Web de Metal MANOWAR – Fighting the World (1987) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

MANOWAR – Fighting the World (1987)

manowar fighting the world 1Pescaíto Thrasher: Después de la escabechina que me hiciste en nuestro anterior duelo al sol, esta vez seré yo Clint Eastwood y tú Lee Van Cleef, sabes que te toca perder pues tengo todos los ases en la manga.

Es curioso que tú y tu hermano pongáis este álbum en opiniones enfrentadas, ¿en serio que hay alguien que no le guste el Fighting the World? si existe ese alguin por favor que lo ingresen en un museo de arte moderno.

Fighting the World es uno de los mejores álbumes del planeta metalero. Me dirás que con este trabajo la banda optó por un sonido más comercial, pero sabes de sobra que esto es un negocio y se trata de vender discos.

¿Me atacarás con las pintas del grupo? la parida de ir en taparrabos es como la parida de pintarse la cara que hacen las bandas de black metal, un show como otro cualquiera.

Los coros potentes de Blow your Speakers, el himno épico de Fighting the World, el metal pesado de Defender.… obra maestra.

Es una gran mezcla entre melodía, pegada con un Adams que se come a Halford con patatas y con un Joey Dimaio al bajo que hace más trabajo que todos los guitarristas de tus soporíferos Savatage, desde que te conozco del insti siempre trataste de diferenciarte de los demás, como escuchar esas bandas raras en vez de tirar de Maiden o Manowar, como hacemos la gente de bien.

Me hacen gracia los haters de Manowar, son los típicos que rajan de ellos porque al ser una hamburguesa no queda fino decir que te gusta. Pero a escondidas escucháis blow your speakers, sinceramente no tienes escapatoria Vpower, ríndete y entrégate al Sheriff.

manowar fighting the world 2Vpower: Estimado Pescaíto, aunque eres gallego de pura cepa hay que reconocer que el haber pasado ya tantos años por tierras andaluzas te ha calado y tienes tu gracia, simple, pero gracia, sobre todo cuando te pones a dar lecciones de metal con, como dices tú, una hamburguesa que quieres hacer pasar por caviar. Pero, empecemos por el principio, porque me has dejado abiertos tantos frentes que casi no sé por dónde empezar a hincarle el diente a tus endebles argumentos.

Pero empecemos por lo más básico, ¿por qué el Fighting the World en opiniones enfrentadas? Easy, por el mismo motivo que pusimos el de Vular de los Pantera. Es decir, por desmitificar, por lo mismo que en su día pondremos alguno de los “intocables” Maiden o de lo Megadeth… ya está bien de que por decreto, porque la mayoría lo diga, te tenga que gustar, ya no digo alabar, un disco o un grupo. Al final, aquí lo que manifestamos son opiniones, con más razones o con menos, pero opiniones al fin y al cabo, y ya estoy hasta las narices de que si no me gusta tal o cual disco no lo podamos decir públicamente. Ahí surgió el sentido de esta web, para decir lo que otros no dicen, porque no se atreven o porque no tienen más conocimientos, porque no vano no quieren ir más allá, cosa igualmente respetable pero que ahí está.

Dicho esto, vamos al fondo del asunto. ¿Qué si me gusta el Fighting the World? Pues te contestaré como buen gallego: depende. Si es para estar tomando una cerveza en el local con los amigos no me importa y hasta lanzo un puño al aire, ahora bien, no es un disco que me ponga en mi casa y por placer, posiblemente no lo haya pinchado en años. Es un disco de lo más comercial, no nos engañemos y eso es lo que siempre me ha fastidiado más de los Manowar. Se van de trues y de ser lo más metal del planeta, lo más heavy y lo más potente y … bueno, si te has escuchado más cosas te das cuenta de lo fútil y ridículo de su pantalla de marketing.

No, no es sólo el taparrabos, los soporíferos solos de bajo, los directos metiendo paja y durmiendo a las ovejas, las letras de vergüenza ajena (los de castellano en esto tenemos la suerte de que nos fijamos menos, aunque hablemos en inglés, pero a mí me producen el mismo efecto que las letras de unos Warcry, por ejemplo, y me da vergüenza ajena). Porque cuando te vas de dios y eres un tipo del montón o de nivel medio lo que haces es caer en el ridículo. Y estos Manowar han caído muchas veces en eso. Es cierto, que este Fighting the World no es el peor disco de los Manowar, lo que han publicado en años recientes está muy por debajo. Pero es un producto de consumo masivo y, lo quieras ver o no, no destaca ni por su originalidad ni por su calidad técnica. Le reconozco que tiene temas pegadizos, pero es patético que me digas que Adams se come a Halford porque grita más en plan bárbaro. Adams tiene unos buenos pulmones, no lo vamos a descubrir ahora, pero jamás en la vida tendrá ni los registros, ni la calidad musical ni compositiva del Metal God.

Es cierto, que este Fighting the World busca los coros, los riffs simples que motiven al personal y los gritos de Adams, funciona bien en su fórmula, pero es que le quitas eso y detrás no tiene nada de nada. Es más, diría que es un disco compositivamente mediocre, como los son también los de los Kiss, sí. La pintura o el taparrabos no hace que toques mejor, es sólo un truco para resultar más atractivo o carismático cuando no tienes otros recursos de los que tirar. Por eso, siempre me han hecho gracia estos Manowar presumiendo que son los auténticos heavys, la banda más grande del planeta y los mejores  instrumentistas… Si has investigado a lo largo de los años, cosa que no has hecho tú, Pescaíto, habrás descubierto otras bandas que técnica y compositivamente le dan mil vueltas a los Manowar. Bandas que no tienen su repercusión mediática ni la tendrán nunca, y por eso la mayoría de la gente no es consciente de lo que hay más allá.

Relatividad. Esa sería la palabra clave. Si tu universo metalero se compone de 15, 20 o 40 bandas…, pues qué quieres que te diga, es normal que para ti este Fighting the World sea lo más. En cambio, cuando puedes conocer y comparar con lo que no hay a la vista, aquello que sólo se descubre escarbando, te das cuenta de que este es un disco para hacer el ganso los fines de semana o para pasarlo bien con los colegas. Tiene su función, no lo niego, pero unas veces pasamos con un bocata y otras queremos mantel, vino y un buen menú. Manowar es un menú del día, no lo encontrarás en la carta de platos especiales.

Y cierro, por alusiones, a lo soporífero de los Savatage. Entiendo que no tengas el oído entrenado o que simplemente no los disfrutes, pero que me digas que los Savatage son soporíferos y no reconozcas que DiMaio es uno de los tipos más plastas (y de ego desmedido) del planeta metalero sólo me provoca la carcajada. ¿Cuántos solos minuteros e insípidos de bajo nos ha metido en sus discos y conciertos? Prefiero pasar página y no aguantarle el rollo.

No es cuestión de ser un hater, es sólo cuestión de comparar, porque hay muchas más cosas por ahí, amigo Eastwood…

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *