Web de Metal SATAN – Cruel Magic (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SATAN – Cruel Magic (2018)

by Vpower

Inglaterra
Nwobhm

satan 101. Into the Mouth of Eternity
02. Cruel Magic
03. The Doomsday Clock
04. Legions Hellbound
05. Ophidian
06. My Prophetic Soul
07. Death Knell for a King
08. Who Among Us
09. Ghosts of Monongah
10. Mortality

Steve Ramsey – Guitars
Russ Tippins – Guitars
Graeme English – Bass
Sean Taylor – Drums
Brian Ross – Vocals

Junto a Judas Priest y Magnum los Satan me parecen los veteranos más en forma de la actualidad. Banda procedente de Newcastle creada en 1979, después de varias demos debutaron en 1983 con el álbum “Court in the Act” una obra maestra de la Nwobhm. Una demo y un ep antes de su segundo álbum de 1987 “Suspended Sentence”, la misma maestría de siempre.

satan 2A finales de los ochenta la Nwobhm estaba muerta así que crearon Pariah, una banda de Power/Thrash de calidad y agresividad máxima, muy infravalorados y que recomiendo vivamente. También crearon Skyclad, leyenda absoluta del Folk y Blind Fury, buena banda con sonido melódico Nwobhm.

Como Satan regresaron en el 2005 y este es su tercer álbum a cada cuál mejor, están en forma. Into the Mouth of Eternity presenta un inicio lento y atmosférico que parece un cruce entre Trouble y Angel Witch. Después se instalan en el medio tiempo con un ritmo bastante lineal y falto de agresividad en la batería, faltos de feeling pero con un puente rítmico hacia el solo de inmensa calidad.

Cruel Magic es un ritmo al galope pero demasiado enrevesado y con una producción que no me termina de convencer en absoluto, suenan a lo de siempre pero tratando de rizar el rizo. De todas formas hay buenos elementos como un riff setentero que recuerda a los Judas Priest del Stained Class. Pese al enorme solo y el buen riff me dejan un sabor agrio en la boca.

The Doomsday Clock presenta un trabajo acústico al que no le dan profundidad para acelerar la maquinaria y pasarse al Speed Metal con toque oscuro. El solo de guitarra tiene su sección melódica como los Judas Priest pero suenan sin fuerza por momentos.

Legions Hellbound es un ritmo de batería anodino que es la gran pega al álbum, un estribillo intenso acompañado por un riff frenético que va aumentando y bajando la velocidad de las escalas con gran técnica pero es que hay tan poca tensión en el álbum que hasta por momentos parece un ensayo.

Con el tema Ophidian tenemos la primera participación activa del bajista y el primer intento de recrear una atmósfera entre épica y oscura que siempre fue lo que buscó esta banda. Solo en la parte final encuentran algo de feeling con la aceleración de la batería y esos coros en el estribillo que tampoco les quedan demasiado bien.

My Prophetic Soul es de lo más interesante del trabajo gracias a esos cambios de ritmo agresivos de Power/Thrash que nos recuerdan a sus tiempos como Pariah, lástima que la producción no ayude. En cuanto al trabajo de guitarras pues de lo mejorcito de este álbum, así que estamos ante uno de los temas más destacados.

Death Knell For a King presenta el mismo problema de todos estos temas, lineales, poco significativos, clásicos y con clase pero sin transmitir, una lástima. Llega el primer intento de hacer algo realmente diferente con Who Among Us con su parte acústica y melódica sin transmitir ni oscuridad, ni épica, ni melodía alguna en ningún momento. Pero al menos hay un cambio de ritmo agresivo y un solo de guitarra lento combinado con un pasaje de acústicas de auténtica pesadilla que siembra el primer momento brillante de todo el álbum, llega tarde.

Ghosts of Monongah es un cruce entre Angel Witch, Holocaust y Priest y Sabbath, intenso y directo al grano sin más historia. Tampoco están lúcidos en los solos de guitarra y finalizan con Mortality. Inició acústico y lento, con un mínimo de atmósfera y de nuevo buscando la década de los setenta en sus influencias, muy Judas Priest en álbumes como Sin after Sin o Stained Class, sin la magia de esa década pero intentándolo al menos.

Satan es una banda que siempre opta al mejor álbum del año, con sus dos anteriores álbumes pusieron el listón tan alto que no lo han podido superar. Es un trabajo sin feeling alguno, un quiero y no puedo constante, los Satan de siempre pero sin chispa ni magia, el peor álbum de su carrera pero les honra intentar ofrecer algo diferente.

Feeling: 2/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 4/5
Producción: 2/5

Puntuación: 6,25/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

2 Comentarios

  1. Román

    Buff, no lo comparto en absoluto. Si bien queda por debajo del sobresaliente LIFE SENTENCE y del notable alto ATOM BY ATOM, para mí llega fácilmente al 8, otro discazo vaya.
    Tampoco entiendo las pegas a la producción, puesto que es absolutamente continuista respecto a sus 2 trabajos anteriores.
    Pero bueno, para gustos colores, claro.
    A mi juicio SATAN y RIOT V estarán sin duda entre lo mejor del año.
    Saludos!!

    Responder
  2. POL

    Comparto ese criterio Satan y Riot entre lo mejor del año.
    DISCAZOS

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *