Web de Metal SERIOUS BLACK – Suite 226 (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SERIOUS BLACK – Suite 226 (2020)

by Vpower

Alemania
Power Metal

01. Let Me Go
02. When The Stars Are Right
03. Solitude Etude
04. Fate Of All Humanity
05. Castiel
06. Heaven Shall Burn
07. Way Back Home
08. We Still Stand Tall
09. Come Home
10. Suite 226

Mario Lochert – Bass
Dominik Sebastian – Guitars
Urban breed – Vocals
Ramy Ali – Drums

Serious Black es un proyecto internacional, hagamos las presentaciones. Al bajo el alemán Mario Lochert (Emergency Gate), a la guitarra el austríaco Dominik Sebastian (Edembridge), al micro el sueco Urban Breed (ex Blood Bound, ex Tad Morose), a la batería el jordano Ramy Ali (Iron Mask, ex Freedom Call). Banda de Power Metal que nació como un grupo con ex miembros de Helloween, Tad Morose y Blind Guardian pero hubo muchos cambios de formación, abandonaron la banda quizás los dos músicos más carismáticos y atractivos de cara al oyente como es Roland Grapow a la guitarra (ex Helloween) y Thomen Stauch a la batería (ex Blind Guardian). Presentan su quinta obra “Suite 226”.

Empieza este trabajo con Let Me Go incorporando ritmos electrónicos como telón de fondo para desarrollar un Power metal de pegada con una producción perfecta que es el gran puntal sobre el que se apoya este nuevo trabajo, brutal el sonido de la batería. When The Stars Are Right al igual que el anterior tema de menos a más hasta encontrar la velocidad y un riff aguerrido de Us Power Metal que pone una quinta marcha, me recordó a los Helloween y su álbum “The Dark Ride”, encuentran bien el estribillo resultón pero con un buen telón de fondo. Solitude Etude es mucho más clásico que lo anterior expuesto, Power/Speed  que en esta ocasión se pasan un poco de tuerca con la producción, demasiado saturado y poco natural aún así suena bien.

Lección de clasicismo con Fate Of All Humanity, todas estas bandas se nutren del clasicismo de los Rainbow para luego incorporar los ingredientes básicos del Power alemán de finales de los ochenta hasta nuestros días, desde la semilla con Stormwitch pasando por el boom del género con los Helloween. Misma fórmula con Castiel que despista en su inicio con un solo de guitarra a lo Blackmore / Axel Rudi Pell para luego buscar un Power con elementos sinfónicos y siempre melódicos, la banda a la que más se parecen sin duda alguna es a Masterplan.

La atmósfera más lograda a golpe de teclado la logran con Heaven Shall Burn, vale que con el paso de las escuchas pues todos sus ritmos se cuecen a fuego lento desde hace años y están completamente trillados pero tiene cierto gancho. Eso sí, la fuerza que tenían en los primeros compases del álbum y las ideas también, las van perdiendo con el paso de los temas, Way Back Home es el tema más orientado hacia el “Happy Metal” y We Still Stand Tall repite la fórmula de siempre, de menos a más, también en la labor vocal, bastante retocada y poco natural por cierto y con esa atmósfera con elementos electrónicos.

Sugerente los ritmos progresivos y melódicos de Come Home, es como una versión comercial de lo que hace Vanden Plas, es decir, al estilo de los Masterplan. Cierran con Suite 226, extremadamente larga para la propuesta tan sencilla, una balada con elementos de Folk, el disco va claramente de más a mucho menos y al final con el paso de las escuchas va decayendo.

Feeling: 2/5
Originalidad: 1/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 5,75/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *