Web de Metal VANDENBERG – 2020 (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

VANDENBERG – 2020 (2020)

by Natalia

Holanda
Hard Rock

01. Shadows Of The Night
02. Freight Train
03. Hell And High Water
04. Let It Rain
05. Ride Like The Wind
06. Shout
07. Shitstorm
08. Light Up The Sky
09. Burning Heart – 2020
10. Skyfall

Adrian Vandenberg – Guitarra
Ronnie Romero – Cantante
Randy Van Der Elsen – Bajo
Koen Herfst – Batería

La carrera de este virtuoso guitarrista neerlandés arrancó en 1978 con la banda Teaser. Después creó su grupo Vandenberg con los que sacó tres grandes discos en los inicios de los ochenta: Vandenberg, Heading for a Storm y Alibi. David Coverdale puso sus ojos en él y lo fichó para Whitesnake, haciendo tándem con Steve Vai. Después del exitoso 1987, están componiendo Slip of the Tongue. Adrian Vandenberg sufre una lesión y no puede ni sujetar la púa. En un primer momento le diagnosticaron mal su lesión y estuvo bastantes años inactivo, dedicándose a otra de sus pasiones, la pintura. Hizo colaboraciones esporádicas con los Whitesnake dado que mantiene una buena relación con Coverdale y creó la banda Vandenberg’s MoonKings con los que editó dos álbumes y un directo acústico, con un sonido orientado hacia el Pop/Rock. Ahora Adrian presenta su nuevo disco “2020” donde recupera el sonido y el logo de su banda Vandenberg con la cual consiguió el éxito. Al micro un habitual en diversos proyectos, Ronnie Romero (Rainbow, ex Lords of Black), al bajo, Randy Van Der Elsen (Tank) y a la batería Koen Hersfts (Bobby Kimball, Epica, Doro). El disco es producido por Bob Marlette (Black Sabbath, Alice Cooper) y lanzado por el sello Mascot Records.

Puede que Adrian Vanderberg no sea un genio creativo de la guitarra pero es un guitarrista notable y tiene un gusto compositivo exquisito. Confieso que su proyecto Moonkings no me supo a nada, un Pop/Rock suave y blando muy alejado de lo que nos tiene acostumbrados pero es la evolución del artista y hay que respetarlo. Me hubiera gustado que hubiera recuperado a sus músicos holandeses de su tiempo en Vandenberg, banda que editó su último álbum en 1985, pero presenta una alineación renovada de garantías y no obstante, toda la composición de su antigua banda la hacía él. Estamos de dulce, recuperamos con este trabajo a la mejor versión de Vandenberg y aún encima han regresado los Alcatrazz, así que los amantes del Hard Rock melódico están de enhorabuena.

Shadows Of The Night es el tema con el cual abre el disco. Se trata de un tema comercial y rockero con sentido del ritmo que busca claramente el sonido de los ochenta y sobre todo la estela de los Whitesnake, incluso en la forma de cantar, Ronnie Romero se adorna bastante emulando a Coverdale, es un tema que me recuerda al tema de la serpiente blanca “Still of the Night”.

Freight Train arranca con distorsión, sonido clásico a la producción y un ritmo a medio tiempo bastante sucio. No hay ni trampa ni cartón es puro Hard Rock, no tiene gancho el tema pero el solo de guitarra de Adrian sin ser estelar, siempre roza el notable como mínimo, salvando un tema flojo.

Hell And High Water es de los temas nuevos seguramente el mejor, tiene energía y roza el Heavy Metal por momentos, es un cruce entre Dio y Whitesnake, lo que queda claro es que Adrian y su tropa fue a asegurar y poco más.

Es como si se tratara de un manual del rockero pues el tema Let It Rain, recuerda a los Scorpions en fondo y forma. La misma orientación musical tiene el tema Ride Like The Wind, es un corte también muy emparentado con el sonido de los alemanes Scorpions, bastante genérico con algún buen momento al solo de guitarra, cumplidor a secas.

Shout es todavía más simple que todo lo expuesto anteriormente, se trata de un corte pensado para tocar en directo, el clásico himno rockero, tema simple a más no poder, pensado para corear el estribillo, sin ninguna historia. Significativo es el tema Shitstorm, pues colaboran en él, Rudy Sarzo y Brian Tichy, otros dos ex Whitesnake que nos ponen sobre la pista de la banda británica y que buscan en concreto darle un toque de Blues al tema como en los primeros tiempos de Whitesnake.

Burning Heart es la balada estrella de Vandenberg que salió en 1982 y es su tema bandera de sus tres álbumes con su banda holandesa en los primeros años ochenta. No le añade ningún matiz salvo pequeñas pinceladas acústicas y está muy bien ejecutado y es un temazo pensado para que Romero se luzca.

El trabajo finaliza de forma óptima con Skyfall, con buena potencia en la batería por parte de Koen Herfst y de nuevo completamente influenciados por Whitesnake.

La conclusión no puede ser más simple, fue a asegurar sin más. Suena a Whitesnake por todos sus poros y un poco de su anterior etapa en Holanda y algo del rollo comercial de los Scorpions, sin más historia. Un puñado de temas sobrios que no brillantes y poco más. Pero es una alegría que Vandenberg vuelva al Hard Rock y seguramente con giras y más tiempo en el estudio, saquen un álbum para la próxima vez más ambicioso.

Feeling: 3/5
Originalidad: 2/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6,5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *