Web de Metal CAGE – LORRAINE CROSS – BAJOPRESIÓN (Madrid, Sala Barracudas) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

CAGE – LORRAINE CROSS – BAJOPRESIÓN (Madrid, Sala Barracudas)

by Andoni Bro

Muchas ofertas en Madrid el día que tocó Cage en la sala Barracudas. El caso es que Cage es una banda de Power Metal americano que merece mucho la pena, así que me decanté por Sean Peck, un prodigio vocal que ahora tiene un proyecto con Shermann y Denner, ex guitarristas de Mercyful Fate.

Bajopresión fueron los que abrieron el show, con el marrón de siempre para todas las bandas que abren en un local madrileño, apenas diez personas o 15 dentro de la sala, cuando empezaron a tocar, muy lentamente se empezó a “llenar” la sala.

cage 1A mí es que su álbum no me gustó absolutamente nada, no puedo ponerme una careta y cantar lindezas de la banda si no lo siento, no somos como el resto de Webs, siempre decimos lo que pensamos, esa es una de las muchas diferencias de Metalbrothers.es con las otras webs de metal. Para sus fans, decirles que presentaron temas nuevos como Parásitos, que suena algo más metalero y con estribillo todavía más comercial si cabe. Más Allá de un sueño fue el último tema, por cierto han hecho un videoclip de ese tema y turno para los Lorraine, casi mejor pasar página, la versión de Sabina me mató.

Los franceses Lorraine Cross, estos sí que pegan un poco con los Cage. Son de Toulouse y editaron en el 2016 su primer álbum “Army of Shadows” un trabajo que mezcla Speed Metal, Power y Heavy clásico, banda revival, de las que se llevan ahora, siguiendo la estela de la Nwothm.

Tocaron temas de su primera maqueta y repasaron el Army of Shadows… me esperaba mil veces más, porque me gustó algo su primer álbum, pero el sonido fue bastante flojo. Entre tema y tema, demasiado parón, no supieron hacerlo dinámico y me quedó clara la diferencia entre tocar en directo y tocar tranquilo en el estudio de grabación. El caso es que son jóvenes, acaban de editar su primer álbum y aún están empezando, lo cuál es perdonable. El mejor de la banda fue su batería que supo conectar con un público que crecía en número, es el que más chispa tiene en directo y el que le dota al sonido de Lorraine Cross de potencia. Tiran en todo momento de melodías rápidas, siguiendo la estela de la Nwobhm en todo momento. Tony Van Hagen es un muy buen cantante, en líneas generales los Lorraine Cross son una buena banda pero deben tener más tablas.

cage 2

Básicamente el atractivo de este concierto eran los Cage. Cambio de escenario que se alargó más de lo habitual, todos preparados en la sala para este concierto de la gira del 25 aniversario de la banda. 

Planet Crusher fue el elegido para abrir el concierto, potencia impresionante y un Sean Peck que a día de hoy demuestra que es uno de los cantantes top del metal internacional, además lo demuestra donde hay que demostrarlo, en los directos y no en el estudio y en las entrevistas como hacen la mayoría.

Es una banda muy “Judas Priest” tanto en el sonido como en las pintas, todos con cuero y tachuelas, basándolo todo en el frontman y sus “twin guitars”. La banda lo daba todo pese a que el sonido era pésimo y mostraban su cabreo… lo de siempre, lo del sonido en las salas españolas es digno para que lo analice Iker Jiménez. 

Fue un repaso a toda su discografía haciendo especial hincapié a su último trabajo de estudio, editado el año pasado, uno de los mejores temas fue Hell Destroyer. Otros temas como War the Undeath hicieron las delicias de los espectadores, tirando del típico juego de guitarras con esa alternancia de solos…. ya os digo, era como presenciar la versión americana, la versión Power Metal de los Judas Priest, están completamente influenciados. 

Nostalgia con el tema Chupacabra de su primer álbum. Al final mereció la pena acudir al concierto de Cage. Pese al calor y al resto de ofertas tan tentadoras que tenía el día, los Cage siempre cumplen. Siete álbumes sobre sus espaldas, el último de ellos el Ancient Evil y el más reconocido por parte de prensa y público es el Darker Than Black del 2003, estos dos álbumes fueron el eje central de su set list. La conclusión es sencilla, es una lástima que Sean Peck esté tan ocupado con sus otros proyectos y no tenga tiempo para su banda de toda la vida, los Cage. Desde hace unos años han pisado el freno y salen solo de gira de vez en cuando y editan álbum nuevo sin ninguna prisa y dejando pasar bastantes años entre uno y otro trabajo. Por eso la oportunidad de verlos no la podía dejar pasar y no defraudaron, es una banda de directos y suena mil veces más potente que en el estudio… pese a los problemas de sonido, enorme banda.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *