Web de Metal CHICHO IBÁÑEZ SERRADOR – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

CHICHO IBÁÑEZ SERRADOR

by Vpower

Fallece el genio de la tele, considero que estaba muy bien valorado pero no lo suficiente, era un genio. Nació en Montevideo en 1935, su padre era un director de teatro español y su madre una actriz argentina con la que siempre estuvo muy unido.

Toda su infancia transcurrió en Latinoamérica siguiendo a sus padres por sus giras teatrales. En 1947 se fue a vivir a España y estudia en Salamanca, debutó como actor en 1951 en el teatro. Pero lo suyo era el guión, la dirección y de eso se encarga debutando en el teatro con El zoo de cristal de Tennessee Williams.

En la década de los cincuenta escribió obras teatrales radiofónicas, también colaboró con su padre en la televisión argentina en una serie titulada: Obras maestras del terror. En 1962 creó la serie Mañana puede ser verdad de ciencia ficción.

Comienza a trabajar en televisión española adaptando clásicos de la literatura universal en programas como Estudio 3. En 1964 con el programa Mañana puede ser verdad, introduce sus propias historias de terror y ciencia ficción.

Su gran éxito llegó con el programa Historias para no dormir, del que se hicieron tres temporadas. Empezó en 1965 y Chicho presentaba cada episodio de terror que eran adaptaciones de clásicos de la literatura o temas propios.

Sigue con su éxito ascendente con el programa de humor Historia de la frivolidad, interpretada por Irene Gutiérrez Caba, que se emitía en 1968.

Así llega su primera película “La residencia” en 1969, al año siguiente se estrena con una obra de teatro “El agujerito”.

En 1972 crea para la televisión española el famoso concurso Un, dos, tres. Presentado por Kiko Ledgard fue un éxito rotundo de audiencia. Contó con diez etapas que estuvo presentado por: Mayra Gómez Kemp, Jordi Estadella, Miriam Díaz-Aroca, Josep María Bachs y Luis Larrodera. 411 programas se emitieron de este concurso durante tres décadas y el formato se vendió a muchos países con Chicho como asesor para su adaptación a Alemania, Inglaterra, Portugal… etc.

En 1974 TVE le nombra director de programadas pero dimite poco tiempo después. Sigue compaginando en los setenta el Un, dos, tres con nuevas adaptaciones de novelas como el televisor o la serie radiofónica historias para imaginar.

En 1976 lanza su segunda película de terror ¿Quién puede matar a un niño?. Otro programa suyo fue Mis terrores favoritos. Se canceló en los ochenta la temporada de Historias para no dormir y Chicho se centró en el Un, dos, tres con Mayra Gómez Kemp como presentadora de 1982 a 1988.

En 1989 dirige Waku, Waku un programa infantil sobre el mundo animal presentado por Consuelo Berlanga y que regresó a las pantallas en 1998 por Nuria Roca. En 1990 dirigió el primer programa sobre sexo presentado por la doctora Elena Ochoa.

En 1994 dirige el programa de sucesos Luz Roja y en 1995 estrena el Semáforo, seguramente su último programa de éxito. En el 2001 regresa al teatro como actor y director  y se dedica a recoger premios por su extensa y fructífera carrera.

En el 2004 TVE recurre de nuevo al mago para retomar el Un, dos, tres, grabó una temporada, el programa fue perdiendo audiencia poco a poco y no hubo segunda temporada, ese mismo año, recibe el premio Ondas por toda una trayectoria brillante.

Ficha por Telecinco en el 2005, muy mala experiencia para él. Le piden que grabe varias películas de televisión bajo el título Películas para no dormir con directores como Álex de la Iglesia, pero no se emitieron hasta dos años después, de madrugada y en otros canales del TDT del grupo.

Siempre se dijo que en España solo te reconocen cuando te mueres, suele ser verdad pero eso no ocurrió jamás con Chicho Ibáñez Serrador, él no paró de recoger premios y halagos merecidos durante toda su trayectoria profesional. Lo que sí le hubiera gustado seguramente es que le llamaran más en los últimos años para hacer programas.

Esta entrada es un homenaje al genio del entretenimiento en la televisión pero también es una crítica. Comparar la calidad de los programas de Chicho, la cantidad de actores que descubrió, la cantidad de oportunidades que dio a gente que la necesitaba. Tú ve un programa de Chicho, en Youtube y en otros lugares los tienes completos o en los archivos de TVE, y ahora simplemente enciende la tele de noche y trata de aguantar un programa entero…. tiempos mediocres los que vivimos, él demostró que la cultura no está reñida con la diversión, un mago.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *