Web de Metal EL TOUR DE SIMPSON – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

EL TOUR DE SIMPSON

by Vpower

Tom Simpson era un ciclista inglés que prometía mucho a finales de los cincuenta e inicios de los sesenta. Empezó ganando alguna etapa en la Vuelta a España y sobre todo era un especialista en la crono y en los mundiales de esta competición siempre brillaba.

Estamos en 1967 y Simpson era uno de los favoritos para llevarse el Tour pero desgraciadamente se hizo famoso por su triste fallecimiento en la edición del Tour. La mañana del 13 de julio del 67 la etapa salía de la ciudad de Marsella. Simpson que era uno de los favoritos, no estaba en las mejores condiciones físicas pues sufría una infección estomacal que le estaba haciendo perder mucho tiempo en la general y como ya dije, venía de muy buenos años y los focos estaban puestos sobre él para luchar por la general.

El calor era asfixiante algo a lo que este corredor nunca se llegó a aclimatar, era más de lluvia y húmedo que de calor sofocante. En las primeras rampas del Mont Ventoux Simpson era superado por corredores que iban de últimos puestos en la general, ese día ganaría la etapa Jan Janssen y el corredor más combativo sería el español Julio Jiménez que dejaron atrás a Simpson en las primeras rampas del mítico Mont Ventoux.

Solo faltaban dos kilómetros para coronar y ya perdía una minutada, Simpson empezó a cabecear y mover la bicicleta de un lado a otro, algo que se hace cuando uno está exhausto y sin fuerzas y pedalea a golpe de riñón y finalmente cayó sobre el asfalto. Todo fue muy rápido pues los ayudantes de su equipo lo socorrieron al momento pues iban detrás de él al ser uno de los favoritos y rápidamente lo subieron a la bicicleta, el mismo Simpson lo pedía a gritos “Put me back on the Bike”, Simpson no era consciente del tiempo que ya había perdido, no tenía ninguna opción ya real de hacer podium en París. Así continuó 500 metros más sufriendo hasta caer de nuevo sobre el asfalto.

De nuevo su equipo se bajó del coche para subirlo a la bicicleta pero Simpson yacía sobre el asfalto inconsciente. Lo evacuaron en helicóptero en pocos minutos y le hicieron la reanimación cardíaca en el acto pero Simpson falleció fulminado nada más caerse por segunda vez de su bicicleta.

La causa del fallecimiento fue insuficiencia cardíaca. Su figura se mitificó durante décadas como el sufrimiento y la épica del ciclismo pero detrás de una historia que simboliza el sufrimiento y el esfuerzo extremo se esconde una historia mucho más oscura.

Con Tom Simpson empezó todo, el dopaje en el ciclismo no pertenece a la ochenta/noventa sino que empezó ya en la época de este corredor británico. La épica y el mártir del ciclismo, Tom Simpson fue durante décadas un símbolo y una especie de Santo para los corredores, su historia se mitificó al máximo. Sin embargo la autopsia reveló que su infarto cardíaco se debió a una ingesta exagerada de anfetaminas.

Antes de que se extendieran los controles antidopaje, las anfetaminas eran lo que se metían los deportistas, no todos, para rendir por encima de sus posibilidades. No solo era algo de los ciclistas o atletas en general, por ejemplo, durante el desembarco para Normandía los soldados americanos se metían anfetas para no tener miedo.

Curiosamente Simpson falleció en el 67 y justo un año antes, se instaló en el Tour de Francia el primer control antidopaje. Ese año de 12 ciclistas que pasaron el control, seis dieron positivo por consumo de anfetaminas. La fuerza de los líderes del pelotón que amenazaban con abandonar la gran vuelta hizo que no se hicieran más controles por el momento pero no solo Simpson se dopaba, eran muchos más. La épica del ciclismo y la lucha contra el dopaje que arrancó ya en los sesenta aunque se hizo popular con el caso Festina y con Amstrong y compañía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *