Web de Metal SLAVERY FARM – Reborn (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SLAVERY FARM – Reborn (2018)

by Hombre Rancio

Holanda
Crust Punk

SLAVERY FARM 101. Intro
02. The Blood Flows
03. Burn
04. Controlled
05. No Escape
06. Restless
07. Tank
08. Trails
09. Downfall
10. Reborn
11. Touch and Die
12. Garbage

Mathew Altorf – Cantante
Ries Fokkum – Batería
Daniel Dijstra – Guitarra
Xander Van Dijck – Bajo

Se trata de una banda de Rotterdam que debuta con este álbum. Esta ciudad es considerada La Meca de la arquitectura y también en un plano musical un vivero muy importante de bandas de Crust Punk, hay tradición. El crust es parcialmente definido por bajos pronunciados y un sonido “bastante sucio, crudo y brutal”. Es un estilo musical muy rápido (algunas bandas utilizan blast beat con secciones moderadas ocasionales). Las voces son usualmente guturales así como también pueden ser gritadas. El crust punk toma influencias del Anarco/Hardcore punk de Crass y Discharge,​ también del metal extremo y en algunas de sus formas más disonantes, elementos sutiles del Deathrock. El crust ha sido siempre un estilo de música muy underground, pero fans y bandas dentro del estilo se encuentran en todo el mundo. Los primeros trabajos de Amebix (los creadores del género), Excrement of War, Doom, Nausea, Hellbastard, Aus Rotten, y Extreme Noise Terror (quienes serían los pioneros del grindcore) constituyen el crust prototípico.

El género se conocía como “stenchcore” antes de ser bautizado como crust punk. El nombre viene de la maqueta de Deviated Instinct publicada en 1987, titulada Terminal Filth Stenchcore. El término “stenchcore” utilizado actualmente se utiliza también para grupos que intentan emular el sonido de los grupos pioneros de crust, en contraste con grupos que han incorporado otro tipo de influencias.

Los temas que más representan el estilo de esta banda es Downfall y Reborn, son dos temas de puro Crust Punk, con su distorsión, el acercamiento al Hardcore Punk más primitivo y los D-Beats, sin atmósfera ninguna y sonando primitivos y añejos.

Todos los temas de un minuto o dos de duración como Controlled, siempre tirando de D-Beats y máxima distorsión, el problema es que la mayoría de temas suenan exactamente iguales y finalizan de forma abrupta, podrían haberlo mezclado con otro estilo como el Death, les hubiera quedado bien o incluir pasajes lentos o atmosféricos pero no lo hacen.

Es una banda con influencia de bandas como Wolfbrigade, Doom, Wolfpack, Disferar o Trap Them, temas como No Escape o The Blood Flows tienen esa orientación musical. Es un álbum divertido, más que divertido es un ejercicio de estilo clásico, un álbum para amantes del Crust Punk pero que no aporta nada nuevo.

https://slaveryfarm.bandcamp.com/releases  álbum completo

Puntuación: 6/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *