Web de Metal THE CARDS – The Cards (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

THE CARDS – The Cards (2019)

by Luna

Internacional
Blues Rock

1. No Soul
2. Bandit on the Run
3. Rock & Roll Rocketship
4. The Process
5. Pitfalls
6. Ride the Freight Train
7. Sweet Lowdown Dirty Love
8. If I Had You
9. Agent Orange
10. Long Way to Go
11. For You

Paul Quinn – Guitarra
Harrison Young – Cantante, Bajo
Koen Herfts – Batería

The Cards es un nuevo proyecto de Blues/Rock, sí, volvemos a los orígenes de  nuestro rollo, es obligatorio reseñar álbumes de Blues, el que no lo hace, es que de música no sabe nada, esto es el origen y todo deriva de esto. 

El que está detrás de este proyecto no es otro que Paul Quinn, el guitarrista de Saxon desde 1977… se dice pronto y llama la atención que a sus 67 años se le dé por emprender una nueva aventura musical, llama la atención porque Saxon es una banda con muy poco respiro en su carrera y porque Quinn nunca fue de colaboraciones ni de proyectos paralelos, pero le picó el gusanillo en el ocaso de su carrera y quiso volver a los orígenes. Es un amante del Blues y siempre quiso hacerlo y no encontró nunca tiempo.

Se junta con Harrison Young de 35 años de edad. Este neoyorkino hizo carrera en Europa. En el 2009 fue teclista de Doro y en el 2015 de Udo. Regresó a Usa y allí empezó su carrera como solista, ahora se junta a The Cards y ya están girando, primera parada en Rusia.

El último del trío es el batería  holandés Koen Herfts, de 35 años y que se dedica a las colaboraciones internacionales, proviene de bandas de metal extremo como Xenobia o Cypher. 

Vamos al grano, es un álbum sin demasiada historia, quiero decir, no te van a sorprender ni lo más mínimo pero tiene alma y de eso vive el Blues. No Soul es el típico Blues alegre y acelerado de toda la vida que cede su sitio a Bandit on the Run, sin duda el mejor tema de todo el álbum. Tiene un arranque muy a lo Deep Purple en el Mk1 y luego en el solo de guitarra hay tributo a Hendrix.

Rock & Roll Rocketship es una balada donde demuestran su buen hacer, tiene un ritmo oscuro y atmosférico la balada que te recuerda claramente a los Blue Öyster Cult, no es el típico proyecto que nos vende a Paul Quinn, aquí aportan los tres.

The Process contiene un poco de Southern Rock y también de rock básico con aroma de Country, dejando todo el protagonismo para Harrison Young que es el que más aportó en la elaboración de los temas y los lleva a su terreno mientras Paul Quinn los apuntala con el solo de guitarra. Pitfalls es la vuelta al Blues más clásico y rudimentario y es un tema para gozar en directo ya que seguramente lo alargarán como un chicle, me recordó mucho a Glenn Hughes cuando se pasó al Blues, hay pinceladas de Funk que lo hacen más interesante si cabe.

Ride the Freight Train es un tema de los de antes, con el Blues como esencia pero tirando también de un rock melódico muy elegante que te recuerda a Savoy Brown o a Cream, buen estribillo con garra y genial acompañamiento acústico. Sweet Lowdown Dirty Love es una concesión a la típica balada de Country donde Paul Quinn toca la harmónica.

Del resto de temas quiero resaltar Long Way to Go, buscando las raíces del Blues. Es un trabajo que busca la diversión sin más ambición, unos temas pensados en tocar en directo que son música de toda la vida.

Feeling: 3/5
Originalidad: 2/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6,5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *