Web de Metal THE DRIPPERS – Action Rock (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

THE DRIPPERS – Action Rock (2019)

by Luna

Suecia
Rock

1. (Ain’t No) Shangri-La (1:25)
2. Gimme The Shakes (2:47)
3. Feldman’s Exit (2:46)
4. Långgatan (2:38)
5. White Light (3:09)
6. Backbeat (3:39)
7. Bottled Blues (2:30)
8. Sweet Action (2:48)
9. Finskt Blod (1:32)
10. Ready To Fall (2:34)
11. Day Turns To Night (2:46)

Viktor Skatt – Bass & Vocals
William Dickborn – Guitars & Vocals
Niclas Kristoferson – Drums

Esta es una banda procedente de Suecia que se autodefine por hacer un rock muy enérgico con influencias de bandas suecas de los 90 como Turbonegro o The Hellacopters, a la par que combinan elementos del rock más clásico, en todo caso lo suyo es subir las pulsaciones, o al menos eso es lo que prometen, qué mejor forma de comprobarlo que escuchando su debut discográfico con este Action Rock, grabado a finales del año pasado y que ahora sacan a la luz. También se consideran una banda con un directo explosivo, pero oye, esto es rock y si en directo no motivas al personal entonces mejor dedícate a la pesca del atún en alta mar.

Primer tema con la breve intro (Ain’t No) Shangri-La y las sensaciones son excelentes, haciendo honor a lo que predican, un ritmo desenfrenado y guitarras explosivas para un rock desmelenado. Si os fijáis todos los temas son breves, entendiendo por breve que la mayoría están por debajo de los tres minutos. Gimme The Shakes sigue con esas mismas connotaciones, la voz siempre con mucha fuerza y las guitarras metiendo caña con arreglos por detrás constantes.

Feldman’s Exit es un tema con una base rítmica menos acelerada y con unas guitarras más de los noventa, solos largos y de rock de toda la vida, sin aflojar en ningún momento el ritmo. Es con temas como Långgatan cuando me ganan para su causa, sacan a relucir un rock más clásico y con toques sicodélicos a lo MC5, potente y descontrolado, un rock eufórico podríamos calificarlo, con un poco de esa chulería que hizo célebres a los guns and roses, es decir, el elemento punk. White Light lleva un tono garajero, más austera y under, un rock más protestón y setentero se podría decir.

Backbeat sigue tirando de riffs clásicos, de esos temas donde te hacen pensar que en esto del rock está todo inventado, este en concreto es un punk rock de toda la vida, con estribillo y riffs pensados para enganchar a la primera. Bottled Blues podría perfectamente estar en algún disco de los Motörhead, rock con callo, con la voz más rota y los riffs de la banda británica de toda la vida, si fuese un tributo entraría sin problema en ese disco homenaje. Sweet Action nos devuelve a los años más clásicos del rock con riffs y coros de rock como ellos dicen de acción, la esencia del rock, la movilización y el inconformismo perfectamente reflejados en esta canción.

Finskt Blod es una clase de como comprimir en menos de dos minutos un tema de rock con su punteo y todo, guitarras bastante sucias y voces disparadas que se entremezclan. Ready To Fall es un tema de rock con la distorsión por las nubes, de nuevo el ritmo de batería a tope de pulsaciones bien acompañado por la voz, la fórmula que usan durante todo el disco, no hacen un rock amable ni melodioso, sino correoso y agresivo, altamente inflamable y esa es su mejor baza. Day Turns To Night sigue en la misma línea con punteos con fuerza y rematando el disco con las botas puestas hasta el final y sin apearse del caballo del rock de toda la vida. Lo menos brillante es la falta de originalidad, pero lo compensan con creces con la energía que le meten a los temas. This is rock!

Feeling: 4/5
Originalidad: 2,5/5
Técnica: 3/5
Producción: 4/5

Puntuación: 7,5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *