que sin duda le quedaría mucho mejor a Bonnet.

The Last Supper es el último tema donde todos los cantantes vuelven una vez más a unir sus voces, a mil millones de kilómetros está este tema de Warrior pero aún así tiene su encanto. Apetecible a priori esta unión pero en la realidad resulta algo descafeinada. Los temas tienen una falta de feeling brutal, tanto en estribillo como en las partes de guitarra que obviamente hay momentos brillantes pero que Schenker estaba mucho más creativo en sus dos anteriores obras. Aún así el buen hacer de este guitarrista y el clasicismo de estas grandes voces merece la pena la escucha pero de este proyecto, cabía esperar muchísimo más.

Puntuación: 6/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

1 Comentario

  1. xxx

    Discaso, 8 y medio mi puntuacion, es increible aun la voz de Robin McAuley. Schenker como siempre con su clase, falto mas resaltar cosas del album que al parecer de la critica apenas llega a 6 puntos, cuando tiene mucho mas que eso

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *