Web de Metal WITCHES HAMMER – Damnation Is My Salvation (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

WITCHES HAMMER – Damnation Is My Salvation (2020)

by Pescaíto Thrasher

Canadá
Thrash Metal

01. Across Azeroth
02. Solar Winds
03. Damnation Is My Salvation
04. Within the Halls
05. Frozen God
06. Witches Hammer
07. Deadly Mantis
08. Nine Pillars

.

Rayy Crude – Cantante
Marco Banco – Guitarra
AJ Kovar – Bajo
Steve Shaw – Batería
Jesse James Jardine – Guitarra

El Thrash en Canadá siempre tuvo un sonido diferenciador. Los Witches Hammer son una de esas bandas que suenan mucho más extremas que por ejemplo el sonido de la Bay Area. Esta banda fue creada en el 84 y en los ochenta lanzaron de forma independiente tres demos y un ep. Lo dejaron en 1990 y regresaron en el 2018, han girado, han lanzado recopilatorios pero sobre todo querían sacarse una espina que llevaba clavada desde 1984 y es que no pudieron lanzar su álbum de debut como querían, por fin lo han conseguido.

Solo queda de miembro original su guitarrista Marco Banco, el resto son fichajes del 2018. Across Azeroth es lo que te esperabas de ellos. Un sonido de batería blando pero con una producción caótica que hace que rocen o se instalen dentro del Death Metal de forma continua y es que la mayor característica de ellos siempre fue la oscuridad y la suciedad.

Esta producción les beneficia hasta cierto punto porque después llega el corte Solar Winds y la sensación es que todos los temas suenan iguales. Hay que compararlos con Sacrifice, Razor, Infernäl Majesty, Soothsayer, Slaughter, Strappado… en esa línea va el tema Damnation Is My Salvation. Lo que quiero decir es que es un Thrash crudo, siempre acelerado, con elementos de Death Metal que suena bronco, agresivo y muy primitivo.

Los solos de guitarra siempre frenéticos, pura distorsión y a la velocidad de la luz pero sin generar nada nuevo, en ese sentido me recuerdan a los solos nada elaborados de Exodus en sus inicios pero es en el riff donde sacan la fuerza como en Within the Halls.

Todo el álbum es así, directo al grano sin tomar prisioneros. En el medio tiempo es donde se echa en falta otro tipo de producción pues una producción tan sucia para un tema acelerado pues queda bien, sobre todo con esas pinceladas de Death/Thrash en cambio en un medio tiempo es un lastre y se le notan más las carencias en la base rítmica por ejemplo como en Frozen God.

Aunque el medio tiempo simplemente es un estado transitorio para ellos porque lo que buscan es la aceleración como en Witches Hammer donde son primitivos y tiran de un riff que repiten hasta la saciedad, hacen que sus temas se te quedan en la cabeza y también en ese sentido me recuerdan a la banda americana los Kublai Khan.

Interesante algún fragmento lento donde entra el bajo y se marca un solo para recrear una atmósfera oscura y pesada como en Deadly Mantis. Vale que les falta variedad entre tema y tema pero es que temas como Nine Pillars ofrecen justo lo que buscaban los fans en esta banda. Cuando una banda regresa después de tantos años de ausencia siempre existe la duda de qué van a hacer y solo hay dos opciones. Optar por lo más fácil que es tirar de recuerdos y sonar como en los primeros tiempos o buscar algo diferente y más personal, han optado por la primera vía y no han defraudado. De los Witches Hammer uno se esperaba un Thrash crudo, primitivo y de la vieja escuela y es lo que han ofrecido.

https://www.youtube.com/watch?v=tDNKh7Pjggg  álbum completo

Feeling: 3/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 7,25/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *