Web de Metal CAT: El Día de La Guerra de Santiago Morata – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

CAT: El Día de La Guerra de Santiago Morata

by Alba

Sinopsis: En la España de 2019, las tensiones entre el Gobierno español y el Govern catalán son cada vez mayores. Cataluña se anexiona territorios aragoneses y una serie de atentados crispan aún más a ambos territorios. En este escenario un agente español y un observador internacional deberán proteger a una testigo del plan terrorista del Govern y a un profesor amenazado por no sesgar la historia de Cataluña e impedir un atentado en el centro de Madrid que podría desembocar en una nueva Guerra Civil. Estos son los elementos que componen CAT: El Día de La Guerra.

Santiago Morata elabora un magnífico ejemplo de thriller político construido como una novela río en la que la historia de los personajes teje una compleja red de intereses y afectos. Es una llamada de atención a lo que podría pasar si la gente no empezara a pensar por encima de las ideologías, los radicalismos y las consignas políticas. Los personajes están perfectamente diseñados y consigue el autor que seamos conscientes del crisol de planteamientos que engloba un problema territorial tan complejo.

Opinión Personal: Este es un escritor que publicó varias novelas de Thriller histórico sobre el antiguo Egipto y ahora se pasa a la plena actualidad planteando una ucronía sobre una guerra de independencia en Catalunya. El tema en sí está de candente actualidad y es atrayente el escenario que nos plantea pero a medida que vamos avanzando en la lectura todo se desmorona.

Para empezar hay que plantearse un escenario político que esta novela no se plantea en ningún momento, solo breves pinceladas. Más que un thriller político estamos ante una novela de personajes y todos ellos muy poco creíbles, ellos llevan la acción.

Tenemos a Jero un militar español encargado de infiltrarse en Cataluña que acaba actuando guiado por motivos personales, se enamora de su prima… nada creíble. Tenemos a Mark, un policía internacional cuyos poderes en España son del todo ficticios y que nos introduce con calzador su historia de amor con una testigo protegida, tampoco nada creíble.

Tenemos al más increíble de todos, como es Joan, un activista político que está en todas las manifestaciones por la independencia en primera plana, al que el gobierno catalán adiestra en Colombia para realizar asesinatos que efectivamente hace como en una cafetería y a sangre fría. Resulta que conoce a un peruano cuando está en Madrid como compañero de piso, un peruano que residió en zona catalana y que este le hace sentir el valor de la amistad y que todos son iguales y por supuesto reniega de su acción, es tan irreal y moralista que resulta infantil al máximo.

Sin duda alguna el único personaje que merece la pena es Samuel, el peruano, es aburrida su trama pero al menos es algo coherente. El personaje de Gemma es el más insufrible de la novela. Una mujer que trabaja para el gobierno catalán y que ve algo que le hace dudar y por supuesto, pasa del independentismo al nacionalismo español como quién se cambia de chaqueta… la novela es moralizadora y parece muy arriesgada pero no se moja en nada. Se enamora de Mark el policía internacional y su personaje es tan insufrible que acabas pasando de sus capítulos.

Ningún personaje excepto Samuel es creíble y todos son muy parecidos, tanto que me recordó a los personajes de Vázquez Figueroa que no tienen personalidad ninguna y tan solo son vehículos para la acción y de paso le sirven al autor para decir en su boca lo que él piensa, pasa lo mismo con los personajes de Santiago Morata. Si hay un personaje que no pinta nada en esta historia y es moralizante, es el profesor de historia que tan solo sirve para decirnos que los políticos catalanes están reinventando la historia y este personaje sirve para que Gemma abandone el independentismo.

Ahora hablemos del estilo, mucho diálogo con el estilo de Vázquez Figueroa, moviéndose por el Thriller y poca concesión a la tercera persona en tono impersonal para mostrarnos un escenario que ya digo que está muy poco trabajado.

En cuanto a la acción en sí, pues es el típico thriller a toda pastilla. Mientras los políticos tratan de reconducir la situación y pactar la independencia de Cataluña, para provocar que la balanza caiga del lado de los catalanes, Arcadi, un político catalán planea una serie de asesinatos para provocar más tensión y se sirve de Joan al que adiestra, el resto de personajes tan solo tratan de parar esta acción.

Hay dos acciones sobre las que gira esta novela que no tienen nada de original. La primera de ellas es la “Cristall Nacht” tratar de hacer una “noche de los cristales rotos” nazi contra los judíos a los comercios de españoles o charnegos en Catalunya pues no tiene demasiado de original la verdad y tampoco creo que se pueda olvidar el boicot a los productos catalanes.

Pero lo que más irrisorio me pareció fue la bomba en el Bernabeu en el día del clásico. Recuerdo una novela “En Canarias se ha puesto el sol” de Jordi i Fabra escrita en los setenta. Es una novela de Thriller político y ucronía que trata sobre el independentismo canario y una serie de atentados que ponen en jaque al gobierno español, entre ellos una bomba en el Bernabeu, como veis, nada original. Pero lo peor de todo es como se resuelve el asunto, casi entre colegas y el sentido del humor de los personajes en situaciones complejas… sentido del humor cargado de tópicos y clichés sin ninguna gracia, te corta el rollo en todo momento.

La moraleja es que el gobierno catalán es muy malo, que se inventan la historia por motivos electorales y que viven de espaldas a la realidad, que el gobierno español es pusilánime y que los personajes independentistas de esta novela acaban siendo españolistas, o sea… que no se moja en absoluto con nada y resulta una novela moralizante en el fondo. De las peores novelas que leí en mi vida, desaprovecha por completo una cuestión de candente actualidad, pésima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *