Web de Metal TYRANT – Hereafter (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

TYRANT – Hereafter (2020)

by Vpower

USA
Heavy Metal

01. Tyrant’s Revelation
02. Dancing on Graves
03. The Darkness Comes
04. Fire Burns
05. Hereafter
06. Pieces of Mine
07. Until the Day
08. When the Sky Falls
09. Bucolic
10. Beacon the Light
11. From the Tower

Greg May – Bass
Rocky Rockwell – Guitars
Ronnie Wallace – Drums
Robert Lowe – Vocals

Es uno de los regresos más esperados dentro del Underground de los últimos años. 24 años después, tenemos nuevo disco de los Tyrant. Esta es una banda de Us Power Metal creada en Pasadena (California) en 1978. Debutaron con una demo en 1982 y su primer álbum salió en 1985 “Legions of the Dead”, un clásico. Pero sin duda alguna, el álbum de su vida es “Too Late to Pray” de 1987 publicado por Metal Blade Records. Tuvimos que esperar hasta 1996 para su tercer larga duración “King of Kings”. Después de ese año se les pierde la pista, alguna aparición en festivales, algunas colaboraciones en Splits y recopilatorios y poco más. El único miembro que sigue de la formación original es Greg May, su bajista que tiene el nombre legal de la banda. En 1980 fichaba por Tyrant Rocky Rockwell a la guitarra, y el resto son fichajes nuevos como Ronnie Wallace a la batería que llegó a Tyrant en el 2010 y Robert Lowe, fichado en el 2017 (Robert Lowe fue cantante de Candlemass del 2006 al 2012 y de Solitude Aeternus). El estilo musical de Tyrant es similar al de: Cirith Ungol, Omen, Ruthless, Jag Panzer, Brocas Helm, Griffin, Dark Age… etc. Las espadas vuelven a estar en todo lo alto. “Hereafter” es su cuarto álbum de estudio y sale publicado a través de Shadow Kingdom Records.

Una nueva era llegó a Tyrant con el fichaje del ex Candlemass Robert Lowe al micro. Quizás la resurrección de bandas de su quinta como los Omen, los Brocas Helm, Griffin o Liege Lord (que no componen nada nuevo pero que están en todos los carteles de los festivales Under más prestigiosos) pues haya animado a esta banda de Pasadena y de paso que escucháis este álbum, os invito a hacer un repaso a sus tres álbumes anteriores, que sin ser ninguna obra maestra, no tienen desperdicio.

Tyrant’s Revelation es una Intro hablada con distorsión a la guitarra y ritmo lento en la batería que me suena un poco estridente y no me convence, por cierto, Bill Metoyer a la producción, un habitual (trabajó con Abattoir, Bitch, Cirith Ungol, Cities, Commander, Deliverance, Fates Warning, Hirax, Heretic… etc.).

Dancing on Graves es un tema donde demuestran una vez más, una cosa. Da igual los años que pasen, los Tyrant siempre quieren sonar igual de sinceros, un Us Power Metal poderoso con elementos de Power/Thrash. Ritmo al galope con un sonido de batería muy potente pero vuelve a repetir, la producción no me convence en absoluto. El clásico ritmo al galope con un riff oscuro, elementos de Power/Thrash que va creciendo poco a poco en intensidad hasta la explosión del solo de guitarra que es oscuro y me recordó mucho a los Black Sabbath de la era Born Again. Interesante que parece que se está acabando el tema y con una distorsión brutal vuelven a empezar pero esta vez con el ritmo al galope el doble de acelerado…. no me imagino mejor inicio.

The Darkness Comes es un corte que arranca con distorsión y es un medio tiempo de nuevo muy oscuro que se acaba acelerando. Tenía la duda de como se iba a acoplar Robert Lowe al sonido de la banda y tengo que decir que de forma perfecta. Él añade ese toque oscuro y le pone ese aire de Candlemass y no desentona en los ritmos de Power/Thrash tan habituales en Tyrant. También tenemos un añadido en los teclados para dotar al tema de atmósfera, algo que los Tyrant ya ofrecían en sus anteriores trabajos. El riff rítmico mantiene la intensidad y el solo es pura distorsión, esta vez el solo de guitarra no aporta nada, no ocurría así en el primer corte, pero el ritmo es bueno y el estribillo entra a la primera.

El fichaje de Robert Lowe hace que los Tyrant tengan más tirón mediático y más difusión y por eso veo normal que compongan temas como Fire Burns, que es un acercamiento al legado de Candlemass pero hipervitaminado, es decir, con la habitual oscuridad y garra del sonido de los Tyrant, son casi siete minutos que quizás le sobren unos cuantos minutos pues me falta el cambio de ritmo, el solo de guitarra que esperas y que no termina de llegar y que cuando llega pues es muy breve, pero de nuevo se vuelven a sentir cómodos en la fórmula de mezclar Tyrant con Candlemass y crean un buen estribillo que explotan al máximo.

Hereafter es el tema que le da título al álbum, ocho minutos y medio de tema. Inicio lento y nostálgico con guitarra eléctrica y acústica como acompañamiento. El cambio de ritmo entra sencillo con un estribillo que entra fácil, por momentos me recuerda al Beyonds of Realm Death de los Judas Priest. Balada épica en tono oscuro de larga duración que tiene gancho. Pieces of Mine tiene un riff que me recordó en todo a los Judas Priest del tema The Hellion / Electric Eye pero su versión lenta y épica y en el cambio de ritmo con riffs doblados y energía para plantarse en un medio tiempo que va avanzando con intensidad. Aprovechan el cambio de ritmo para introducir la oscuridad habitual de la banda, el tema más clásico y de Heavy Metal en estado puro del álbum. Until the Day de nuevo con la fórmula de realizar esa fusión entre Candlemass y los Tyrant.

When the Sky Falls es uno de los temas más épicos de todo el trabajo. Algo que a los Tyrant les sale de forma muy natural, buen acompañamiento rítmico en el estribillo, suena adictivo por momentos y tirando de distorsión en el solo de guitarra. Bucolic es un nuevo arranque acústico para luego plantarse en el medio tiempo al galope, un habitual en este trabajo, también tienen la esencia de los álbumes clásicos de los Trouble y repito, la épica del Born Again de los Black Sabbath.

En cambio con Beacon the Light obtenemos el tema más orientado hacia el Us Power Metal, es decir, el tema que mejor conecta con el pasado y todo gracias a los solos de guitarra y sobre todo a los riffs con energía que surcan con seguridad el tema. Finalizan con contundencia y sinceridad metálica con From the Tower. El análisis no puede ser más claro, siguen sonando a los Tyrant de siempre pero el fichaje de Robert Lowe resulta clave y han hecho esa fusión entre el mundo de Tyrant y el de Candlemass… la espera valió la pena.

Feeling: 4/5
Originalidad: 4/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 8,5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *