Web de Metal UDO – PALACE – ANVIL (Barcelona – Sala Razzmatazz II) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

UDO – PALACE – ANVIL (Barcelona – Sala Razzmatazz II)

by Jordi Thunder

Jordi Thunder para servirles, sigo mi periplo metalero y tenía que asistir al concierto de Udo. Primero porque me gustaba cuando era adolescente, confieso que ahora ya no me tira demasiado su música y segundo porque no me pierdo ni una. Udo es un habitual en las salas españolas pero siempre apetece verlo.

Confieso que su discografía en solitario no me parece muy interesante, sobre todo lo que hizo en los últimos tiempos, yo de su discografía me quedaría con Timebomb y Faceless Word… pero no seamos cínicos, el 90% de los que fuimos a la sala era porque queríamos escuchar temas de Accept, aunque los hayamos escuchado un millón de veces.

udo1

Qué mayor está Udo… fue mi primera impresión, aunque quizás los que estamos mayores somos nosotros ya, en mi caso se me empieza a ver peligrosamente el cartón y lo disimulo con mi gorra. Udo se entregó como siempre, el bajito teutón tiene dos bemoles. Empecemos por el principio, ahora mismo este cantante está girando como Dirkschneider y la gira se llama “Back to the Roots”, en esta gira está repasando su carrera en Accept (motivo de mi presencia en la sala) dejando de lado los temas como Udo (se agradece). Es interesante, porque Udo repasa clásicos de la banda y algunos de ellos, llevan muchos años los Accept sin interpretarlos. Cuando los Accept se enteraron de que Udo estaba de gira tocando clásicos de Accept tiraron de ironía blanda y buen rollo, supongo que el tiempo cura las heridas… al menos en los miembros de Accept, en cuanto a Udo, no pondría la mano en el fuego.

¿Os soy sincero? Yo fui a ver a Udo porque tocaba los temas de Accept, pero al final de la actuación, lo que más contento me puso fue ver a los teloneros Anvil. Escucharse un álbum de Anvil es aburrido (en los últimos tiempos) porque básicamente suenan todos iguales, estos tíos no se caracterizan precisamente por tener una gran técnica. Pero desde que vi la película de Anvil, me enamoré de ellos. Estos pavos no han visto un duro en su vida y Lips y los suyos tocan por placer.

Perdonarme porque siempre empiezo la casa por el tejado, la primera banda en actuar fueron los Palace. Seguro que Vpower y Hombre Rancio tienen toda la discografía de esta banda alemana, en mi caso solo tengo su último álbum. Es una banda alemana de Heavy metal clásico formada en 1990 y con siete álbumes en su haber, el último en el 2014. A parte tenían un proyecto paralelo que se llamaba Saint Anger, banda de metal clásico que por cierto, suenan calcados a los Accept.

udo 3

Me gustó el clasicismo de Palace y sobre todo el humor de la banda, para que luego digan que los alemanes son serios, son unos auténticos coñeros, os lo digo yo que viví en ese país cinco años. Pero a mí la banda que me conquistó fueron los Anvil. El señor Lips, colegas… qué gran tipo, qué feeling con el público.

Seamos sinceros, como dije antes de calidad van muy sobrados, yo era la primera vez que los veía pero tengo colegas que los vieron un par de veces y no quedaron muy contentos porque les acusaban de tocar con desgana… hay noches y noches (y sólo Dios sabe lo que pasa detrás de bambalinas, que se lo digan a Barón Rojo en lo que iba a ser su gira por México). Pero todos coinciden en algo, los Anvil son mucho más que una banda, son una leyenda con patas, tienen un sentido de humor brutal y arrancaron carcajadas, buen rollo y headbanging a partes iguales. Personalmente casi me rompo el cuello con los temas del Metal on Metal (si no tienes ese álbum amigo mio, es que no eres metalero). Cuando tocaron Mothra me volví medio loco.

Debe ser muy triste para una banda creada en 1978 que le pidan siempre los temas del Metal on Metal (1982) y que cuando tocan los temas de Anvil is Anvil (2016) a todos se nos quedará cara de besugos. Yo sí puedo decir que me escuché el nuevo trabajo de Anvil y lo siento mucho pero es soporífero.

Buen rollo con Palace y además descubrir una banda para comprarme todo su repertorio, momento más emotivo que otra cosa con los Anvil… y al final de todo Udo. El concierto fue tan largo que llegué extenuado a la parte final, además estaba lleno a rebosar y puede que ya no disfrutara tanto de los temas de Udo.

Udo tiró de clásicos como el Living for Tonight, Restless and Wild, Princess of the Dawn, Metal Heart (uno de los que la gente más coreo), Midnight Mover (me gustó mucho). La gente estaba como loca…. y es que se volvían locos con los temas de Anvil del Metal on Metal y fríos con sus nuevos temas, con Udo no hubo ese problema todos sabían de memoria los temas y era como ponerse un Greatest Hits.

udo 2

El sonido no fue perfecto y Udo (como siempre) parecía que había ido al dentista. Más serio que un palo y sin moverse prácticamente (no es el músico más frío que escuché en mi vida, tendrías que ver a Blackie Lawless, sentado en una silla y no dice ni hola). Me molestó que no tuviera comunicación alguna con la sala. Como dije parecía que había ido al dentista, este tipo pasa de todo, para él cantar es como un día más en la oficina y a mí me contagió su desgana. Menos mal que los músicos de los que se rodea le echaron la chispa que él no le echa.

La clave está aquí, los Accept están viviendo un muy buen momento con Tornillo al frente, él sí que se deja los cuernos en directo. Los últimos trabajos de Udo son sencillamente infumables y tiene que girar con los temas de Accept para seguir llenando salas. La conclusión es que no creo que vuelva a tener más ganas de ver a Udo en mi vida. Si quiero temas de Accept prefiero escuchar a los propios Accept que sí van a dejarse todo sobre el escenario. Ojo no es que Udo cantara mal, que él sigue siempre a un nivel bastante alto (aunque los años no perdonan) pero disculparme pero es el cantante con menos feeling que vi en muchísimo tiempo. Me quedo con la buena compañía y en el plano musical con el descubrimiento o mejor dicho redescubrimiento de los Palace y sobre todo el momento entrañable de Lips (Udo vete a clases de interpretación y que Lips te enseñe cómo meterse al público en el bolsillo). Aún a pesar de todo, mereció la pena ir, amigos. Sin más, me despido hasta la próxima de todos vosotros.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *