Web de Metal EL MEJOR SALTO DE JAVIER SOTOMAYOR – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

EL MEJOR SALTO DE JAVIER SOTOMAYOR

by Andoni Bro

Sin duda alguna el mejor atleta cubano de todos los tiempos y también el mejor saltador de altura de todos los tiempos tanto al aire libre como en pista cubierta, su carrera está plagada de éxitos, también de sombras con los últimos años de su carrera bajo la sombra del dopaje. Se retiró del atletismo y se hizo con el título de entrenador y se dedica a entrenar a atletas cubanos y es miembro de la federación de atletismo de su país. En cuanto a las acusaciones de dopaje que recibió a final de su carrera ya no tenían sentido pues el atleta estaba retirado y además que nunca se pudo probar, él sigue manteniendo su inocencia.

Pero vamos con sus records y sobre todo con el momento más álgido de su carrera deportiva. Si hubo unas olimpiadas mágicas no solo por la organización sino por el carisma y los records que allí se batieron, esa fue Barcelona 92. Estos eran los primeros juegos olímpicos de Javier Sotomayor y fue la mejor participación histórica de Cuba en unos juegos.

Tenía como competidores a Patrik Sjöberg, Tim Forsyth, Artur Partyka, y Hollis Conway, todos ellos arrancaron la competición mejor que él, batiendo su marca. Sotomayor hizo un 2.32 para alzarse con el oro en Barcelona 92, muchos piensan que esa no es una buena marca para tratarse de unos juegos olímpicos y que tuvo poca competencia.

Pero después de Barcelona 92, llegó el campeonato mundial en pista cubierta de Toronto y allí su marca fue de 2.41 disipando cualquier tipo de duda. En el salto de altura los entendidos pensaban que la marca de Sotomayor en Barcelona había sido mediocre y que había una crisis importante de talento, que Sotomayor no tenía rival. Al decir que Sotomayor no tenía rival no era para decir que él era el mejor y que se le quedaban todos pequeños como le pasaba en la pértiga a Sergei Bubka… no, tenía otras connotaciones. Venían a decir todos esos entendidos que no había talento en el salto de altura y por lo tanto que Javier Sotomayor no era ninguna leyenda sino un campeón por descarte por la falta de talento de sus rivales, eso es una de las cosas que se decía en aquel momento.

A todo esto, Javier Sotomayor respondía siempre en la pista, ya sea al aire libre o en pista cubierta, respondiendo alzándose casi siempre con la victoria y luchando contra sí mismo para establecer una nueva marca mundial.

Sotomayor tiene también la nacionalidad española, tiene una historia de amor con España, digamos que nuestra tierra es fetiche para él y sus records. Pues fue en Salamanca donde intentó batir su propio récord mundial y dejarlo en 2.45.

En un primer intento lo falló. En el segundo intento con una gran zancada y arqueo la espalda al máximo y con suspense tocó el listón con la parte del dorsal, las piernas pasaron después y la varilla se tambaleaba pero no cayó y batió su propio récord mundial en Salamanca.

Un año después ganaba el título mundial en Stuttgart con una marca de 2.40 y se le otorgaba también el premio príncipe de Asturias. No se fue nunca justo con Javier Sotomayor, pero en realidad nunca se es justo con los grandes campeones, es como si el público siempre estuviera esperando a que se cayeran o que haya alguien que los supere. Seguramente el público se aburre de que siempre gane el mismo pero Javier Sotomayor sí que tenía rivales importantes y sí que fue un deportista sin ninguna tacha posible y la clave es que era un saltador único de los que nacen cada x tiempo y que solo competía contra sí mismo porque tenía un talento muy por encima de la media.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *