Web de Metal WOLFTOOTH – Valhalla (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

WOLFTOOTH – Valhalla (2020)

by Vpower

Estados Unidos
Heavy, Doom

1. Intro
2. The Possession
3. Firebreather
4. Valhalla
5. Fear For Eternity
6. Scylla & Charybdis
7. Molon Labe
8. Crying of the Wolves
9. The Coven
10. Juneau

Chris Sullivan – guitar, vocals
Terry McDaniel – bass
Jeff Cole – guitar
Johnny Harrod – drums, vocals

Banda americana de músicos curtidos con más de dos décadas en la escena y que nos presentan su segundo larga duración especial presencia en los riffs de guitarra y unas influencias que se reflejan en su música y que provienen de diferentes géneros. Debutaron en el 2018 con un disco que fue bien recibido, os lo comentamos en su día, y ahora quieren seguir esa estela de éxito con este segundo álbum que saldrá publicado el 22 de mayo, es decir, que con un poco de suerte podrás salir tu mismo a comprarlo a las tiendas de música, si es que lo encuentras, que creo que eso necesita más suerte que lo otro.

Arrancamos con una intro de aires medievales a base de acústicas, deja el camino expedito para que entren los potentes riffs de The Possession. Una de las notas características es la forma de cantar de Sullivan, le da ese toque setentero, entre heavy y doom, un poco las influencias Black Sabbath, juegan con las melodías y el groove, para una canción que se mueve entre el heavy stoner y el epic melódico.

El comienzo de Firebreather no puede ser más sabbathiano con esos riffs marca de la casa, le unes las voces y tienes la sicodelia, pero saben jugar bien sus cartas y son capaces de introducir una base rítmica de cabalgada que le da esa aproximación más potente y épica, suenan añejos pero al mismo tiempo potentes.

Con Valhalla acentúan la influencia de los de Iommi, riffs hechos a medida del heavy oscuro de aquella banda mítica, con un puente muy bien construido para llevarnos a un estribillo de esos que te ganan sin remedio, y claro se lo dejan a huevo al guitarrista para que meta un solo retro de heavy con aroma new wave.

Fear For Eternity entra como un guante con esa combinación de riffs con groove y ritmo desenfrenado, con riffs épicos, como épica es la voz de su vocalista en este corte más que nunca. Una canción que tiene ritmo, tiene atmósfera y caña a raudales en intervalos determinados, posiblemente el mejor tema del disco, con un punteo primero atmosférico y luego afilado que entra como un cuchillo.

Una de las cosas que te va quedando muy claro a medida que vas conociendo al grupo es que no son dados a alargar los temas de manera gratuita, se ciñen al guión clásico de temas de cuatro minutos, con riffs que centran la historia desde el principio y lo amenizan con toques ambientales, melódicos y épicos. Eso es todo lo que tiene Scylla & Charybdis, una canción marcada por la base rítmica que en este caso está ralentizada y por momentos se queda casi en punto muerto para que metan la guitarra ambiental. Un tema muy a los primeros Judas, con cambio de ritmo final incluido para meter el punteo.

Molon Labe sigue mostrando esa dualidad entre heavy y doom, está bien aunque comparado con toda la tralla que han metido hasta ahora es uno de los cortes más previsibles del disco, aún así supera holgadamente el listón. Crying of the Wolves parece en su inicio un remake del war pigs, y por ahí van los tiros, un tema muy setentero, de ritmo y guitarras pesadas, que tiene su momento álgido con el ritmo de batalla que introducen al final, vamos, que el mimetismo con los Sabbath es palmario, también en las buenas sensaciones que transmiten los riffs.

The Coven es un tema heavy con un estilo más tirando a unos Visigoth, predominio de ritmos heavys, salvo en las partes líricas más lentas donde el cantante pone la nota más doom. Juneau cierra el disco con un aire más retro que la media, incluso con influencias del rock setentero, buenas melodías y toques sicodélicos. Los Wolftooth demuestran con este segundo disco que siguen caminando con paso firme y han llegado para quedarse. Por ponerle algún pero diría que los temas finales no son capaces de mantener el altísimo nivel del resto del disco, pero es que eso era muy complicado. Una banda para seguir desde ya.

Feeling: 4/5
Originalidad: 3,5/5
Técnica: 4/5
Producción: 4/5

Puntuación: 8,25/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *