Web de Metal WHITECHAPEL – The Valley (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

WHITECHAPEL – The Valley (2019)

by Jordi Thunder

USA
Deathcore

01. When a Demon Defiles a Witch
02. Forgiveness Is Weakness
03. Brimstone
04. Hickory Creek
05. Black Bear
06. We Are One
07. The Other Side
08. Third Depth
09. Lovelace
10. Doom Wood

Gabe Crisp – Bajo
Alex Wade – Guitarra
Ben Savage – Guitarra
Phil Bozeman – Cantante
Zach Householder – Guitarra

Esta banda tuvo unos inicios que llamaron la atención al público. Se llaman Whitechapel en honor al barrio londinense donde se cometieron los crímenes de Jack el destripador en 1888, asesinando de forma cruel a cinco prostitutas. Poco a poco se alejaron de esta temática y se acercaron a temas como estar en contra de la religión entre otras cosas.

También en el plano musical esta banda de Knoxville (Tenessee) se fue alejando de su público inicial. Dejando el Deathcore por algo todavía más blando. Su anterior trabajo del 2016 recibió un aluvión de malas críticas que tratan de recuperar el vuelo con este álbum.

Desde luego When a Demon Defiles a Witch no es el mejor camino para iniciar un trabajo. Groove y Deathcore barato con un estribillo con voz gutural retocada en el estudio que no deja espacio para el desarrollo instrumental para luego buscar un cambio de ritmo entre Shoegaze y Ambient Pop con un solo de guitarra a lo Slipknot…. galimatías.

 Pero también hay temas cortos como Forgiveness Is Weakness donde se tratan de congraciar con la parroquia. Más distorsión, más agresividad, ligero acercamiento tanto al Brutal Death como al Powerviolence, pero de nuevo en un plano instrumental muy pobre, al alcance de cualquier banda principiante.

Brimstone arranca con una distorsión interesante que recuerda a Hate Eternal para luego instalarse en un pesado Groove lento con más riqueza en la base rítmica en cuanto a matices y buscando una atmósfera Sludge para relanzar el estribillo. Hickory Creek es Metalcore comercial algo que les perjudicó mucho y que el público no acepta en ellos y la verdad, queda como un pegote al igual que Black Bear que es un meltacore lineal sin ningún atisbo de creatividad.

We Are One vuelve a tirar de un Death muy distorsionado que roza por momentos el Brutal Death, carga pesada sin desarrollo alguno pero al menos les devuelve, eso sí, de forma temporal, por el buen camino. The Other Side presenta un ritmo de Thrash/Groove muy de los noventa con un trabajo más limpio y melódico en la guitarra que trata de buscar una atmósfera, es el tema más elaborado de todo el álbum.

Third Deep es la enésima desconexión de este trabajo, balada acústica con voz melódica sin entonación, sin gancho, sin atractivo alguno con un cambio de ritmo de lo más previsible. Son temas como Lovelace los que sus fans echan en falta, los inicios de Whitechapel como banda.

Han querido hacer una mezcla entre la vieja fórmula y el camino que tomaron recientemente y el resultado es irregular y de perfil bajo, eso sí supera su anterior álbum, cosa que tampoco era demasiado complicada, los temas suenan previsibles con poco riesgo, nula creatividad y muy irregular con temas que no aportan nada y te desconectan por completo de los escasos buenos momentos del álbum.

Feeling: 2/5
Originalidad: 2/5
Técnica: 2/5
Producción: 3/5

Puntuación: 3/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *