Web de Metal JESUCRISTO Y EL JUEGO DEL AMOR de Anthony Burguess – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

JESUCRISTO Y EL JUEGO DEL AMOR de Anthony Burguess

by Hombre Rancio

Sinopsis:  “Desde el punto de vista biográfico, todo ha sido dicho de una vez para siempre en los cuatro evangelios. En principio, toda la novela no podría ser más que una reelaboración que apuntara a lo sensacional y procurara demostrar, por ejemplo, que Cristo era en realidad Judas, o que Poncio Pilatos fue el crucificado y Jesús, disfrazado de centurión, quien le atravesó el costado con una lanza”.

Opinión Personal: Como el gran escritor Anthony Burguess solo podía optar por una opción excepcional como él mismo declaró en 1978 cuando presentó su novela, decidió hacer una novela afín a los hechos reales, eso sí, apuntando alguna que otra manera de tesis.

Anthony Burguess para su desgracia siempre pasará a la historia por ser el escritor de la naranja mecánica, Kubrick inmortalizó su novela en forma de película y si lees la novela y la comparas con la película, Kubrick cambió el final y le da otra orientación completamente diferente al pérfil psicológico de Alex, el protagonismo, se cargó la “moraleja” de la novela y fastidió a Burguess, además de que no es su mejor novela, las tiene mucho mejores, esta es una de ellas.

La historia la narra un griego que declara no ser creyente y que vivió aquellos años cruciales para la historia de la humanidad como un mero testigo presencial, al no ser creyente y cuestionarlo absolutamente todo, le da un aire objetivo muy sugerente.

Curiosamente se centra en la concepción de Jesucristo, si la novela tiene 350 páginas, le dedica al menos 100 a sus antecedentes familiares. Gran protagonismo de su madre y de su padre y del milagro de la concepción que le da un aire divertido restándole pomposidad y dramatismo histórico, ese aire angelical y puro es restado con un leve toque de humor inteligente y de rigor histórico para explicar un acto absolutamente milagroso, ese es el gran mérito de Burguess.

También refleja desde conversaciones en taberna entre centuriones romanos y judíos, todos ellos anónimos y utilizando vocablos hebreos (algo que siempre hace Burguess en casi todas sus novelas de ambientación histórica para darle un mayor realismo), pasando por las conversaciones palaciegas del rey Herodes con romanos. Personajes anónimos mezclados con otros personajes históricos con la única idea de dotar a la novela de músculo y realidad, es decir, de poner un transfondo histórico sobrio.

Anthony Burguess le echa un pulso a la historia y se atreve a humanizar la figura de Jesús contando lo que hizo en los años que se le pierde la pista a nivel histórico como es su adolescencia por ejemplo. Burguess nos dice que siguió el mismo oficio que su padre. Que Jesús era un adolescente espabilado con ganas de aprender y que sabía muy en el fondo de su ser que iba a ser llamado para algo grande, en ese sentido le ayuda su primo, Juan el Bautista. Pero sobre todo el autor afirma que Jesús se casó pero que su mujer falleció quedándose este viudo y entrándole sus primeras dudas religiosas.

Atrevido o no, afirmar que Jesús siguió la estela paterna y que mantuvo una magnífica relación con su “progenitor” o que se llegó a casar, lo cierto es que es de las pocas licencias que se toma y no lo afirma esto a la ligera. Simplemente el autor analiza la época y se centra no en la divinidad, sino en el aspecto carnal y humano de Jesús, por lo tanto le hace comparecer ante la vida como un hombre, pero eso sí, con un mensaje revolucionario.

Burguess no se centra en los milagros, es cierto que los narra pero muy por encima y siempre desde el punto de vista del escéptico, no porque dude de la figura de Jesús, sino porque pretende de él crear una figura terrenal o al menos, centrarse en su aspecto más humano con sus dudas incluso.

Tampoco se centra en la crucifixión y la pasión que quizás sea lo más llamativo de la historia donde otros novelistas o en la gran pantalla más se han centrado, él no, pero incluye detalles técnicos de la crucifixión como gran conocedor que es de la historia de Roma y Judea.

Hay grandes personajes que circulan por esta obra. María, la madre de Jesús, no es una beata santurrona sino una mujer de gran carácter, su marido José es un hombre bueno pero tirando hacia la melancolía. En cuanto a los personajes históricos me llama la atención la gran visión que tiene el autor sobre Herodes y su descendencia al que les otorga un papel principal. Pero sobre todo, en cuanto a los apóstoles, su retrato más logrado es el de Judas Iscariote al que dibuja como intelectual atormentado por las dudas, un personaje muy humano. No concede en cambio gran importancia a la figura de Poncio Pilatos que muchos trataron de reflejar en la historia con tormentos por la crucifixión de un inocente, tormentos que seguramente no padeció, es muy cabal la obra de Burguess.

Por encima de la obra de Jesús está su mensaje y es lo que prevalece en la obra, la esencia de Jesús y su mensaje revolucionario de ahí el título de Jesucristo y el juego del amor que explica en las últimas páginas el narrador griego que cuenta la obra.

Se mezclan dos cosas: primero que la historia de Jesús sigue siendo la más increíble de la historia de la humanidad y lo segundo que su mensaje sigue sonando revolucionario a día de hoy: Amar a vuestros enemigos. Su gesta como su mensaje sigue siendo tema de debate apasionado por creyentes y no creyentes y Anthony Burguess, seguramente el mejor autor de lengua inglesa del pasado siglo, hace una obra colosal que tiene sus frutos. Humaniza la figura de Jesús como ningún autor lo hizo jamás, sabe reflejar la época y la incomprensión general por su  mensaje tan chocante incluso entre sus más allegados y por último y no menos logrado: cuenta una historia mil veces ya contada con una pasión renovada que es como si la hiciera nueva.

Esta novela tiene su continuación en la no menos buena El reino de los réprobos que ya reseñé en este mi sacrosanto Blog. Porque Jesús nos dejó pero no nos dejó, él siempre estará con nosotros mientras viva su mensaje y vaya pasando de generación en generación, ese es el tema. El reino de los réprobos es una novela que trata sobre la persecución a los cristianos y los duros tiempos que vivieron los apóstoles para transmitir el mensaje, la misión que les encomendó Jesús pues la misión del hijo del hombre era lanzar un mensaje para que sus hombres lo extendieran por todo el mundo, sin duda alguna, Jesucristo y el juego del amor es una obra maestra.

¿Por qué el juego del amor como título? El mensaje de Jesús es tan revolucionario que para entenderlo Jesús nos lo explica como si fuéramos niños y se tratará de un juego. Ama a tu prójimo y perdona a tus enemigos y obtendrás la recompensa del juego, la eternidad en el cielo. Finalizo mi reseña practicando el juego del amor, le dedico esta reseña a Alba, mi hermana, que es la que me prestó esta novela, te quiero mucho aunque nunca te lo diga.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *