Web de Metal HELIX NEBULA – The Last Lights of a Dying Universe (2016) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

HELIX NEBULA – The Last Lights of a Dying Universe (2016)

by Vpower

Death Melódico, Progresivo, Heavy Metal

helix nebula1. Intro
2. God is God
3. Soul Reaver
4. Night Angel
5. When the Demons Awake
6. Dawn of War
7. Interludio
8. Son of Antares
9. Black Flames
10. Shadows in Darkness
11. The Last Lights of a Dying Universe

 .

.

Mike Vera – Voz
Rubén Vera – Guitarra
Alberto Baeza – Guitarra
Héctor Cobo – Bajo
Daniel García – Batería

helix nebula2De vez en cuando te llevas sorpresas cuando menos te lo esperas escuchando nuevas bandas. Y de vez en cuando te quedas con la mandíbula desencajada escuchando a bandas emergentes como es el caso de estos madrileños. Lo iré desgranando a lo largo de toda la reseña, pero lo digo desde ya, es para mí el mejor disco de Metal nacional en lo que va de 2016, y de largo. El futuro para ellos no puede ser más claro y diáfano, o al menos debería ser así, si es que en esto de la música hubiese algo parecido a la lógica, algo que todos sabemos que no existe.

Primero las presentaciones. Como decía, son una banda de Madrid, hasta ahora habían editado una demo y un EP, que habían distribuido digitalmente. Su estilo es una fusión de estilos, básicamente entre death melódico y progresivo, aunque con poso heavy también. Hasta aquí nada raro, el metal collage es lo que se lleva hoy en día. Pero el asunto es que estos Helix Nebula hacen su mezcla particular con un gusto exquisito. Nos vamos a encontrar temas con pegada, pero también con melodía y con mucha técnica, temas que, creo que esto es lo más importante, te enganchan desde la primera escucha, sin resultar comerciales pero sin caer en el progresivo corrosivo, el punto de cocción ideal.

Después de una breve intro de corte futurista, que podría formar parte perfectamente de esa obra maestra que es Blade Runner, nos metemos de lleno en el disco con un pedazo tema: God is God. Curiosamente, es el tema claramente más comercial de todo el disco, dentro de lo que es el sonido de la banda, pero es el típico tema que te atrapa y se te queda, con unas melodías pegadizas a más no poder. El inicio es una perfecta continuación de la intro, guitarras con melodía y rever, para ir metiendo su death melódico poco a poco. No faltan tampoco los arreglos en clave progresiva, pero es sobre todo un tema que destaca por sus tremendas guitarras melódicas, que vuelven a hacer acto de presencia al final del tema en una especie de outro. Es el tema que cualquier banda escogería como single, porque tiene un tirón brutal y no en vano han sacado un lyric video del mismo (que ya os hemos puesto en la web). Es un gran tema, pero no es el mejor, porque eso aún está por llegar.

Soul Reaver se inicia con un riff muy progresivo, ritmos alegres y el contraste con la voz gutural, pero no gorrina, sino clara, pulcra y muy sólida de Mike Vera. Quiero hacer un pequeño inciso para destacar la labor del vocalista. Su labor está muy clara, siempre con esa voz gutural pero no rota ni muy sucia, da consistencia al trabajo, nunca le verás soltando agudos ni apenas gritos descarriados, y sin embargo dota a los temas de una gran fuerza, tiene su propia personalidad, y eso, amigos, es muy complicado de conseguir. De nuevo, la fusión de estilos es soberbia, el despliegue guitarrero brutal, la evolución en los ritmos más que convincente y lo bueno es que todo esto lo logran haciendo temas muy adictivos. Al contrario que muchas bandas de metal progresivo estos Helix Nebula buscan sobre todo el efectismo, el conquistar más que el lucimiento, y lo logran.

Night Angel tira más hacia el death sueco. Es de esos temas, que si cierras los ojos pensarías que estás escuchando a una banda de death nórdica, muy clásica. Combina oscuridad y melodías, con momentos mágicos a lo Edge of Sanity. Mezla de riffs melódicos con distorsión, base rítmica demoledora. Y ojo al solo de este tema que es de esos que te hacen caer de rodillas. Sí señores, esta gente sabe como reunir lo mejor de los dos mundos, del progresivo y del death melódico.

When the Demons Awake se inicia con un riff oscuro al que le sigue otro speedico, mientras se mantiene el ritmo. Luego abordan ya ritmos de death, unos a media velocidad y otros acelerando. Parada true metalera y melodías a lo Amon Amarth más épico. La segunda parte del tema es mucho más experimental, y los solos respiran melodía y transportan a otra dimensión. Brutal.

Dawn of War es en mi opinión uno de los mejores cortes del disco. Se inicia con una voz femenina en solitario y el ulular del viento en el fondo. Luego ritmos progresivos y después un speed death metal realmente trepidante. Ojo al señor que está sentando a la batería, y las melodías de las guitarras son realmente portentosas, me recuerdan a los americanos Vänlade, maestros en el arte del riffeo melódico. Aparece de nueva la voz femenina, así como un riff de rollo nwobhm y solo posterior a tope de power Usa. Estos chicos hacen fácil lo difícil y accesible la música, disfrutable. Temazo absoluto.

Interludio, como su propio nombre indica, es un breve pasaje instrumental que da paso a Son of Antares, que tiene un amago de guitarras a lo bay area y otros en clave doom. Cuando creías que lo habías visto todo, te hacen un cambio de ritmo y duermen el tema a base de una atmósfera muy doom. Pero sus temas son todo lo contrario de simples, y hay tiempo también para las melodías, las acústicas y el power melódico en las guitarras realmente pegadizas.

Nos vamos acercando al final con Black Flames, mezcla de guitarras progresivas y heavy melódicas, recuperando por momentos el punto vikingo en el tema. Es un tema más contenido pero tiene por momentos esas arrancadas geniales a lo Symphony X y la sicodelia de los actuales Holocaust. Tiran más del groove en este tema y resulta un corte de lo más atmosférico, otro gran tema.

Shadows in Darkness tiene un arranque doom death, pero después de dos minutos te meten un cambio de ritmo de heavy con mucha melodía y death melódico. El alubión de riffs es abrumador, el solo de gran nivel y el final del tema muy sinfónico, apoteósico.

Se cierra este soberbio disco con el tema más largo del mismo y el que le da título. Que curiosamente para mí es el que menos me ha gustado. Quizás me resulta demasiado largo, aunque es una especie de compendio de todo lo que hemos escuchado hasta ahora.

En definitiva, como decía al principio, no tengo dudas de que estamos ante el mejor disco de metal nacional en lo que va de año y una de las bandas españolas con más futuro. Me ha traído a la memoria aquel enorme disco de los Ark, el Burn the Sun, no porque el estilo sea especialmente similar, sino porque es de esos discos que te deja totalmente cautivado, desarmado e indefenso ante su pegada, su adictividad, su elegancia y su magnificencia. Si la justicia existe en esto del Metal, los Helix Nebula deberían comérselo todo con este disco, tanto a nivel nacional como internacional, sin fronteras. Solo le veo un problema a este disco y es que si han puesto el listón tan alto no sé qué van a inventarse en la segunda entrega… Mientras tanto disfrutemos de esta joya.

Puntuación: 9,25/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

4 Comentarios

  1. Paula

    Sin duda alguna su mejor trabajo hasta ahora,seguro no sera el ultimo.
    GENIAL CHICOS ENORABUENA

    Responder
  2. Goyi

    Enhorabuena sois geniales

    Responder
  3. Vicky

    Enhorabuena chicos!!!! Vamos a ver si hay suerte y os vemos por Navarra !!!!

    Responder
  4. Fernando

    Me alegro por vosotros chavales, duro y a por todas, sois jóvenes y tenéis que pelear. Suerte
    Hermanos Vera, jubilar a vuestro padre!

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *