Web de Metal LOS NAZIS EN EL TÍBET – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

LOS NAZIS EN EL TÍBET

by Jordi Thunder

La inquietud de los Nazis por el esoterismo y las leyendas se reflejan hasta en su propia bandera. Una de las expediciones que envió el tercer Reich más “exóticas” fue la liderada por Schäfer que viajó al Tíbet, acompañado por otros tres expertos: Karl Wienert, Bruno Beger, Ernst Krause y Edmund Geer, partieron de Génova en 1938 junto a una escolta de SS.

Llegaron no sin dificultades a la ciudad prohibida de Lhasa, la capital del Tíbet a principios de 1939 que por aquella era independiente de China. Durante dos meses de estancia en la ciudad prohibida con la lucha de la ciudad entre chinos, japoneses e imperio británico allí se instalaron en un difícil contexto político en la ciudad.

Querían establecer un contacto entre el tercer Reich y las autoridades tibetanas para un supuesto suministro de armas pero a parte de ir a armar una posible rebelión contra el gobierno chino, tenían otras motivaciones.

Trabajos de campo recopilando muestras de flora y fauna del Himalaya, explorando su geografía y tomando datos de la población tibetana. El antropólogo de la expedición, Bruno Beger fue el encargado de supervisar las investigaciones en su vertiente racial y ocultista… principal motivo de la expedición.

Pero debido a las tensiones que había en Europa, a punto de estallar una nueva guerra mundial, decidieron volver a Alemania. Berger recopiló muchos datos de cerca de 400 habitantes del Tíbet mientras que Schäfer que era cazador, guardó hasta 300 pieles. A eso se le suma un material fotográfico y textos antiguos tibetanos que se conservan en los archivos Ahnenerbe y que aparecieron en el búnker del Reichtag.

El régimen Nazi siempre tuvo la búsqueda del origen racial y el esoterismo entre sus preocupaciones y en el Tíbet creyeron que iban a buscar el origen de la raza aria, ese fue el motivo de esta expedición a la tierra sagrada de Lhasa.

Ojo, no fueron los únicos que tuvieron esa loca idea, también el gobierno japonés en 1939 inició una expedición al Tíbet con el mismo fin. Volviendo a la historia, Schäffer no tenía ideología nazi pero era un aventurero y decidió unirse a la causa Nazi con el afán de que le patrocinaran sus aventuras, llegó a convencer a Himmler para que apoyara su misión algo de lo que se arrepintió enseguida pues no pudieron probar absolutamente nada sobre esas teorías raciales y aquello solo fue un maratón de caza de unos yupies del régimen Nazi. Himmler les esperó a su llegada de honor con un emblema de las SS en oro y una daga de honor en reconocimiento a su labor cuando se enteró de los resultados de la expedición se sintió muy defraudado con Schäffer pues Himmler creía firmemente en la teoría de que el origen de la raza aria estaba en el Tíbet, el material de Schäffer durmió en un cajón durante muchos años y no fue publicado hasta 1950.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *