Web de Metal DRY RIVER – 2038 (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

DRY RIVER – 2038 (2018)

by Alba

Hard Rock

DRY RIVER 11. Perder el norte
2. Fundido a negro
3. Rómpelo
4. Me va a faltar el aire
5. Me pone a cien
6. Camino
7. Al otro lado
8. Cautivos
9. Peán
10. Con la música a otra parte

Carlos Álvarez – Guitarra, Cantante, Programación, Voces
Ángel Belinchón – Cantante
Martí Bellmunt – Guitarra, Teclado, Saxo, coros
Pedro Corral – Bajo
David Mascaró – Bajo y Coros
Matías Orero – Guitarra y coros

Dry River es una banda de Castellón creada en el 2004. Debutaron con “El Circo de la Tierra”, una carta de presentación donde tiraban de una mezcla de estilos dentro del Rock bastante eficiente.

DRY RIVER 2Prestad atención porque esta banda merece muchísimo la pena. Perder el norte es una gran canción. Donde mezclan Rock progresivo con rock básico y con un gran gusto por una melodía con aire conceptual y teatral muy logrado. Buena letra y gran trabajo del teclista y del guitarrista, con influencias tan diversas que van desde los Asfalto (la gran influencia de Dry River) con riffs pegadizos de los Barón Rojo y coros que recuerda a los Queen.

Fundido a negro es un tema al galope con una base rítmica potente y una línea del bajo muy marcada, piano y riff clásico, un poco de Avalanch mezclado con el rock progresivo de toda la vida, tienen un buen gusto compositivo que los hace diferentes a todos.

Rómpelo es un tema con el Blues/Rock alegre y contagioso del MK1 de los Deep Purple, etapa en la banda inglesa que habría que reivindicar y lo combinan con un pasaje instrumental de Jazz Fussion que es para sacarse el sombrero y un estribillo teatral marca de la casa, son muy divertidos.

Me va a faltar el aire es una gran balada con dos elementos principales, piano y el solo de guitarra, calco de Alice Cooper y la última etapa de los Guns and Roses, buena balada. Esta banda de Castellón ya actuó con Asfalto y es que son sus sustitutos naturales, cuando Asfalto decidan jubilarse, nos dejarán un hueco enorme que será difícil de llenar, quizás cuando se jubilen valoremos todo lo que han hecho por el Rock en España porque nunca se lo han reconocido, pero podemos estar tranquilos porque los Dry River son esa banda que puede llenar ese hueco.

Me pone a cien es donde demuestran toda su diversión, sus aires de orquesta más que banda y es que siempre se sacan de la chistera melodías muy elaboradas y para el gusto de cualquier oyente, rockeros, metaleros, amantes del Pop incluso, musicales… etc. Sus aires más oscuros y psicodélicos salen a flote en el tema Camino donde nos sorprenden con un estribillo muy melódico y adictivo.

Blues/Rock de la vieja escuela en Al otro Lado y creciendo poco a poco en intensidad. Cautivos es uno de los temas más divertidos del álbum, una balada acústica con un ritmo contagiosamente adictivo y con aires de Southern Rock que me recordaron a los Black Oak Arkansas, es cierto que en sus últimos temas bajan un poco el listón de electricidad y rozan el Pop pero es que tienen mucha clase.

Péan es una nueva vuelta de tuerca que no os vais a esperar para nada. Sinfónico / Orquestal / Power / Progresivo / Operístico… son algunas etiquetas que había que meterle a este tema de diez minutos con unos solos de guitarra de gran calidad y con rasgos de Mozart en su última época cuando compuso el Requiem que es digno de elogio. Finalizamos con Con la música a otra parte tirando de coros y haciendo una despedida a caballo entre el Hard Rock operístico de Alice Cooper y Queen de nuevo, gran álbum y gran banda.

Puntuación: 8/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *