Web de Metal THE DEAD DAISIES – Holy Ground (2021) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

THE DEAD DAISIES – Holy Ground (2021)

by Luna

Internacional
Rock

1. Holy Ground (Shake The Memory)
2. Like No Other (Bassline)
3. Come Alive
4. Bustle And Flow
5. My Fate
6. Chosen And Justified
7. Saving Grace
8. Unspoken
9. 30 Days In The Hole
10. Righteous Days
11. Far Away

Glenn Hughes – bass, vocals
Doug Aldrich – guitars
Deen Castronovo – drums
David Lowy – guitars

The Dead Daisies es una de esas bandas que se suele etiquetar como supergrupo, fijaos a quienes tenemos en la alineación, especialmente esa combinación mortífera entre Hughes y Aldrich, pero es que en la batería está Castronovo que ha pasado por bandas como Bad English y Journey, casi nada al aparato.

Recapitulando, cuentan con cuatro discos de estudio, uno en directo y otro de versiones, por lo que se puede decir que no es una banda pasajera, como suele ocurrir con muchos de estos proyectos estelares donde la lucha de egos es descarnada o donde lo que prima es pillar el botín y dedicarse a otra cosa. Han girado junto a otros grandes nombres como Kiss, Guns N‘ Roses, Scorpions, Aerosmith, Bad Company, Whitesnake, ZZ Top y Hollywood Vampires. Y han pasado distintos músicos por sus filas, como John Corabi, Marco Mendoza, Richard Fortus, Dizzy Reed, Frank Ferrer, Darryl Jones, Tommy Clufetos, etc. Es decir, que es un proyecto vivo pero en evolución, se podría comparar a una TSO pero a escala mucho más reducida, con la dimensión de una banda al uso. Por cierto, anuncian una gira por Europa para este año en la cual en principio hay tres fechas en España a finales del mes de febrero. Ojalá que se pueda realizar con la situación de la pandemia que estamos viviendo ahora mismo.

Este nuevo disco del grupo nos ofrece al eterno Glenn Hughes en el micro y el bajo, un tipo incombustible, no en vano se le apoda la voz del rock. Ha hecho discos aburridos a lo largo de su carrera en solitario, sin duda, pero también tiene auténticas joyas que adornan su extensa trayectoria musical.

Dicho esto vamos con este disco que sale publicado por SPV el 22 de enero. Holy Ground me sorprende de principio por la voz aguda que se marca Hughes, pero a medida que avanza el tema ya va mostrando sus registros y giros característicos que hacen única y reconocible su voz. Este es un tema rockero a tope pero envuelto en una unos riffs y una ambientación muy especial, atención a las geniales pausas, que le dan mucho carisma, suena a clásico desde el primer momento y se te queda en la cabeza para todo el día, es la canción más mediática del disco. La guinda al pastel la pone el señor Doug con su calidad a las seis cuerdas en un punteo que va pasando por distintas fases para deleite de todos los que amamos el rock.

Like No Other tiene más presencia en las línea de bajo de Hughes y suena más a su típico tema en solitario con esas influencias del soul y el blues que a él tanto le gustan. Pero ahí está Aldrich con sus dentelladas para hacer que el tema no suene a más de lo mismo, parece un clásico de los 70 llevado al momento actual.

Come Alive es rock con más groove en las guitarras, más atmósfera y con Hughes haciéndose dueño del tema por completo con su voz, también muestra algunos riffs muy al estilo Whitesnake. Bustle And Flow arranca con Aldrich sacándose un riff de los de enmarcar, es un tiempo más moderado, de nuevo tirando hacia el sonido Glenn, que creo que en el disco es el que impone más su estilo, aunque todo está muy bien conjuntado e instrumentalmente no se puede poner una sola pega.

Llega el momento de relajarse un poco con My Fate, una canción en formato balada que me recuerda a los buenos temas del grupo que formaron Hughes y Turner, que duelo de titanes aquel, pues esta canción va por ahí, para relamerse los arreglos de guitarra. Chosen And Justified es un tema rockero con unas melodías más directas y comerciales, pero se va complicando o haciendo más intenso sobre todo por la aportación de las guitarras a medida que avanza y es que Aldrich está sembrado.

Saving Grace es otra de las canciones pausadas del disco, tirando un poco hacia el sonido Deep Purple pero como en todo el disco con unas guitarras que suenan muy actuales y más potentes, de nuevo, todo funciona como un reloj. Unspoken es un tema poliédrico, por momentos suena muy bluesero y en otros se pone cañero y hasta heavy casi se podría decir, aquí el que acapara los focos es Doug.

30 Days In The Hole lleva un tiempo de hit rockero a tope y suena muy a Dio, quizás sea un homenaje a su eterna figura, es uno de esos temas que suena sencillo pero que te cautiva, con unas melodías vocales que posiblemente sean las más acertadas del disco. Righteous Days destaca por sus interesantes riffs y punteo con influencias étnicas y acaban con Far Away, el tema más largo del disco con sus siete minutos de duración y es la segunda balada del disco, muy al estilo Hughes, pero se me hace un poco larga de más.

Gran disco el que se han cascado estos reconocidos músicos, tiene la calidad que se espera de ellos, pero no sólo calidad sino también inspiración, porque puedes ser muy bueno y dormir a las ovejas. También hay que decir que el nivel al que están Hughes y Aldrich es tan alto que ocultan un poco el gran trabajo que hace la batería y que da perfecta forma a este entramado de rock, blues y soul de raíces clásicas. Imprescindible para todos los rockeros y la prueba de que, contra lo que muchos creen, el rock no está muerto y además es inmortal, porque… it’s only rock n’roll, baby!

Feeling: 4,5/5
Originalidad: 2/5
Técnica: 4,5/5
Producción: 4/5

Puntuación: 8/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *