Web de Metal MISSHAPEN – Transcendence (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

MISSHAPEN – Transcendence (2019)

by Mr Old School

Canadá
Death Melódico

1. The Pressures Of Time Pt.1  (1:38)
2. The Pressures Of Time Pt.2  (5:19)
3. The Swarm  (4:58)
4. Strong Man’s Will  (3:51)
5. Transcendence  (5:58)

.

.

Lana Andrews – Vocals
Mitch Dimitriadis – Guitars/Vocals
Adam Semler – Guitars/Bass/Vocals
Nick Rodgers – Drums

Poca historia que contar acerca de estos canadienses pues es un grupo de reciente creación y que solo había editado una demo hasta ahora, así que vamos a meternos rápidamente en faena que el tiempo apremia.

Un primer tema a modo de intro, nada nuevo bajo el sol, únicamente señalar que se trata de una pista bastante melódica y atmosférica con teclados y toda la parafernalia típica hasta que entran las guitarras. The Pressures Of Time Pt.2 es un death melódico con un sonido bastante moderno en la producción también hay que decirlo y juegan bastante con las voces, con distintos registros dependiendo de quien entre en escena. Destacar sobre todo que a pesar de trabajar bastante el aspecto melódico el tema también tiene su punto de pegada. En la parte no tan favorable está el que las partes con voces limpias suenan a un rollo entre rock y metal melódico que no me convence.

The Swarm tiene un inicio en clave sinfónica que sinceramente no aporta gran cosa, la canción va ganando en velocidad con momentos endiablados en la batería que podrían llevarnos a hablar de un power death, la voz gutural aguda típica de bandas más comerciales y un pasaje atmosférico final bastante logrado.

Strong Man’s Will es un tema a caballo de bandas de death melódico al estilo de unos Children of Bodom o unos Imperanon, un sonido bastante dulcificado en comparación con lo anterior y precisamente son las voces limpias las que en este caso le dan un poco de ambientación al tema junto al solo melódico. Transcendence es el título de este ep y el tema que lo cierra, tiene un inicio con guitarra solista prometedor y cuando el tema se desata sigue de nuevo los parámetros de Laiho, que por cierto acaba de sacar disco ya mismo. Una vez más las partes atmosféricas son las que les dan más personalidad, en cambio la estructura del tema te deja un poco en tierra de nadie, unas veces tiran para la caña y otras te sumergen en un mundo de fantasía del que personalmente preferiría no salir. La voz gutural aguda resulta especialmente cargante en algunos momentos, algo a lo que recurren bastante las bandas hoy en día y a que a mí personalmente no me entra ni con calzador. Me sobra producción y me falta más viscosidad y malas pulgas. Bastante que trabajar pero se les ve un atisbo de personalidad que pueden desarrollar en el futuro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *