Web de Metal THE CULT – The Cult (1994) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

THE CULT – The Cult (1994)

the cult 1Luna: Infumable… y creo que con eso podría dar por finalizada mi crítica, ¿hay sobre la tierra alguien que le guste este álbum? que me lo presenten ya. Como es habitual, el señor Ian Astbury nos vendió por activa y por pasiva este álbum. Nos dijo que era un álbum intimista donde contaba su propia vida, sus dramas, desde el abuso sexual del que fue víctima a los quince años, pasando por la muerte del batería Nigel Preston y sus años locos en los setenta…..

Ni me creo que el batería Nigel Preston fuera su intimo amigo ni nada de lo demás y es que hay que recordar que este hombre está obsesionado con llamar la atención, sus hijos se llaman Che y Jim… una idea sobre sus ideas. ¿Fuertes convicciones? u ¿Obsesión por parecerse al dios Morrison? no lo sé, también dijo que corría sangre india por sus venas y resulta que tenía una reserva de indios cerca de donde vivía… o eso dijo.

Sin entrar en polémicas sobre la controvertida figura de Astbury (que conste que soy fan de la banda, pero este álbum me pareció una tomadura de pelo), no hay sección rítmica en este trabajo y es sustituida por elementos electrónicos. Nuevo cambio en la formación, con bajista y batería nuevo… es imposible quedarse con los nombres de los bajistas y baterías de esta banda, los cambian en cada álbum prácticamente. Incluyeron samplers, gran error.

Astbury afirmó que era un álbum grabado para ellos, sin presiones…. quizás se mintió a sí mismo, porque las malísimas ventas y críticas produjeron que la banda tuviera que ofrecer una gira de disolución, eso sí, volverían a la carga y por cierto con mejores álbumes, unos nuevos trabajos que no tienen ni parecido por asomo con este trabajo.

Mi única fe en el trabajo es que Duffy salvara el decoro con sus riffs hipnóticos pero la presencia de la guitarra se diluye y se va todo al garete.

the cult 2Alba: Tienes razón Luna cuando hablas de Astbury, no se puede negar que el showman siempre nos ofrece titulares. Este nuevo pildorazo de la banda me sentó muy mal. Recuerdo que escuché este álbum una vez y me pareció horroroso, pero con el paso de los años, le volví a dar una escucha y me atrapó sin remedio.

Black Sun tiene el ritmo macarra de Duffy en los riffs, diluido por esos samplers y por esa parafernalia moderna, que coincido contigo en que no aporta nada a su música. Star es tan solo un estribillo, machacón y repetitivo, no tiene más el tema, pero es uno de esos estribillos que te recuerdan a los buenos tiempos. Gone coquetea en la base rítmica con el Jazz y me parece un tema interesante. Con Sacred Life vuelvo a hacer las paces con Astbury y veo en él al Shaman del Ceremony. Real Grrrl tiene una esencia gótica que me recuerda a los primeros tiempos.

Lo que te quiero decir Luna es que reconozco prácticamente en cada tema a los The Cult de toda la vida, con mucho maquillaje, pero con el talento de siempre. Sé que para mucha gente éste es el peor álbum de los The Cult, yo no lo veo así. Obviamente está a mil leguas de sus mejores obras, sería casi un sacrilegio compararlo con el Sonic Temple, Love y Electric, la santa trinidad.

Pero yo lo pondría en un tercer escalón. The Cult tiene álbumes mucho peores que éste: Born into This, Hidden City… son flojísimos y a su lado, este The Cult, es una maravilla.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *