Web de Metal U.D.O. – Steelfactory (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

U.D.O. – Steelfactory (2018)

by Natalia

Alemania
Heavy Metal

udo 101. Tongue Reaper
02. Make The Move
03. Keeper Of My Soul
04. In The Heat Of The Night
05. Raise The Game
06. Blood On Fire
07. Rising High
08. The Devil Is An Angel
09. Hungry And Angry
10. One Heart One Soul
11. Pictures In My Dreams
12. A Bite Of Evil
13. What A Hell Of A Night (Japan Bonus Track)
14. Eraser
15. Rose In The Desert
16. The Way

Udo Dirkschneider – Cantante
Fitty Wienhold – Bajo
Andrey Smirnov – Guitarra
Sven Dirkschneider – Batería

La carrera de Udo en solitario arrancó en 1987 en un primer momento su idea era combinar su carrera en solitario con Accept pero las malas relaciones con sus ex compañeros hizo que abandonara Accept para siempre…. aunque sigue haciendo giras cantando temas de Accept, lo cuál me parece ridículo al máximo, no te diriges la palabra con tus ex desde hace más de treinta años, rechazas cualquier intento de reunión pero sigues cantando sus temas.

udo 2Dentro de lo que es su carrera en solitario yo solo señalaría “Timebomb” de 1991 como su único trabajo logrado, el resto de los 16 álbumes de estudio son más de lo mismo, una versión muy menor de un álbum de Accept.

Udo nunca tuvo una banda sólida con la que el público se identificara, pero ahora reúne a un gran guitarrista como es el ruso Andrey Smirnov, tuvo un breve paso con los Master con los que grabó su último álbum de estudio y después dio el salto a Europa, también cuenta en la batería con su hijo Sven de 24 años, en cuanto al álbum, vamos a ello ya sin más dilación, más de lo mismo, la conclusión no puede ser más sencilla y sincera.

Tongue Reaper es un tema con coros, solo de guitarra melódico y ritmos de Power a lo Grave Digger, bastante festivalero. Make The Move es un corte que trata de emular al típico himno de Accept como es Generation Clash… lleva 30 años este artista anclado en el pasado.

Keeper Of My Soul es otro medio tiempo con un estribillo más oscuro y donde Udo se siente más cómodo, hablando más que cantando. Un tema de lo más previsible y repetitivo pero al menos con ese puntito de clase que le da Smirnov al tema.

In The Heart Of The Night es un intento por regresar a los ochenta, una mezcla entre Accept y Saxon pero con sonido Hard Heavy americano y pienso claramente en Dokken con esos arreglos acústicos que presenta el tema que va de menos a más. Es intenso aunque previsible pero a la vez tiene la fórmula clásica para que funcione.

Raise The Game es un paso atrás, un medio tiempo con coros y mucho Groove y la sensación de que estás escuchando el mismo tema una y otra vez solo ese solo atmosférico y oriental de Smirnov salva de la quema al tema. Con Blood On Fire es la primera vez que veo a Udo intentar hacer algo diferente con la voz y se agradece aunque en directo ya no da el callo y es el artista junto a Blackie Lawless más desganado que vi en muchos años.

Rising High es el primer tema veloz de todo el álbum y ahí aparece la pegada de su hijo, mucho Groove, los coros de siempre a lo Grave Digger y el solo de guitarra que mezcla Running Wild con Helloween, siempre es lo mismo una y otra vez.

Es como si solo tuviera dos opciones y con The Devil Is An Angel toca lo de siempre, calcar un tema de Accept, a fin de cuentas es de lo que vive este señor pero a mí me parece patético, rechazar tu pasado pero a la vez vivir de él.

No hay ni un solo tema que me llame la atención, que marque diferencias, Hungry And Angry es tan similar al anterior que lo único que cambia es el riff, la tonalidad es más grave y tratan de darle un rollo más rockero a lo AC/DC, la poca personalidad de Udo hará que intente emular a Bon Scott con resultados muy pobres.

One Heart One Soul es un nuevo cromo repetido. Pictures In My Dreams empieza bien con ese acompañamiento acústico y el estribillo está bien elaborado gracias al armazón que construye Smirnov a base de melodía.

Del tema A Bite Of Evil solo sobresale el solo de guitarra que tampoco es una maravilla, Smirnov tuvo un breve paso por Master, grabó con ellos su último álbum en estudio y poco más. Eraser es un tema menor, veloz y con coros en el estribillo… como todos los estribillos de este álbum y es que la voz de este señor no da para más.

Rose In The Desert es un calco del tema Make The Move de este mismo disco… cromos repetidos en el mismo disco, de auténtico horror, The Way es una balada ñoña y sosa que no te lleva a ninguna parte tan solo al bostezo.

Udo quiso regresar a la vieja fórmula de siempre y al metal clásico de los ochenta, dejando un poco de lado las producciones fastuosas y los cuatro trucos de estudio que se utilizan hoy en día para sonar diferente. En cuanto a la inspiración de este álbum es nula. Hay dos tipos de temas, los que tratan de calcar al milímetro los típicos himnos de Accept y los temas veloces de este álbum que son una simple mezcla entre Running Wild y Helloween.

Es un disco que está bien para los principiantes en esto del metal, los que tienen muy pocos discos o los que se contentan con bien poco, pero para alguien que entiende de esto, es una tomadura de pelo y álbum muy menor, es para los entendidos para los que escribimos, nosotros no tenemos necesidad de lamer ningún culo, por mucho que se llame Udo, su carrera va cuesta abajo y sin frenos.

Feeling: 3/5
Originalidad: 1/5
Técnica: 2/5
Producción: 3/5

Puntuación: 4/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *