Web de Metal EL NOMBRE DE LA ROSA – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

EL NOMBRE DE LA ROSA

by Natalia

el nombre de la rosa 1

Ficha Técnica: 1986. Alemania. 131 minutos. Director: Jean Jacques Arnaud. Guión: Andrew Birkin, Gérard Brach, Howard Franklin, Alain Godard (Novela: Umberto Eco). Música: James Horner. Fotografía: Tonino delli Colli. Productora: Coproducción Alemania del Oeste (RFA)-Francia-Italia; Neue Constantin Film / ZDF / Cristaldifilm / Radiotelevisione Italiana / Les Films Ariane / France 3 Cinéma. Reparto: Sean Connery, Christian Slater, F. Murray Abraham, Michael Lonsdale, Valentina Vargas, Ron Perlman, Feodor Chaliapin Jr., William Hickey, Volker Prechtel, Leopoldo Trieste, Helmut Qualtinger, Elya Baskin, Michael Habeck, Urs Althaus, Vernon Dobtcheff, Andrew Birkin.

el nombre de la rosa 3Sinopsis: Siglo XIV. Fray Guillermo de Baskerville (Sean Connery), monje franciscano y antiguo inquisidor, y su inseparable discípulo, el novicio Adso de Melk (Christian Slater), visitan una abadía benedictina, situada en el norte de Italia, para esclarecer la muerte del joven miniaturista Adelmo de Otranto. Durante su estancia, desaparecen misteriosamente otros monjes que después aparecen muertos. 

Opinión Personal: El mundo literario se tambaleó con el debut de Umberto Eco. El nombre de la Rosa fue el título elegido para su primera novela que fue un éxito descomunal de crítica y público. Una novela erudita sobre la literatura, la filosofía y los libros prohibidos pero también una novela sagaz, con mucho suspense y jugando a los acertijos.

Ya sabemos que el mundo del cine y de la literatura no se suelen llevar bien pero en este caso la adaptación fue perfecta. El director hace un gran trabajo y transmite todo el aspecto bizarro, miserable y lúgubre de la edad media. La fotografía también hace mucho, esa abadía que siempre está entre la niebla… la humedad y la frialdad traspasa siempre la pantalla.

Digamos que el guión se sustenta fielmente de la novela pero en su parte más comercial, es decir, la del misterio. Como si de un Sherlock Holmes y un Watson, nuestros dos protagonistas van resolviendo acertijos hasta dar con el asesino. Toda la parte filosofal y toda la parte de erudición que hay mucha en la novela de Umberto Eco, no es que fuera suprimida pero sí puesta en un segundo plano.

el nombre de la rosa 2Cuando una novela es deliciosa la verdad es que no hace falta cambiarla mucho, pero siempre hay casos de mutilación, que se lo digan al pobre de Anthony Burguess que tuvo que ver como su naranja mecánica era cambiada, le cambiaron el final hasta el punto de cambiar por completo la moraleja de la novela, algo que fastidió a Burguess y mucho. Pero Jean Jacques Arnaud, gran director, respeta mucho la novela y se rodea de un elenco de profesionales. Un guión ágil pero sin duda lo mejor es como os decía la fotografía que lo hace creíble y la ambientación, nos meten en el ajo.

el nombre de la rosa 4En cuanto al reparto, pues Sean Connery está majestuoso porque este tipo de papeles le queda como anillo al dedo, como el de los Inmortales, ese tipo de películas donde es una mezcla de galán y de intelectual es lo que más se ajusta incluso a su forma de ser. Su aprendiz es Atso, interpretado por el actor Christian Slater que después de esta película rodada en la RFA se convirtió en un actor juvenil con mucho éxito entre el público femenino. Atso es la inocencia personificada y a la vez, sus ganas de aprender son inmensas y se le plantea un interesante dilema. En las cercanías de la abadía vive una chica interpretada por Valentina Vargas que le descubre a Atso el placer físico pero claro en el otro lado de la balanza está la vida intelectual y de emociones que le proporciona su maestro, tendrá ese dilema durante toda la vida o descubrir el amor y vivir con ella en la miseria o vivir bien y seguir el camino de la erudición.

Pero los habitantes de la abadía también están muy logrados, sobre todo el de Salvatore interpretado por el siempre solvente Ron Pearlman. También está muy logrado como nos presentan los crímenes y como Sean Connery busca el acertijo en cada uno de ellos. Muy en la línea de Agatha Christie y en líneas generales de la novela negra inglesa.

Lo dicho, una película que funciona debido a la pericia de su director que supo mantener la fidelidad de la novela en el guión y no era nada sencillo pues es Umberto Eco un intelectual que no se presta demasiado a adaptaciones cinematográficas. Combinado con una gran fotografía, una estupenda adaptación, una gran banda sonora, buen sentido del ritmo e interpretaciones solventes hacen de esta película que sea inolvidable y una de las mejores películas que se rodó en los ochenta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *