Web de Metal LA ESTRELLA MISTERIOSA – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

LA ESTRELLA MISTERIOSA

by Andoni Bro

La estrella misteriosa es un cómic que recibió halagos y críticas a partes iguales pero lo cierto y los datos están ahí, se convirtió en un éxito comercial. También colaboró a este éxito que en 1957 Belvision adaptó este cómic para hacer una película de dibujos animados.

De nuevo el cómic fue serializado por el diario Le Soir, el periódico francófono belga, el periódico que más vendía pero que también estaba interceptado por los nazis que ejercían su censura. Es una historia sobre progreso y querían rivalizar por el descubrimiento Europa contra Estados Unidos (estos con sucias artimañas). De hecho el Peary que es el barco que persigue al Aurora comandado por el capitán Haddock en la primera edición tiene la bandera de Estados Unidos que finalmente fue sacada y puesta una de un estado inventado.

En 1941 Usa entra en la segunda guerra mundial de la mano de los aliados. Esta es una aventura de un viaje por el mar y Hergé buscó muchos datos sobre barcos para ser lo más realista posible. El Aurora está basado en el RRS William Scoresby. Mientras que el Peary que es el barco que les persigue para hacerse con el aerolito es el RRS Discovery, un barco antártico. El hidroavión se basa en el alemán Arado Ar 196.

Es imposible no pensar en Julio Verne leyendo este cómic. Con esto quiero decir que Hergé trabajaba en un periódico controlado por los nazis y que no podía tocar temas políticos. Así que se decide por una aventura clásica que tiene mucho que ver con las novelas de Julio Verne, que tiene una novela titulada la caza del meteoro que influenció a la estrella misteriosa. En esta novela, Verne recrea una expedición al Atlántico Norte para encontrar un fragmento de meteorito que contenga un nuevo elemento químico, en ambas historias las dos expediciones que van detrás de él, son rivales. Aunque Hergé siempre negó esta influencia pues dijo que solo se leyó una novela de Verne.

Hay un miembro de la expedición científica, el sueco Eric Björgenskjöld que tiene similitud física con una persona que existió como fue Auguste Piccard, que es la inspiración de Hergé para crear el futuro personaje del profesor Tornasol. En cuanto a las viñetas del observatorio, se inspiró en el real observatorio de Bélgica.

Le Soir se convierte en un periódico de propaganda nazi y se llena de artículos antisemitas. Pocos meses después de publicar esta historieta en Bélgica se aprueba una legislación para deportar a los judíos de Bélgica a los campos de concentración nazis.

Hay una escena antisemita que apareció en Le Soir, donde Hergé presenta una noticia escuchada por dos judíos que la comentan, que Hergé acabó por omitir. Hay un malo en este cómic, se trata de Bohlwinkel es quién paga la expedición del Peary y tiene muy malas artes para frenar al Aurora, es el típico cliché antisemita como también lo es el profesor que se vuelve loco, el profeta Philippus que pronostica el fin del mundo y la llegada de una inmensa araña, sueño que se acabará convirtiendo en realidad.

Hergé le restó importancia y tiene razón, era lo que se destilaba por aquel entonces, así era el pensamiento europeo. Hergé creció en una Bélgica, católica, conservadora y de derechas que fue invadida por los Nazis y más conservadora se volvió al igual que antisemita, hay que revisar literatura, películas, programas de radio, periódicos, todos eran antisemitas en esa época y caricaturizaban a los judíos como hombres de negocio avaros y sin escrúpulos. Aunque los tintinólogos creen que el personaje de Bohlwinkel era más una parodia antiestadounidense que judía.

Le dieron palos a Hergé por algo tan inocente, tanto por un bando como por otro, el francés Olivier Mathieu, que era un francés fascista y negacionista del Holocausto dijo que Hergé era simpatizante nazi y antisemita por este cómic, es mentira.

Vamos con curiosidades, como el cameo de los Hernández y Fernández que solo salen en una viñeta y salen acompañados de Quique y Flupi, otros dos personajes creados por Hergé para otra serie. Encontraremos al único amigo del Capitán Haddock que aparece en toda la saga, el capitán Chester, que tiene un ritual cada vez que se encuentra con Haddock, este personaje le mandará un telegrama en las joyas de la castafiore. También de toda la expedición de científicos que viajan en el Aurora, el único que repite es Cantonneau que aparecerá en las siete bolas de cristal.

En 1942 en el mes de mayo, la Estrella misteriosa está preparada para ser editada, una semana después el gobierno ocupado dicta que los judíos tienen que llevar una insignia amarilla en sus ropas y en el mes de julio empiezan las redadas de la Gestapo en los comercios judíos. Hergé no se quiere creer que los judíos sean deportados a un campo de exterminio, esto era una opinión generalizada, tampoco los judíos pensaban que ese sería su fin.

De nuevo Hergé a causa de la guerra vuelve a tener problemas con el papel, se reduce la tira en un tercio y desaparecen los suplementos. Trabajó Hergé para Casterman en un nuevo formato para publicar el cómic. Este fue el primer cómic de Tintín que salió publicado en las míticas 62 páginas y en formato a color, en septiembre del 42 se publicaba el álbum.

Para su reedición en 1952, Hergé introdujo varios cambios. Cambia el nombre de Bumenstein por el de Bohlwinkel, aunque ambos son apellidos judíos. Cambia la bandera de Usa por la de un estado ficticio llamado Sao Rico.

Calys es un profesor tan despistado como soñador pero en el fondo un genio, es el que descubre el aerolito y Tintín le convence para hacer la expedición e ir tras su búsqueda, muchos ven en el profesor Calys al anticipo de Tornasol.

Considero las 10 primeras páginas como una auténtica joya y de lo mejor de Hergé por no decir lo mejor. Es un mundo apocalíptico que recuerda a las novelas de Aldous Huxley. Donde hace un calor sofocante que nadie entiende, explotan debido al calor las ruedas del coche, el alquitrán del asfalto se pega a los zapatos y nadie entiende como hay una estrella que cada vez brilla más y más y parece que crece a ojos vista, hasta hay un profeta anunciando el fin del mundo. Tintín acude al observatorio y allí le anuncian que se acerca un aerolito que va a colisionar contra la tierra provocando el fin del mundo. Pero eso aerolito no llega compacto y acaba en las aguas heladas del antártico. Así que Tintín convence al profesor Calys y será Haddock el que sea el capitán del Aurora para acudir hasta allí para buscar el Calysteno. Este es nuevo mineral que contiene el aerolito que provoca que todo lo que está cerca crezca el triple o el cuádruple. Las primeras páginas son tan angustiosas como apocalípticas.

Pero si el inicio es magistral no así el desarrollo de la historia que pierde un poco de ritmo cuando se embarcan y finaliza con un final demasiado fantasioso, ya dije que es un álbum que tiene entusiastas y detractores a partes iguales.

El capitán Haddock va cobrando enteros y galones en la serie. Del alcoholismo de su primera aparición a ser fanático del Whisky desde un punto de vista cómico como ser presidente de la liga de marineros antialcohólicos (por cierto que en la primera edición le suben unas cajas sin nombre y en posteriores ediciones las cajas que suben al barco mientras Haddock da el discurso de la liga de marineros ya pone whisky). Bien, tiene sus chascarrillos como este comentado o decir que una tempestad es una brisa de nada para él o estar triste porque no queda ni gota de Whisky en la bodega. También muestra su carácter y determinación, eso sí, siempre arrastrado por Tintín, aún así, de momento, gana galones pero sigue siendo un personaje secundario no sería hasta la siguiente historia cuando comparta protagonismo con el reportero.

En el Barco o mejor dicho en la competición nos vamos a encontrar con una competición por hacerse con el hallazgo donde unos dan todo de sí y los otros hacen trampas como no dejarles recargar el depósito en Islandia o como mandar un falso S.O.S. para que se desvíen de la ruta. Así que es una carrera a contrarreloj donde en más de una ocasión se van a ver perdidos y será Tintín el que los ponga en línea para que redoblen esfuerzos.

Las últimas páginas pertenecen al misterio y casi diría que la psicodelia con la noche que pasa Tintín en el aerolito con todas esas cosas que va tirando como una manzana o la araña que había en la caja de galletas que cobran una dimensión estratosférica y de paso hace alusión a las profecías del profeta Philippus, sutil. El caso es que tiene momentos inquietantes y la persecución a contrarreloj tiene momentos divertidos pero sobre todo las primeras diez páginas son apocalípticas. Como curiosidad, una plancha original en blanco y negro de la estrella misteriosa fue vendido en una subasta por 2,5 millones de euros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *