Web de Metal QUEENSRYCHE – The Verdict (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

QUEENSRYCHE – The Verdict (2019)

by Vpower

USA
Metal Progresivo

1. Blood Of The Levant
2. Man The Machine
3. Light-Years
4. Inside Out
5. Propaganda Fashion
6. Dark Reverie
7. Bent
8. Inner Unrest
9. Launder The Conscience
10. Portrait

Eddie Jackson – Bass
Scott Rockenfield – Drums
Michael Wilton – Guitars
Parker Lundgren – Guitars
Todd La Torre – Vocals

Si tenemos cierta perspectiva vemos que los Queensrÿche tuvieron una época en la que si no eran la mejor banda de metal del momento, cerca estarían con obras maestras como el “Operation Mindcrime” hablan por sí solo. Es cierto que en los últimos años con Geoff Tate habían pasado ciertas penalidades porque bajaron el listón bajo mínimos con álbumes mediocres muy seguidos siendo el punto más bajo de su carrera “American Soldier” o “Dedicated to Chaos”…. hacía falta un cambio de rumbo y llegó Todd La Torre procedente de Crimson Glory.

Para  Todd La Torre este ya es su tercer álbum con los Queensrÿche, son dos álbumes buenos sin más historia pero la gente solo se fija en La Torre/Geoff Tate y no se da cuenta del verdadero drama de esta banda que no es otro que la marcha del guitarrista Chris DeGarmo que decidió bajarse del carro en el 2003 para hacerse piloto de jets privados. Él era el aire progresivo, la técnica y la creatividad de esta banda y desde su marcha eso se acabó, así de claro.

Blood Of The Levant es un tema adelanto que todos conocéis, tiene cierto aire a Us Power Metal, la producción es bastante floja todo sea dicho y lo mejor es la letra pacifista sin lugar a dudas, para que lo mejor de un tema de Queensrÿche sea la letra…. queda todo dicho. Man The Machine es un medio tiempo atmosférico con un sonido de batería muy blando que no aporta nada, por momentos se parece a los Maiden pero pese a que el tema está bien, la falta de energía y de ideas es total, el sonido de batería y la falta de aportación del bajo, son un lastre enorme en este trabajo.

Light-Years es un medio tiempo que pretende tener un aire atmosférico y oriental en la composición para el típico cambio de ritmo para introducir el estribillo melódico, que pobreza a todos los niveles tan solo se puede sumar en positivo el solo de guitarra de Michael Wilton.

Inside Out es un tema que sí que tiene ese aire progresivo que tanto se echa en falta en Queensrÿche, el enésimo intento de volver a alcanzar esas cotas de intensidad y creativas del “Operation Mindcrime”, no hay evolución alguna en esta banda y te queda claro porqué DeGarmo se bajó del carro, pero aún así, de lo poco destacable.

El tema Propaganda Fashion quizás sea de lo más creativo de este trabajo pero la verdad es que no pega ni con cola, una mezcla extravagante entre metal progresivo, Pop incluso…. está como metido a calzador. Interesante balada la de Dark Reverie, es un tema acústico con cierta intensidad donde hay que admitir la gran voz que tiene Todd La Torre y lo cómodo que se siente con este tipo de temas, pero sinceramente, esta balada con arrancada a golpe de teclados, coros pregrabados la podía haber firmado Masterplan o Kamelot…. ¿Qué tiene que ver Queensrÿche con ellos? ese es el problema del álbum.

Bent es un medio tiempo con cierta distorsión y un riff doblado con tonalidad aguda y aire ligeramente progresivo, otra vez vuelta a la misma idea, que es tratar de resucitar el legado dorado de esta banda…. vale, siempre decimos que plagiarse a uno mismo no es delito pero lo que sí es delito es ser una mala copia de lo que fuiste en el pasado.

El gran problema de este trabajo es la irregularidad y la falta total de energía que transmiten, una desidia y una desgana brutal como en Inner Unrest, un ritmo jurásico, anodino, sin fuerza, blando en la batería con riffs sin fuerza y genéricos y aún encima adivinas por dónde van a salir en el estribillo porque siempre hacen lo mismo una y otra vez, al menos contiene un buen solo de guitarra.

Al menos hay que tener en cuenta que hay un puñado de temas que se salvan de la quema y uno de los más poderosos, atmosféricos y que genera una intensidad que no tienen los otros, recordando, eso sí, de lejos, a los viejos y dorados tiempos de esta banda, el tema Lauder The Conscience. Finaliza el álbum con el tema Portrait…. el problema de este disco es que cuando tratan de sonar creativos, progresivos y dejarse llevar con ámbitos conceptuales el patinazo es tremendo.

Un puñado de buenos temas aunque yo no veo tema redondo ni inmortal en este álbum tan solo veo buenos momentos esporádicos. El gran problema de Queensrÿche es que tras la marcha de DeGarmo se acabó el progresivo y ahora hacen un sucedáneo que no te lleva a ninguna parte, sinceramente, después de este álbum yo de Queensrÿche ya no me espero nada y mucho menos me espero de Geoff Tate y su proyecto pese a las buenas intenciones que presenta este “The Verdict” es un álbum que está condenado al olvido más absoluto, una lástima pero cuando no hay chispa, no hay nada que hacer, al menos en directo siguen dando el callo y merece la pena verlos.

Feeling: 2/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 3/5
Producción: 2/5

Puntuación: 5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *