Web de Metal STRYPER – God Damn Evil (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

STRYPER – God Damn Evil (2018)

by Alba

USA
Hard Heavy

stryper 101. Take It to the Cross
02. Sorry
03. Lost
04. God Damn Evil
05. You Don’t Even Know Me
06. The Valley
07. Sea of Thieves
08. Beautiful
09. Can’t Live Without Your Love
10. Own Up
11. The Devil Doesn’t Live Here

Perry Richardson – Bajo
Robert Sweet – Batería
Oz Fox – Guitarra
Michael Sweet – Cantante, Guitarra

Nuevo trabajo de los californianos creados en 1983, de los que tiran biblias a su público, del imperio amarillo-negro, pocas presentaciones para los hijos del To Hell with the Devil. Desde su regreso han editado siete álbumes con este y es cierto que ninguno le llega a la suela a los álbumes de los ochenta.

stryper 2Para esta ocasión cuentan con un nuevo miembro en sus filas, Perry Richardson que procede de Firehouse. Curioso inicio del álbum con Take it to the Cross es un medio tiempo con toque oriental atmosférico que a mí me recordó mucho a Dio en el Dreamevil y con un estribillo veloz donde Sweet tira de agudos y recuerdan a Nitro, por primera vez en años sonando metaleros.

Sorry es un medio tiempo que tarda un siglo en arrancar y donde Sweet se elabora sus coros de siempre, no tiene gancho ninguno. Lost es un corte con más dinamismo, los Stryper rockeros de toda la vida con un riff alegre y un sonido de batería explícito con un buen solo melódico, tratan de capturar la energía de su clásico To Hell with the Devil solo que dándole un toque más rockero pero el álbum carece de feeling por el momento. God Damn Evil es un corte que aporta más de lo mismo. El clásico medio tiempo de los Stryper, riff sencillo de rock esencial y coros melódicos que te podrías encontrar en trabajos como Soldiers Under Command o In God We Trust. El tema You Don’t Even Know Me es de lo más destacado del álbum. Sobre todo en cuanto al trabajo del solo de guitarra que es lanzado por un buen riff y que tiene mucho carisma y sentimiento ese solo de guitarra siempre acompañado de la voz de Sweet por el que no pasan los años.

The Valley es una balada épica que es un regalo para todos los seguidores de los Stryper porque siempre fue el plato especial de la casa. Nos regalan el primer estribillo adictivo y además se adornan en el solo de guitarra algo que en directo les puede servir para improvisar.

Sea of Thieves suena a Hard Heavy alegre pero sin ningún gancho y eso les sucede en muchos momentos de este trabajo, por no decir en casi todos los temas. Beautiful tiene los mismos ritmos que los anteriores temas. Es el principal error que tienen en todos los temas, una base rítmica calcada que hace que todos los temas te suenen igual, el estribillo de este tema es una pastelada. Cometen el error de meternos dos baladas seguidas y el álbum decae al máximo con Can’t Live Without Your Love, solo lo salva Sweet y el solo de Blues/Rock que me recuerda a los Great White.

Own Up es el clásico tema de los Stryper de toda la vida, no se han estrujado el coco la verdad, llegan a la recta final del álbum sin aliento. The Devil Doesn’t Live Here es otro tema rockero, de los pocos ritmos veloces que presenta este trabajo, alegre sin más historia.

No puedo aprobar este trabajo porque es de lo más flojo que han compuesto en los últimos años. La producción es un error y la base rítmica mata por completo a los temas. Es cierto que es un trabajo que no entra a la primera y que necesitarás varias escuchas para pillarle el truco, algo que curiosamente nunca sucedió con ningún álbum de Stryper, siempre fue una banda muy comercial. El primer tema es lo más destacable y quedaos con un dato por primera vez en muchos años han hecho un acercamiento al Heavy Metal de sus inicios, a mil años luz de su mejor forma pero a fin de cuentas es un intento potable. A mí me parece al menos su álbum más sincero en muchos años, nos encontramos con buenos solos de guitarra, sin ningún gancho en los estribillos y todo temas calcados y refritos como te hacen también los Iron Maiden, pero como plagiarse a sí mismo no es delito, no pasa nada.

Puntuación: 4,75/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

4 Comentarios

  1. Isaac

    Vaya, estoy en total desacuerdo con la perspectiva tan pesimistamente acentuada de ésta reseña, ya partiendo con eso de que ninguno de los últimos álbumes le llega ni a la zuela a los de los 80. Convengamos que ninguna banda alcanzará lo hecho en sus tiempos de gloria, ninguna. Ya las producciones difieren demasiado del sonido de antaño, y aún nosotros hemos cambiado, hemos perdido la capacidad de impresionarnos. Pero creo que es patear en el suelo la buena crítica generalizada que se ha hecho en especial a los álbumes “No more hell to pay” y “Fallen”, los anteriores a éste. Dichos álbumes tienen tremendo nivel que han dejado muy bien a Stryper desde su retorno con Reborn, ya que por fin daban con una fórmula para entregar buen Heavy Metal y Hard Rock.

    “God Damn Evil” la tenía difícil por lo mismo, no por compararlo a sus álbumes de los 80, lo cual sería un descriterio con Stryper y la mayoría de las bandas veteranas; sino porque habían dejado la vara bastante alta con sus buenos antecesores. God Damn Evil hay que medirlo con esa vara, la del Stryper nuevo.

    “Take it to the cross” es una apertura rarísima para la mayoría, ni imaginábamos un estribillo con Sweet emulando a Bobby Elsworth o algo por el estilo, y mas con ese final donde nos susurran guturales. Tema pasado de caña quizá, pero disfrutable al fin y al cabo.
    “Sorry” es cuando aparece el Stryper conocido por todos, melódico y cargado de sentimiento, buen tema y mejor aún el solo de guitarra.
    “Lost” es para mí de lo mejor del álbum, canción bien estructurada con un coro maravilloso con esos agudos.
    “God Damn Evil” que vaya me esperaba por el título un tema oscurete pero resultó ser el de sonido mas alegre o festivo de todos, en el inicio Sweet nos deja claro que todavía le queda garganta para gritos, y que pretende divertirse mucho golpeando notas altas aún a travéz de las diferentes pistas.
    “You don`t even know me” es una muy buena canción, coincido plenamente con la reseña en cuanto a ésto. Una canción que por la oscuridad plasmada en la melodía de sus estrofas me hacía recordar aquel Surrender legendario de Soldiers Under Command. Una nota altísima dentro de este plástico es ésta canción.

    “The Valley” es un tema al que me costó engancharme, además que de aquí en adelante sentí que entraba a la sección de canciones mas débiles del álbum; tanto que me causó cierto disgusto saber que iba a lanzarse un video clip para ésta y que sería el segundo single. Sin embargo me ha ido agradando mas a cada escucha.
    “Sea of thieves” y “Beautiful” es imposible hasta el momento que me quiten la sensación de ser las peores del disco, aunque Beautiful está un poco mas arriba a mi parecer, ya que el estribillo es muy de marca de la casa.
    “Can`t live without you” es otra de las grandes canciones que aquí nos dejan los de amarillo y negro, donde se les nota muy inspirados para inyectar el sentimiento necesario para un medio tiempo como éste, digo medio tiempo casi tirando a lento, pero balada, de esas acostumbradas nada; simplemente no las hay en GDE. El sólo es otro punto alto donde le meten una melodía que vuelve a colarse al final de la canción, una de las mejores.
    “Own Up” es una roquera pasable, pero no tan grandiosa.
    “The devil doesnt live here” es el cierre grandioso como nos tienen acostumbrados éstos Cristianos, Heavy bien puesto, tal y como lo han hecho con Rock the hell out of you, The reign, o God, Renewed y King of Kings de sus producciones mas modernas.

    La batería se me hace un tantito pasada de volumen.
    Lamentablemente no es Perry Richardson, el reemplazante de Gaines quien grabó las partes del bajo.
    Me parece bien que en este no hayan puesto algún cover como venían haciendo desde Against the Law, si sepuede considerar IGWT de Reborn como un “autocover” también.

    En fin, está claro que tenemos puntos de vista muy diferentes en cuanto GDE y también en lo que respecta a los últimos trabajos de Stryper. Debo terminar diciendo que no me parece que éste disco supere a ninguno de los 80, y de la nueva era sólo me atrevería a ubicarlo por sobre Reborn y Murder by Pride, Saludos.

    Responder
  2. Andrés

    El disco anterior fallen por lo menos se acerca al auge de los 80

    Responder
  3. Kino

    Los Stryper entran dentro del contenedor de bandas que ya no tienen nada que aportar o de los que no me espero nada como Metallica, GNR, acdc, Saxon, Iron Maiden, Immortal, Inflames y un largo etc

    Responder
  4. Wayne

    Jugoso comentario del compañero Isaac, pero se nota que es muy fan de la banda. Yo también lo era… en sus tiempos, pero oye, su nuevo álbum al lado de los discos que salieron en estos dos últimos meses es aburrido, simple a mas no poder, yo incluso prefería el Fallen.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *