Web de Metal SIGH – Heir to Despair (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SIGH – Heir to Despair (2018)

by Pescaíto Jr

Japón
Avantgarde

sigh 101. Aletheia
02. Homo Homini Lupus
03. Hunters Not Horned
04. In Memories Delusional
05. Heresy (Part 1: Oblivium)
06. Heresy (Part 2: Acosmism)
07. Heresy (Part 3: Sub Species Aeternitatis)
08. Hands of the String Puller
09. Heir to Despair

Mirai Kawashima – Cantante, Teclado, Ocarina, Mellotron, Piano, Programación
Satoshi Fujinami – Bajo
Junichi Harashim – Batería
Dr. Mikannibal – Cantante, Saxofón
You Oshima – Guitarra

Uno de los universos sonoros más creativos y rico en matices es el de Sigh, una banda de Tokyo creada en 1989. Los noventa son una década recordada de forma negativa y despectiva por los fans del metal clásico ya que supuso el fin de la fórmula clásica y el auge del metal alternativo pero es una década tan creativa que solo puede ser comparada con la de los setenta en cuanto a creatividad y surgimiento de nuevos movimientos y en esa década aunque otras bandas como Nirvana, Melvins, Neurosis, Amebix, Type o Negative, Godflesh y a nivel comercial pero no creativo los Pantera se llevaron la palma, hay que admitir que Sigh tiene su importancia.

Es una banda experimental que presenta su undécimo trabajo. Aletheia es un tema donde Mirai Kawashima gracias a su labor en la programación nos presenta una atmósfera oriental y donde tiran de batería pero también de percusión buscando solo progresivos.

Homo Homini Lupus arranca con un riff que es de puro Power/Progresivo que podrían haber firmado los Iron Maiden pero con Sigh nada es lo que parece y lo acaban llevando a su terreno, con un cambio de ritmo de Groove/Thrash de esencia Punk un tanto lioso eso sí.

Cada tema es una historia diferente por ejemplo Hunters Not Horned tiene un ritmo de Thrash y un desarrollo con un acompañamiento de Folk, yo diría que es el álbum menos técnico de la banda. Muchos han querido ver en esta banda a un grupo que mezcla el Black Metal con el Avantgarde, sí lo hicieron en los noventa pero de Black en este trabajo no queda absolutamente nada, quizás un mínimo en un tema como In Memories Delusional pero mezclado con neoclásico.

Este es el trabajo de las mil caras lo vamos a definir como un trabajo de Avantgarde porque no hay por donde clasificarlo ya que quiere tocar todos los palos. Imagínate que en la primera parte de Heresy nos vamos a encontrar en la percusión ritmos de Bossa Nova, con eso queda dicho todo, está claro que a creatividad no hay quién les gane.

El oyente siempre necesita de una especie de guía y me gustaría nombrar una serie de bandas que han influenciado en mayor o menor medida la carrera de Sigh: los noruegos Arcturus, los indonesios Kekal o los noruegos Ulver aunque ya os aviso que a día de hoy los Sigh siguen su propio camino.

Como os decía nada tiene que ver lo que han hecho Sigh en este trabajo con el resto de álbumes. Heresy es un tema divido en tres partes con un enfoque de música electrónica y una atmósfera generada a golpe de programación que recuerda al metal industrial.

Hands of the String Puller es lioso a más no poder. Voces guturales, elementos electrónicos y solos de Shred y de Djent, incluso elementos de Neo-Folk en la programación…. es como mezclar mil salsas a la vez, te puede dejar el estómago como un coladero.

Heir to Despair es el tema con el que cierra el trabajo con sus diez minutos, esta vez sí que son reconocibles al 100% con su oscuridad y su contundencia…. pero el esfuerzo llega demasiado tarde. Sigh siempre roza la excelencia en sus álbumes pero este es sin lugar a dudas el peor álbum de toda su carrera, por más veces que se escuche va a ser difícil que te entre, muy buenas ideas sueltas pero no hay chispa, no hay una dirección a seguir.

Feeling: 1/5
Originalidad: 5/5
Técnica: 4/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6,5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *