Web de Metal JUDAS PRIEST – Point of Entry (1981) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

JUDAS PRIEST – Point of Entry (1981)

judas priest point of entry 1Pescaíto Thrasher: La verdad es que no sé qué le ves a este álbum Vpower, nunca te entendí primo, con el Turbo es el peor álbum de Judas Priest. Incomprensible que después de British Steel editaran este álbum, es como un paso atrás, un álbum involutivo ¿tú no lo ves así?

Después de este trabajo vino el Screaming for Vengeance… ese es el álbum que tenía que seguir al British Steel y no el mediocre Point of Entry. Para empezar de este álbum solo se tocan en directo: Heading out to the Highway, Hot Rockin y Desert Plains. Estos tres álbumes salvan un poco el decoro.

Si te fijas el resto de los temas no los tocan jamás en directo, por algo será. Es un álbum de highlights, que sobrevive simplemente por tres temas. Te pinchas la otra cara del vinilo y te encuentras con: On the Run, All The Way, Troubleshooter, Solar Angels…. son temas que nadie recuerda. Más orientado hacia el Hard Rock, con la intención de arrasar en el mercado americano. Con unos riffs sin potencia, con unos solos comedidos y lo que es pecado, con un Halford que pasa de puntillas durante el trabajo. Producción blandita y álbum irregular donde los haya, el peor álbum de Judas Priest, sin lugar a dudas. Vete a saber por dónde me sales, me dirás que con la remasterización sale ganando, que tiene feeling… sabe Dios. Siempre fuiste algo tozudo y sobre todo, involutivo, por eso te gusta este álbum que es una marcha atrás y una pequeña mancha en el expediente de los Judas Priest.

judas priest point of entry 2Vpower: Te lo diré con la confianza que da la cercanía, la amistad y los lazos de familia: pensaba que tenías un poco más de cultura metalera, pero tu ignorancia me deja con la mandíbula desencajada. Pero vayamos por partes.
Por empezar por algo, porque has dicho tantas insensateces que casi no sé por dónde empezar. Bueno sí, no es el tema de hoy, pero ahí tengo que decir algo al respecto. Decir que el Turbo es el peor álbum de Judas Priest debería estar penado con tarjeta roja, puedo entender que te guste más o menos, pero no saber apreciar lo que es Turbo es lo mismo que no haber entendido nunca a los Judas Priest, una de las bandas más grandes del planeta metalero. Y esto me lleva a lo que es el punto argumental básico: los Judas Priest son una de las pocas bandas, de esas que se cuentan con los dedos de una mano, que nunca han tenido miedo a evolucionar. Aún diría más, evolucionar forma parte de su esencia. Y es algo que creo que nunca le agradeceremos lo suficiente. Lo siento, pero no comparto esa visión de aquellos que piensan que una vez que has encontrado el disco siempre tienes que sacar el mismo disco, dígase un Operation Mindcrime, dígase un Number of the Beast, dígase…

No, los Judas nunca han hecho eso y por ello, entre otras muchas cosas, son una de las bandas inmortales. Pero ya entrando de lleno en este Point of Entry, no, no es sólo que con la remasterización este disco gane un 100%, que lo hace, es que este disco representa un glorioso puente entre dos épocas, combina el hard heavy de los setenta y principios de los 80 con el heavy metal de mediados y finales de los 80, es decir, recoge lo mejor de ambos mundos, porque lo mejor lo hacían entonces unos ingleses de nombre Judas fucking Priest y siempre marcaron tendencia.

El disco se grabó en los Ibiza Studios y fue un proceso bastante complejo y no exento de problemas, por eso creo que una reedición le ha hecho justicia. Es verdad que por aquel entonces los Judas tenían sus miras puestas en el mercado americano, de ahí que el peso del hard rock en este álbum se deje notar más, te concedo ese punto, querido Pescaíto Thrasher, pero lo que no te puedo admitir es que digas que es un disco de tres temas, hasta ahí podíamos llegar.

Y te diré por qué este disco para mí es uno de los puntos de inflexión clave en la carrera de los JP, quizás en ese sentido casi al nivel del Turbo (aunque para mí este último es el más importante). Point of Entry es el paso necesario para relanzar el heavy metal de cuero y tachuelas, el que haría Judas después de este disco y que harían tantas bandas que siguieron el camino trazado por ellos. No es el mejor disco de Judas ni el más brillante, de acuerdo, pero es un gran disco y una piedra angular en su carrera que la mayoría de la gente nunca ha sabido comprender ni valorar en su justa medida.

Heading out to the Highway, Hot Rockin y Desert Plains son grandes temas, pero te olvidas de temazos como Turning Circles, un temazo a lo Sad Wings y con un Halford pletórico y con una atmósfera cargada. Solar Angels es un tema que se tocaban en directo en la gira del disco y me parece excelente. Y qué decir de On the Run!. Un tema rápido a lo Desert Plains, con Halford luciéndose y el duelo de guitarras típico de los Judas.

Vale, es cierto que hay temas como Troubleshooter que están por debajo de la media del disco, pero yo no he dicho que este sea el mejor disco de JP, sino que es una pieza clave en su trayectoria, porque une el mundo del Sad Wings con el del Screaming, no es un paso atrás, es el puente necesario para ellos y para un estilo que estaba evolucionando como nunca.

Y para rematar, decir que “Halford pasa de puntillas”… jajaja es lo peor que podías decir, amigo, es como reconocer que nunca le has puesto la oreja al disco como deberías. Halford simplemente demuestra que es Dios disfrazado de cantante de Heavy Metal. Cuando toca poner la voz melodiosa la pone, cuando toca gritar lo hace, cuando toca ponértelos de corbata te los ata con doble nudo corredizo… Simplemente está soberbio en su versatilidad, lo mismo que demostró en Turbo. Y es que al final estos dos discos guardan muchas similitudes, rompieron moldes, sin complejos, con la genialidad que les caracteriza. Te recomiendo que le des una detenida escucha, Pescaíto. Un abrazo.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

4 Comentarios

  1. KKK

    Pesimo disco este, muy cierto pescaito este tipo es demasiado fanatico que quiere hacernos creer que lo que dice es cierto. Y el turbo de lo peor del metal encima lo defiende que clase de critico es este?

    Responder
  2. Vpower

    Pues vaya si lo defiendo, para mí el Turbo es el mejor disco de los Judas, y me gustan todos de ellos sacando el Demolition de la era Ripper. Pedazo de disco el Turbo, rompiendo moldes. Y el Point of entry es el gran incomprendido pero los fans de Judas de toda la vida le sabemos sacar todo el jugo que lleva dentro.

    Responder
  3. saul

    Point of entry es immortal y en directo gana mucho

    Responder
  4. Mr.D.

    “Point of Entryç” es un discazo, diferente, rockero. Una gozada de variedad la que ejecutaban estos Priest. ¿ Y “Turbo” mal disco? Me descojono, en serio. Malísima “Locked in”, “Hot for love” (por dios que estribillo!!!), y por supuesto, la maravillosa “Out in the cold”, ¿verdad?¿Hay quién pueda afirmar eso y quedarse tan pancho?. Luego tenéis narices a afirmar que “Painkiller” es el mejor de su discografía. Más oído y más libertad sonora. Enriquecéos con “Point of entry”.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *