Web de Metal CUARTA SEMANA DE ENCIERRO – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

CUARTA SEMANA DE ENCIERRO

by Vpower / Hombre Rancio

Vpower:

Hacía días que se esperaba una decisión al respecto de lo que haría la UE para afrontar la crisis económica derivada del covid19. Había dos bloques enfrentados, los del sur, sobre todo Francia, Italia y España, que defendían la emisión de eurobonos para financiar a los estados miembros, y los del norte con Alemania y Holanda a la cabeza que no querían la emisión de eurobonos, sobre todo por el encarecimiento que supondría para ellos al subir los tipos de interés de la deuda, ellos que están más saneados, o han hecho los deberes, como les gusta recordar a los del sur, no quieren que su deuda les salga más cara porque los del sur sean unos manirrotos o unos malos gestores. Desde el punto de vista financiero el razonamiento es intachable, desde el punto de vista de la cohesión y del funcionamiento de la UE como un organismo estructurado que vela por todo el interés de la eurozona es una patata caliente de dimensiones colosales. Porque una cosa es innegable y es que la recesión está aquí y va a llegar para todos, les guste a los alemanes o no. E igual que los chinos ayudan a los occidentales porque de lo contrario el mundo se hunde y ellos con el mundo, los fuertes de Europa tendrán que arrimar el hombro para que la parte más débil no se vaya a pique y les arrastre a ellos también al fondo del abismo.

Así que la solución que se ha puesto encima de la mesa no tiene nada que ver con los eurobonos. Se ha alcanzado un acuerdo para movilizar 540.000 millones de euros en préstamos y deja en manos de los jefes de Estado y de Gobierno la creación a medio plazo de un Fondo de Reconstrucción para relanzar la economía tras la pandemia. En detalle supone que los países miembro puedan recurrir a 240.000 millones de euros en préstamos del fondo europeo de rescates (MEDE), la movilización de 200.000 millones en créditos al tejido productivo por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el uso de 100.000 millones del fondo contra el desempleo propuesto por la Comisión Europea.

Es una ayuda importante, no cabe duda, pero dadas las dimensiones de la tragedia y todos los países afectados, dudo mucho que sea suficiente para paliar los efectos de la recesión. Será fundamental ver cuanto tiempo se prolonga el parón económico y cuan rápido son capaces de reactivar su economía los distintos países. Aún así habrá sectores tremendamente afectados que tardarán mucho tiempo en recuperarse, como todo lo relacionado con turismo y hostelería. Va a ser una carrera de fondo donde la UE tendrá que demostrar que está para quedarse y ser un referente geopolítico a nivel mundial y no solamente una unión aduanera encubierta.

Hombre Rancio:

Opto por dosificar la información sin que me obsesionen ni mareen las cifras ni el famoso pico, hay que dosificar la información y sobre todo documentarse bien, porque si algo demostró la prensa de este país es que es partidista y que informa según quién le pague, por no hablar de los cientos de bulos que llegan a nuestros móviles.

No relajo mis medidas de protección porque no es salvarse a uno mismo, sino proteger a los demás pero me doy cuenta de que ya lo veo como algo normal. Lavarse las manos, quitarse la ropa y lavarla… no me obsesiono ni pienso en ello como los primeros días que sí veía con miedo al que se cruzaba en la calle conmigo.

El tedio y el aburrimiento no los combato ni me creo rutinas, un día subo 10 reseñas a la web de una tacada, al día siguiente leo, juego al monopoli…. o simplemente me quedo tirado en el sofá viendo las horas pasar. No me obsesiona tampoco.

Pero sí hay algo que me obsesiona y es que después del baile de cifras y de ya llegar al ecuador del confinamiento a falta de dos semanas para salir a la calle y puede que alguna más, me pregunto cosas. ¿Cómo va a ser el país después de esto? ¿Aprenderemos alguna lección?

El que piense que esto es un problema del gobierno está muy equivocado. Todos los países compartían advertencias de la OMS de la que se nos venía encima y todos hicieron oídos sordos porque el capitalismo tiene que seguir su curso, ahora resulta que fue peor el remedio que la enfermedad. Subestimaron el poder de este virus y el mundo se ha parado.

Este mundo en el que vivimos es una auténtica locura y este es el mayor escarmiento a la humanidad desde la II guerra mundial. Primero vamos a tener que aceptar que vamos a tener que convivir con este virus aunque estemos en la calle, porque no se va a ir y aunque se acabe el confinamiento, nada será igual y tendremos que tomar medidas muy serias, así hasta que la vacuna esté en el mercado y así hasta esperar al siguiente virus, porque seguramente habrá más.

¿Que van a hacer con América latina, con África? Visto lo visto como se está portando la Unión Europea con España e Italia (dan ganas de vomitar) no me espero absolutamente nada. La inutilidad de los políticos queda una vez más reflejada, Boris Johnson y Trump… menudos dos personajes. ¿Qué decir de la derecha española? Buitres carroñeros que buscan rédito en las urnas de la desgracia ajena. ¿Qué decir de Podemos? No han hecho absolutamente nada de nada.

En fin, como sociedad debemos reflexionar, aún tenemos días en casa pero hay que ir dándole vueltas al coco sobre lo que queremos, sobre nuestra jodida fragilidad ante un mundo que el ser humano y el capitalismo salvaje han hecho posible lo imposible, que en la sociedad más avanzada a nivel tecnológico, nos venza un virus desde China y que después estos aún encima nos vendan material porque en España no hay tejido industrial y no lo hay por la misma razón de porqué no lo hay en Francia o en Italia, porque la mano de obra es más barata en China, reflexión máxima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *