Web de Metal SACROSANCT – Necropolis (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SACROSANCT – Necropolis (2018)

by Vpower

Holanda
Thrash Técnico

sacrosanct 101. The New Age of Fear
02. My Last White Light
03. The Grim Sleeper
04. Only One God
05. Melancholy
06. Clouds Obscured the Sun
07. NecroPolice
08. The Pain Still Lasts

.

Randy Meinhard – Guitarra
Kees Harrison – Bajo
Christian Göwert – Guitarra
Richard F. Hesselink – Cantante
Meik Strodtmann – Batería

Una banda de Thrash técnico que pide a gritos un reconocimiento que se le niega de forma sistemática desde los inicios de esta banda en Twente en 1988, de forma inmerecida porque de calidad siempre fueron muy holgados.

Debutaron en 1989 con una demo y en 1990 lanzaban su primer álbum “Thruth is What Is” letras futuristas, Thrash técnico de nivel con buena melodía, un buen punto de partida pero su obra maestra la publicaron en 1991 con su segundo álbum “Recesses for the Repraved”. En 1993 su último álbum antes de desaparecer “Tragic Intense” bajo el listón.

Lo dejaron en 1994 y regresaron en el 2017 con una formación completamente renovada. Son todo fichajes de este mismo año o del pasado, el único miembro original que queda de la banda es Randy Meinhard, un gran guitarrista que por cierto, tuvo un breve paso por los Pestilence.

Regresan y yo diría que más melódicos que nunca. The New Age of Fear es un tema de ocho minutos con un inicio muy suave con solos de guitarra limpio que van enganchando uno con otro, en la medida que entra la base rítmica en acción tenemos el típico ritmo de Bay Area a lo Metallica y buscan después los riffs doblados y melódicos que son un cruce entre Judas Priest e Iron Maiden, suena con mucha clase, pero no me recuerda a los viejos Sacrosanct, tampoco tienen la obligación de recordarme a ellos pues es como si fuera una nueva banda.

My Last White Light empieza con un ritmo veloz e intrépido en la batería que suena más a rock progresivo que a Thrash Metal, esa es una de las sorpresas del álbum. Ellos siempre fueron comparados con Coroner, Deathrow, Solitude, Anacrusis o Despair…. yo creo que de eso no queda nada, también tiene mucho que ver que han fichado por el sello Rock of Angels Records, un sello griego que se dedica a las bandas de: Nwobhm, Power, Progresivo… siempre fue una banda agresiva de Thrash técnico y progresivo pero el Thrash se perdió por el camino.

Only One God es un tema de siete minutos de duración con un acompañamiento acústico que vuelve a recordar en todo a Metallica, la falta de originalidad pese al buen gusto compositivo es lo que peor se lleva de este álbum, quizás en sus anteriores trabajos se pusieron el listón tan alto que es imposible superarlo, pero repito, es injusto comparar este trabajo con sus anteriores álbumes, no son los mismos músicos y han pasado más de veinte años, pese a que se llaman Sacrosanct, esto es otra historia.

Quizás hay un exceso de melodía en este trabajo, el tema Melancholy suena a Power/Thrash, la influencia del Us Power Metal es más que evidente en el desarrollo de los temas. Batería y bajo sin ningún papel específico a lo largo y ancho de este trabajo, todo el peso recae sobre la guitarra y eso es algo que una banda progresiva no se puede permitir.

Sinceramente a la banda a la que más me recordaron fue a los Patriarch. Una banda belga de Power/Thrash activa desde 1983 aunque su carrera arrancó en 1990. Clouds Obscured the Sun es un tema pues con el estilo de Patriarch pero también con el de bandas como Grip Inc o Meliah Rage.

Veo composiciones como NecroPolice, que al menos nos regala un cambio de ritmo ligeramente creativo pero eso sí, con un acompañamiento blando nada convincente y siempre dejando la pista libre para un solo de guitarra que se eterniza, está bien, tiene melodía, grandes solos pero siempre es lo mismo y suena previsible otro error garrafal para una banda progresiva.

Finalizamos con los casi nueve minutos de The Pain Still Lasts. Clásico inicio de balada con acústica, cambio de ritmo y medio tiempo con riffs atmosféricos y final melódico. No voy a juzgarlos por su pasado de Thrash técnico y exigirles esa calidad de antaño, no, me niego.

Solo pienso en el 2018 y hablo de sus nuevos temas. Una producción bastante ligera, sin potencia, todo el protagonismo para las guitarras, buscando la esencia de Metallica en el Black Album, sin creatividad y demasiado previsibles y sin fuerza, está bien, es agradable pero se queda tan solo en eso.

Feeling: 3/5
Originalidad: 2/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6,25/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *