Web de Metal SDI – 80s Metal Band (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SDI – 80s Metal Band (2020)

by Dr X

Alemania
Speed Metal

1. 80s Metal Band
2. Freeride
3. Porno
4. Action
5. Thrash
6. Sneaky War
7. (Let the) Ball Run
8. Here and Now
9. Back Against the Wall
10. I Hate You
11. Dead and Gone
12. She Said

Reinhard Kruse – Cantante, Bajo
Christoph Olbrich – Batería
Daniel Ha – Guitarra

Se les echaba en falta y han regresado, ni fueron ni serán la mejor banda de Speed Metal que salió de Europa pero es una banda que adoran los fans del Underground. Banda creada en 1986 en Osnäbruck, sus miembros procedían de Black Jack C.O una banda creada en 1979 de Hard Heavy. “Satan Defloration Incorporated” fue su debut de 1986 como SDI, un tanto irregular. Su gran contribución al Speed Metal es el álbum “Sign of the Wicked” de 1987 en cuanto a su trabajo “Mistreated” de 1989 se pasaban a una especie de Speed Metal melódico, al igual que otras bandas alemanas del mismo género como Tyrant, la banda desaparecía en 1992 y regresaban en el 2014. En la actualidad Reinhard Kruse es su único miembro que lleva en la banda desde el primer día, el batería Chritoph Olbrich se incorporó a SDI en 1990 y Daniel Ha es el guitarrista de la banda desde el 2017, fecha en la que publicaron una demo de regreso. Después de tantos años de espera tenemos nuevo álbum de SDI “80s Metal Band” que saldrá publicado el 31 de enero a través de MDD Records.

31 años han pasado desde su último trabajo “Mistreated” ya había ganas de reencontrarse con ellos80s Metal Band arranca con un bajo y un riff sobrecargado que recuerda a Motörhead, buscan unos coros desde el inicio que no están muy bien trabajados, la voz de Kruse también se resiente, el paso del tiempo afecta a todos, hay momentos en los que habla más que canta, un poco de distorsión al bajo antes de presentar el solo de guitarra que no aporta nada al tema. Freeride empieza con el motor de un coche acelerando y es seguido por un juego de riffs veloces que esta vez conecta con los viejos tiempos de SDI, aunque le falta potencia a la sección rítmica. Mejores prestaciones que el primer tema, un solo bastante original pero que desconecta con el tema.

Porno de nuevo arrancando con el bajo y alternando con la guitarra hasta encontrar un medio tiempo que le sucede lo mismo que los dos anteriores temas, una falta de gancho brutal, un quiero y no puedo que crea impotencia, es un tema más rockero que de Speed Metal y que me recordó a los alemanes Sado.

Action es el primer tema real de Speed Metal que es lo que demandan sus fans de ellos. Cumpliendo esta vez en la batería con un ritmo acelerado, buscando la atmósfera y la melodía en el trabajo de la guitarra como en los últimos tiempos de los Accept. Thrash con un solo de guitarra de inicio que me recordó a los Necromandus y es original y creando cierta tensión en el tema pero la sensación es que se complican la vida de forma innecesaria en todos los temas, lo típico cuando te falta feeling, al menos les honra querer crear algo diferente, su estilo de siempre, pero con nuevos matices.

Sneaky War con Groove y la sensación de poderío que te otorga mezclar el Speed con el Thrash Metal, hay que olvidarse de la línea vocal y centrarse en el apartado musical pero siempre de forma irregular, si en el anterior tema acertaba de lleno con el ritmo de batería con este se vuelven a equivocar al menos hay un poco de fuerza en el trabajo de la guitarra que les hacía falta.

(Let the) Ball Run con el mejor riff de todo el trabajo, bastante épico y melódico y deudor de la Nwobhm pero el desarrollo es un desastre completo. Otro medio tiempo donde habla más que canta en Here and Now al menos logran resucitar para plasmar un buen estribillo que recuerda de nuevo a Accept, Trance… etc, la escuela alemana de toda la vida.

Back Against the Wall es un tema que arranca con acústicas y va creciendo con el ritmo de la batería con la típica atmósfera de la Bay Area y arranca con ganas el tema y hay un solo muy intenso, sin duda alguna el tema del álbum. I Hate You recordando a sus primeros tiempos como banda, acelerados a más no poder y aguerridos por momentos, al menos subiendo un poco las prestaciones en el tramo final del trabajo. Dead and Gone de nuevo sigue su nota ascendente y finalizamos con She Said, el segundo mejor corte del álbum. Remonta en el tramo final del trabajo pero a mil años luz de sus mejores tiempos, denota el trabajo una falta de feeling total y no gana demasiado con las escuchas, pero al menos son los SDI de toda la vida y en directo ganarán.

Feeling: 2/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 2/5
Producción: 3/5

Puntuación: 5,25/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *