Web de Metal THRIF – The Human Race is Filth (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

THRIF – The Human Race is Filth (2018)

by Hombre Rancio

USA
Crust / Sludge

thrif 11. Fence Walker
2. Uncivilized Pigs
3. Suffering Is Reality
4. Race Waste
5. Culture Of Guilt

.

.

.

Paul Folks – Cantante, Guitarra, Bajo
Kasey Harrison – Cantante, Batería

Crítica breve para una banda que hace de la brevedad una virtud. Ellos son los Thrif, dos músicos americanos que proceden de York. Son dos músicos experimentados que han estado en numerosos proyectos de su localidad. Etiquetarlos resultaría complejo, es una banda que se dedica al “metal collage”, es decir, a la mezcla de estilos. Crust, Punk, Doom, Sludge, Hardcore…. y tan solo en un minuto por tema, es fácil de decir pero muy difícil de hacer y que te quede bien. En un solo minuto son capaces de tocar todos estos palos ya que sus temas están cargados de matices.

Fence Walker es un tema de un minuto justo de duración. Es un Crust tan acelerado y sucio que roza el Grindcore, mezclado con un trabajo abrasivo en los cambios de ritmo donde se pasan al mediotiempo y surge la influencia del Hardcore en su estado más visceral.

Uncivilized Pigs es el único corte de larga duración con unos cuatro minutos de duración. Nos encontramos ante un tema con un arranque muy lento, distorsión en las guitarras que nos recuerdan al Crust sueco de los Anti-Cimex o los Doom, mezclado con unos ritmos de Sludge a lo Boris y Neurosis. Con un simple redoble de batería cambian de ritmo al D-Beat y satanizan el tema.

Suffering is Reality es retomar la idea de su primer tema. El Crust Punk americano bebe de diversas fuentes, ellos siempre mezclan arranques de tema lentos donde mezclan Sludge con Doom que recuerda a los Goatwhore y lo mezclan con esas arrancadas imposibles.

Race Waste es un corte donde regresa la influencia del Grindcore a base de D-Beats que es la religión y el modus operandi de los Thrif. Siempre con una voz rota muy agresiva con ese Hardcore lento y tirando de groove en las partes lentas para acabar acelerando la maquinaria y finalizar de forma abrupta.

Cierran su primera obra, pues la banda se creó en el 2017 con Culture of Guilt, un tema de tres minutos de duración que ofrece una paleta de colores de lo más interesante. Empezando por la distorsión brutal que presenta bajo y guitarra y tirando de platillos es una mezcla original entre Grindcore y metal industrial. Por supuesto el Crust Punk acaba por aparecer y arrasa todo a su paso. Banda interesante, sirva este álbum como carta de presentación de una banda que promete mucho.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *