Web de Metal WULFPÄCK – War Ain’t Over! (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

WULFPÄCK – War Ain’t Over! (2018)

by Pescaíto Thrasher

Alemania
Thrash Metal

Wulfpäck 101. Mr. Shitface
02. Toxic Assault
03. Buried in the Pit
04. Cannabusiness
05. Slaughter the Police
06. War Ain’t Over!
07. Pork
08. Disastrous Invasion
09. Cuntspiracy
10. Glorycide

.

Dennis Rušnjak – Guitarra
Justin Entwistle – Guitarra, Cantante
Janis Reichert – Batería

A la hora de valorar un álbum de Thrash Metal nos fijamos primero en la creatividad, ese es el aspecto más difícil de lograr pues este es un estilo que está completamente estancado y hay muy pocas bandas que sean capaces de aportar algo nuevo a la escena del Thrash y desde luego Wulfpäck no es una de ellas.

Son alemanes y proceden de la ciudad de Coburg, la banda se creó en el 2012 y después de una demo y un ep editarán el 31 de agosto su primer trabajo.

No es una banda creativa pero considero que van a tener su hueco en la escena internacional porque tienen gancho y hoy en día ese es el condimento perfecto para que una banda de Thrash pueda encontrar su espacio. Desde Mr. Shitface nos queda claro que es una banda alemana que busca combinar los dos mundos, el Thrash alemán de los ochenta y la Bay Area.

De Toxic Assault me quiero quedar con la fluidez en el cambio de ritmo, que aunque le falta fuerza, tiran de clásico y del sonido de Megadeth y buscan de forma constante siempre el solo de guitarra melódico. Buried in the Pit es un tema que me recuerda a los Dust Bolt en esa mezcla entre Crossover, Thrash con el típico sonido comercial de la Bay Area.

Cannabusiness es un tema muy ochentero que recuerda a todas esas bandas que se quedaron por el camino que emulaban en todo a Metallica como eran Slammer y Xentrix, dos bandas olvidadas que por cierto siguen estando en activo y que deberíamos de resucitar su legado porque merece la pena.

Slaughter the Police sí que es un tema de puro Thrash Metal y se agradece que de vez en cuando apuesten por la contundencia de los cambios de ritmo marcados por el bajo, del doble bombo, de una voz menos pulida y más rota y de distorsión a la guitarra.

War Ain’t Over! y Pork nos devuelven al esquema del inicio del trabajo, es decir, a la escuela americana y a lo que se hace hoy en día que poco o nada tiene de creativo, siguiendo la estela de Havok y Gama Bomb y no creo que por ese camino tan transitado esta banda alemana vaya a destacar.

La sensación que me dejan es que han sido muy tímidos a la hora de componer sus temas. Quieren pisar sobre seguro y para eso te ponen el cebo comercial en la boca en todo momento a base de tirar de solos melódicos en la guitarra, estribillos adictivos y ritmos frescos pero trillados en el fondo…. escuela americana del Thrash, sin más historia.

De vez en cuando algún zarpazo como el de Disastrous Invassion que aunque no añade nada nuevo, por lo menos suena agresivo y sí que nos recuerda por primera vez a Destruction y también tenemos un tema como Cuntspiracy donde dejan muestras de su calidad pero sin dejar huella… todavía es pronto para que se desmelenen y sean ellos mismos, con este, su primer álbum, buscan un público mayoritario sin arriesgar lo más mínimo y eso es un problema porque hay demasiadas bandas con el mismo sonido para tan poco público.

Feeling: 3/5
Originalidad: 1/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6,25/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *