Web de Metal SAXON – Thunderbolt (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SAXON – Thunderbolt (2018)

by Vpower

Inglaterra
Nwobhm

SAXON 11. Olympus Rising
2. Thunderbolt
3. The Secret of Flight
4. Nosferatu (The Vampires Waltz)
5. They Played Rock and Roll
6. Predator
7. Sons of Odin
8. Sniper
9. A Wizard’s Tale
10. Speed Merchants
11. Roadies’ Song
12. Nosferatu (Raw Version)

.

.

Paul Quinn – Guitars
Biff Byford – Vocals
Nigel Glocker – Drums
Nibbs Carter – Bass
Doug Scarratt – Guitars

Con la promoción del nuevo álbum de Judas Priest… entre otros, el nuevo trabajo de Saxon pasa completamente desapercibido. Es el número 22 de su discografía, se dice pronto, el álbum es producido por Andy Sneap y según Biff Byfford el trabajo suena atronador… ya veremos porque en los últimos años están en zona de confort y no logran sorprendernos nunca.

saxon 2Olympus Rising es una intro de un minuto y medio con riffs en distorsión, ritmos tribales en la batería y coros, sin ninguna historia. Sirve para introducir al tema Thunderbolt. Un riff bastante cañero para abrir fuego que me recordó a los tiempos del Inner Sanctum, para después tirar de un mediotiempo de Hard Heavy que va creciendo en intensidad, la fórmula de siempre.

The Secret of Flight arranca con un riff hipnótico similar a Judas Priest pero en la producción tiran de esos coros regrabados y ritmos a mediotiempo en la base rítmica, generan expectativa. Me encuentro con el mismo esquema que el tema Thunderbolt. Solo que tiene ese riff hipnótico que me recordó muchísimo al tema Cut out to disease del Unleash the Beast del 2000, plagiarse a sí mismo no es delito pero el caso es que los Saxon llevan haciendo lo mismo más de veinte años y ya resulta cansino, al menos a la hora de ejecutar los solos intentan ofrecer algo más rockero, con sentimiento y fresco pero no entra.

Nosferatu (The Vampires Waltz) tiene un arranque sinfónico y épico, producción con numerosos arreglos pero la misma estructura de siempre, la aceleración en el solo de guitarra, el aire operístico y la melodía de las acústicas para un estribillo sin ningún brillo. They Played rock and roll es lo de siempre, el tema rockero que nos cuelan en todos sus álbumes para los que añoren su primera época. Lo único interesante es la letra que rápidamente Byfford ya nos aclaró. Es una especie de tributo a Motörhead, la letra recuerda la gira que hicieron a finales de los setenta los Saxon como teloneros de los Motörhead, pero no es un tema que suene a Motörhead para nada, es un Speed Metal blando y con aire rockero, lineal y soporífero.

La primera cara del álbum no puede ser más gris. Predator tiene de nuevo esos arreglos, acústicas y coros oscuros que le quedan fatal al álbum, han intentado darle un aire moderno al trabajo y se han equivocado, estos temas desnudos en directo sin esos arreglos son todavía más grises, por mucho que Saxon sea una banda de directos. Este tema no tiene ningún sentido, es una alternancia entre Byfford y una voz gutural regrabada hasta que surge un solo melódico que no tiene nada que ver con el tema, falta de feeling brutal.

Sons of Odin demuestra que Saxon siempre fue una banda sin ninguna personalidad. En sus inicios emularon a Judas Priest y trataron de mezclarlo con rock, a día de hoy siguen sin  ningún rumbo. En este tema tiran de bajo y de ritmos de metal básico a lo Dio, con el clásico estribillo melódico de los Saxon, tratando de buscar una y otra vez el 747 (Strangers in the Night). En definitiva, ritmo al galope, solos muy melódicos y lentos y estribillo comercial, el primer tema potable que echarse a la boca.

Sniper es un Speed Metal de tres minutos con el sonido pesado de las guitarras del Inner Sanctum que es el álbum que marcó un poco el tope máximo de decibelios de esta banda inglesa, le sucede lo mismo que al resto de temas, lineal, previsible y aburrido. A Wizard’s Tale arranca con ese riff hipnótico que es un calco de riffs de Judas Priest que utilizaron en el Redeemer en temas como Halls of Valhalla o Battle Cry. Clasicismo Nwobhm y aire Priest en este tema, el Byfford cañero de siempre, el segundo buen tema del álbum.

Speed Merchants es Speed y mucho groove y aire rockero en el solo de guitarra, sin inspiración alguna, al alcance de cualquier banda principiante de hoy en día, lo único destacado es el pasaje de riffs melódicos doblados a lo Maiden pero ahí está el problema que Saxon pese a llevar en este circo desde 1970 con el nombre de Blue Condition, no tienen un estilo propio y sobreviven del legado de las grandes bandas del metal inglés.

Roadies’ Song es un mediotiempo de Hard Heavy, con el esquema clásico de los Priest, riff machacón, solo desde el inicio, estribillo que va subiendo en intensidad, riffs doblados que son un calco de los que hacía Vivian Campbell para Dio en el Holy Diver y melodía Nwobhm en el solo… lo de siempre, pero es el tercer buen tema del álbum.

Nosferatu (Raw Version) innecesario relleno que no aporta ninguna luz, solo que esta vez le echan más garra y se dejan de tanta producción, sin maquillaje el tema está mucho mejor y obtenemos el cuarto tema potable del álbum.

Cuatro buenos temas (que no aportan nada al conjunto global de su obra) y pinceladas en otros temas, pero irregular, aburrido, sin chispa, pensé que jamás diría esto, pero está muy lejos del Battering Ram y no escuchaba algo tan irregular y tirando a flojo desde el Into Labyrinth del 2009 y el Forever Free y el Dogs of War.

Saxon necesita un reciclaje porque son previsibles al máximo y siempre hacen lo mismo una y otra vez. Simplemente su fe metálica es lo que siempre les salva pero cada año van a menos, no así en los directos, donde Byfford nos recuerda que es un primer espada y donde siempre le echan muchas ganas, pero a nivel creativo la banda está en horas muy bajas y este “Thunderbolt”, como era de prever por otra parte, está muy por debajo de las expectativas, ya no son ni su sombra, quizás deberían replantearse eso de sacar un álbum cada dos o tres años porque ya llevan 22, y es muy difícil ser creativo a estas alturas, los Saxon ya no tienen nada que demostrar y quizás deberían hacer lo mismo que Scorpions, plantarse y hacer giras aniversario y giras normales pero no sacar más temas nuevos, al menos en una larga temporada.

Puntuación: 5,5/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

2 Comentarios

  1. Naussen Haussen

    En desacuerdo completamente, pero como dicen para gustos los colores, sin embargo hay que decirlo, la mayoría de las reviews están siendo muy positivas y de mi parte lo mismo, será que simplemente no son del gusto del redactor, o al menos eso es lo que se entiende en cada línea.

    Responder
  2. wayne

    el álbum arranca con dos o tres buenos temas, después se estanca y aburrimiento total porque es lo de siempre. Tengo toda la discografía de Saxon y los ví cinco o seis veces en directo pero la verdad es que no son nada del otro mundo, al igual que los Accept. De los dinosaurios de los únicos que me espero un buen disco son los Riot V y Judas Priest.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *