Web de Metal OATH OF DAMNATION – Fury and Malevolence (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

OATH OF DAMNATION – Fury and Malevolence (2020)

by Pescaíto Jr

Australia
Black / Death Sinfónico

1. Imhullu
2. The Abortuary
3. Ardenti Haereticus
4. With Fire and Malevolence
5. To Crack the Earth and Bring Down the Sky
6. In Deaths Dominion
7. I Curse Three, O Lord!

.

.

Doomsayer – Bajo, Cantante
Nekromancer – Guitarra
Constantinos – Batería
Haemorrh – Teclado

Si buscas algo atmosférico, una auténtica pared de sonido, algo realmente intrincado, opresivo y a la vez violento, pásate por Metalbrothers.es porque tenemos tu receta, se llaman los Oath of Damnation es una banda australiana de Adelaida y todos sus músicos son unos veteranos. El bajista se hace apodar Doomsayer y en realidad se llama Paul Hogson está metido en mil y un proyectos, estuvo en Darklord una banda creada en 1991 de Brutal Death. El batería Constantinos es de los más jóvenes de la banda. El guitarrista Nekromancer es otro clásico de la escena, también estuvo en Darklord y en los Outrage, banda australiana de Thrash Metal creada en 1988.

Imhullu es un corte que arranca atmosférico para luego tirar de un ritmo acústico de bella factura para buscar un cambio de ritmo de Black sinfónico a lo Behemoth pero ojo al trabajo de la guitarra porque tiene pinceladas de Thrash técnico de mucho nivel.

Ni es la banda más oscura del planeta ni la más agresiva y tampoco pretenden serlo como demuestran en The Abortuary donde obtenemos nuestra dosis de Blast Beats pero siempre con ese acompañamiento progresivo en la guitarra que valdría para cualquier estilo musical. Ardenti Haereticus tiene un arranque sinfónico, Haemorrh es el apodo del teclista, también joven (veteranía y juventud mezclada … suele funcionar) es el gran protagonista del tema y le pone el toque comercial al asunto.

With Fire and Malevolence sin hacer prisioneros con un riff asesino de Death/Thrash con unos D-Beats a toda pastilla a los que quizás les falta cierta agresividad. Esta banda brilla mucho más cuando se deja de parafernalia y de trabajo sinfónico y se centra en el desarrollo progresivo de los temas, aunque en ocasiones se van por las ramas. To Crack the Earth and Bring Down the Sky arranca con un toque gótico a cargo del piano y sigue la estela de los Behemoth y también de los Septicflesh, es como os decía la otra cara de la moneda, el lado más sinfónico de esta banda, quizás quieren abarcar demasiadas cosas. In Deaths Dominion sigue la estela del anterior tema y es que a medida que nos acercamos al final del álbum nos vamos encontrando cada vez más con un mayor número de melodías, de ambiente sinfónico y hasta rozan el neoclásico en esta ocasión, siempre combinado con pinceladas de metal extremo.

I Curse Three, O Lord! es completamente deudor del Black ortodoxo griego de toda la vida y por ahí van los tiros solo que desde un punto de vista más técnico. La parte progresiva de este trabajo, sobre todo la labor de las guitarras tiene momentos de absoluto brillo, quizás la parte sinfónica unas veces más conseguida y en otras algo más lineal le restó algo de brillo.

Feeling: 3/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 4/5
Producción: 3/5

Puntuación: 7,25/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *