Web de Metal MY DYING BRIDE – The Ghost of Orion (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

MY DYING BRIDE – The Ghost of Orion (2020)

by Andoni Bro

Inglaterra
Gothic / Doom

01. Your Broken Shore
02. To Outlive the Gods
03. Tired of Tears
04. The Solace
05. The Long Black Land
06. The Ghost of Orion
07. The Old Earth
08. Your Woven Shore

Andrew Craighan – Guitarra
Aaron Stainthorpe – Cantante
Lena Abé – Bajo
Shaun Macgowan – Teclados, Violín
Jeff Singer – Batería
Neil Blanchett – Guitarra

Una de las bandas más respetadas de todo el planeta pues son una fuente de inspiración para muchas bandas de todas las partes del mundo. Los ingleses forjaron su leyenda en Halifax en 1990. Del Death/Doom se pasaron al Gothic Doom pero su historia no se resintió y contaron con el apoyo de los fans que lo vieron como una evolución lógica. Presentan su 14 álbum, que llega cinco años después del último, “The Ghost of Orion”.

Debutan Jeff Singer a la batería y Neil Blanchett a la guitarra pero todo el peso compositivo lo lleva Craighan y Stainhorpe. Your Broken Shore.… elegante como siempre, nada cambia. Con un ritmo Doom e introduciendo un riff pesaroso que valdría para cualquier género musical, no me convence la producción ni el sonido de la batería. El sorpaso de voz gutural a voz melódica y viceversa, tan natural como siempre.

To Outlive the Gods, tengo una sensación extraña, como de relajación y no creo que sea bueno. Es elegante y esas partes de violín que aportan cierto toque Folk son majestuosas que no brillantes, pero suena por momentos pesaroso, excesivamente lineal y sin garra.

Siempre tienen una carta en la chistera esa es Tired of Tears. Conectan con el Pagan, el Doom y el Epic Metal más suave ingles, a caballo entre Solstice y Black Sabbath, no se complican la vida en ningún momento y quizás esta sencillez asombre un poco a sus fans.

The Solace arranca con un riff suave pero sin energía y un canto muy étnico y el problema es que el inicio es sostenido y así hasta el final sin más emociones, sin nada más que llevarse a la boca. Es un álbum muy parado, nostálgico y lento, minimalista, es una apuesta arriesgada. Quisieron ir a la fuente de su música, al núcleo, a lo más básico y rudimentario como en The Long Black Land, suena emotivo por momentos pero se queda tan solo en eso, un cúmulo de buenas intenciones.

The Ghost of Orion y The Old Earth, resume a la perfección lo que es este disco. Un tema con un bello pasaje instrumental muy en la línea de los Sabbath más progresivos de los setenta y en el siguiente tema siguen con la misma tónica, que aunque tenga mucha clase se hace algo pesado. De este último tema destaco el pasaje de Funeral Doom, eso sí, nunca oscuro ni agresivo, ya están en otro tiempo.

Your Woven Shore cierra el trabajo de nuevo con esos ritmos étnicos, cromo repetido. No es mal disco pero no es bueno tampoco, es más, es el segundo álbum más flojo de toda su carrera tras el Like Gods of the Sun de 1996. Calidad tienen por arrobas, como dije, entiendo perfectamente lo que han querido hacer en esta obra, todo artista veterano tiene la tentación de hacer un disco así, de hacer algo básico pero no funciona y pese a tener calidad suena algo monótono por momentos. De todas formas son los My Dying Bride, el peor disco de esta banda, sería el mejor de otra cualquiera.

Feeling: 3/5
Originalidad: 2/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6,25/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *